Crudivegano, vegano o vegetariano son estilos de alimentación que mucha gente está adoptando en su vida.

Hoy día hay muchísimas razones para dar el gran paso hacia una alimentación libre de productos de origen animal, el asunto es que no hay 1 solo estilo de alimentación a base de vegetales, ¡sino 3! Y algunos de ellos incluso tienen ramificaciones.

primer-paso-para-ser-crudivegano

Entonces es normal estar confundido, pero es menos complicado de lo que parece, ya lo verás a continuación mientras te aclaro todas tus dudas.

Y si en el proceso logro que te enamores de este tipo de alimentación, que es más bien un rejuvenecedor y humilde estilo de vida, ¡ya habré puesto mi granito de arena a la preservación de la vida en nuestro bello planeta! Comencemos.

Principales diferencias entre ser vegetariano, vegano y crudivegano

Ya está claro lo que tienen en común ¿cierto? Ya sea que elijas ser vegetariano, vegano o crudivegano significa que estás dispuesto a renunciar a la idea de comer la carne de cualquier criatura del reino animal, es decir vaquitas, pollo, cerdo, pescado, pato, etc.

crudivegano-no-come-productos-de-origen-animal

Y que adoptarás como base de tu alimentación todo lo de origen vegetal, entiéndase verduras, hortalizas, vegetales, frutas y verdes.

Ahora, en cuanto a las diferencias, estos son los 3 factores que determinan si clasificas en un grupo o en el otro:

1. Alimentos que te permites comer

El estilo vegano es mucho más estricto que el estilo vegetariano en cuando a lo que aceptan para comer.

Siendo vegetariano podrías consumir huevos y lácteos, a pesar de que son derivados del reino animal, ya que no implica comerse a ningún ser vivo. A esta ramificación se le llama “ovolacteovegetariano”.

alimentos-derivados-de-animales

También hay vegetarianos estrictos, que no comen ni huevos ni lácteos, pero comen miel y pueden utilizar colorante carmín para sus postres, ya que son alimentos derivados de insectos y no de animales.

Para un vegano, nada de esto es aceptado. Ni lácteos, ni huevos, ni miel, ni carmín, ni gelatina, ni manteca, y un largo etc. Cualquier cosa que implique aprovecharse de una criatura es un rotundo NO tanto para veganos como para crudiveganos.

parar-y-evitar-comer

2. Valoración de un contexto ético

Los vegetarianos están conscientes del daño que hace la industria alimentaria, y dejan de consumir carnes, rojas o blancas, para que se reduzcan los malos tratos y la matanza de animalitos.

Los veganos y los crudiveganos toman en cuenta esto y van un paso más allá: la industria de cosméticos, la industria de textiles, la industria de joyería, y varias otras hacen uso de productos de origen animal, y todo eso implica una intromisión en el ecosistema animal, en su modo de vida y su desarrollo.

ser-vegano-o-crudivegano

Por lo tanto los veganos y crudiveganos anteponen sus principios éticos y no aceptan ni compran ningún artículo que haya requerido para su fabricación algún material proveniente de animales, mariscos, insectos o de arácnidos, sin importar que sea o no sea para comer.

3. Forma de preparar los alimentos

Los vegetarianos y veganos hacen uso de todas las técnicas existentes para preparar sus alimentos: los comen crudos en ensalada, en batido, los hierven, los sofríen, los hornean o los hacen al microondas ¡Todas las posibilidades están sobre la mesa! (Literal)

Por otro lado, los crudiveganos, como su nombre lo indica, abogan por comer todo crudo, tal como viene de la naturaleza, ya que está comprobado que sólo así se conservan todas las vitaminas, proteínas y demás nutrientes de los alimentos de origen vegetal.

chica-con-alimentación-crudivegana

En resumidas cuentas, así podemos clasificar a estas 3 variantes de alimentación herbívora:

  • Vegetariano: Es aquel que no come carnes (ni blancas ni rojas) pero puede complementar sus alimentos vegetales con algunos productos de origen animal que no impliquen quitarles la vida, como huevos, lácteos o miel.
  • Vegano: Aquel que come de manera exclusiva alimentos provenientes de las plantas, no come carnes animales, ni productos de origen animal, y tampoco acepta artículos no-comestibles que requirieran de animales, insectos o arácnidos (o de sus productos derivados) para su elaboración.
  • Crudivegano: Aquel que sólo consume alimentos procedentes de plantas, al igual que el vegano, pero además de ello sólo se los come crudos.

De las 3 categorías, el crudivegano es la menos conocida, pero yo la considero la más provechosa para la salud y satisfacción a largo plazo.

Por eso me tomaré un par de párrafos más para explicarte por qué es tan beneficiosa, y darte algunos consejos en caso de que quieras emprender el reto crudivegano.

Pero si ante nada quieres aprender un poco más sobre los otros 2 estilos, aquí te dejo otro artículo con definiciones y diferencias entre un vegetariano y un vegano.

¿Qué puede y no puede comer un crudivegano?

Se puede decir que los crudiveganos son quienes tienen las opciones de alimentos más reducidas, porque además de comer sólo de origen vegetal, se limitan a aquellos alimentos que se pueden comer crudos.

Pero eso no quiere decir que tengas menos comidas para preparar o que tus comidas no serán deliciosas.

Lista de alimentos crudiveganos

  • Vegetales y verduras que no necesiten cocción.
  • Hojas verdes de todo tipo.
  • Semillas y frutos secos.
  • Frutas y bayas de todo tipo.
  • Cereales que no necesitan cocción, como avena, cebada y quinoa.
  • Granos germinados.
  • Algas.
  • Hongos.
  • Leches de almendras, de anacardos, de coco.

Alimentos NO crudiveganos

  • Verduras que necesiten cocción.
  • Cereales que necesiten cocción.
  • Granos.
  • Alimentos envasados y procesados.
  • Alimentos refinados o transgénicos.
  • Alimentos provenientes de animales, insectos o arácnidos.
  • Lácteos.

OJO! Comer crudo no significa comer sin preparar

Si te estabas animando por el estilo de vida crudivegano porque creías que te ibas a librar de la cocina, te tengo una mala noticia: aunque los alimentos crudiveganos no se cocinan, sí se preparan muy bien para que sean aptos para el consumo y para que sean digeridos con facilidad, así que igual llevan tanta habilidad, tiempo y amor como se le pone a las recetas de alimentos cocinados.

fruta-procesada-para-crudiveganos

Eso sí, como no tienes que lidiar con fuego y tiempos de cocción. Para llevar a cabo las técnicas de preparación puedes utilizar aparatos automatizados como los robots de cocina de esta guía.

Estos robots de cocina producen variaciones en el sabor y la textura de los alimentos para que puedas crear mayor cantidad de recetas, y también te permiten calentar un poco si no quieres comer tus alimentos fríos.

Lo importante es que no pongas tus alimentos a una temperatura superior a 42°C, pues a partir de allí comienzan a cocinarse.

Estas son algunas técnicas de preparación que puedes utilizar:

  • Remojo.
  • Licuado.
  • Extracción.
  • Fermentación.
  • Deshidratación.

¿Qué recetas crudiveganas se pueden preparar?

Como casi nadie está acostumbrado a basar su alimentación en vegetales, a menudo éstos son subestimados, y se piensa que son pocos los platos que se podrían lograr con vegetales crudos.

Pero hay un secreto que pocos conocen de los vegetales: su sabor y su textura cambian dependiendo de la manera en que los piques y cómo los combines, y si te ayudas de un procesador de alimentos las posibilidades son casi infinitas.

verduras-cortadas-para-alimentación-crudivegana

Estas son algunos tipos de comidas que puedes preparar, con ejemplos de recetas crudiveganas:

Quesos

¿Quién extraña la leche de vaca cuando tienes leche de semillas y frutas? El sabor es delicioso, aportan muchas más vitaminas y sirven para preparar tus propios quesos caseros.

Ejemplos: requesón de almendras y queso de aguacate.

para-preparar-queso-de-aguacate

Para prepararlos te servirá de mucha ayuda si cuentas con una batidora de vaso turbo como éstas.

Rolls y wraps

Adiós al pan árabe o a las tortillas, te sorprenderán los muchos envoltorios para rolls y wraps que puedes sacar de los vegetales.

Y para los rellenos solo tienes que poner a volar la imaginación y combinar vegetales sólidos con salsas o patés.

wrap crudivegano

Ejemplos: Wrap de col rizada rellena con lombarda, pimiento amarillo y rojo, zanahoria, aguacate y hummus crudivegano. Rolls de calabacín rellenos con soja germinada, cebolleta y paté de cacahuates.

Salsas y patés

Uno de los fuertes de la cocina crudivegana. Aderezan de maravilla casi cualquier comida. Para prepararlos te conviene contar con una batidora potente de este estilo.

salsa-crudivegana

Ejemplos: Paté de zanahoria con aceite de oliva, almendras y zumo de limón. Salsa de mangos con tomates maduros, albahaca y cilantro.

Sopas y cremas

Esta es de esas recetas que podrás calentar a unos 40°C para que te caiga como anillo al dedo en invierno. ¡Y son de las más fáciles de preparar!

En una batidora moderna como estas de Cecotec te tomará apenas unos segundos para mezclar todos los ingredientes.

crema-de-verduras

Ejemplos: Sopa de remolacha con manzana, cebolla y jengibre. Crema de calabaza con ajo, pimientos rojos y cilantro.

Batidos y smoothies

Los desayunos crudiveganos por excelencia. Un buen vaso de smoothie con frutas y vegetales te mantiene enérgico y con las defensas resistentes.

ingredientes-verdes-para-el-jugo-detox

Si lo tomas en ayunas sirven para desintoxicar el organismo y limpiar la piel, como te cuento mejor en este artículo sobre los jugos detox.

Ejemplos: Smoothie de remolacha con manzana, zanahoria y jengibre. Batido de pepino con manzanas, perejil, hojas verdes y zumo de limón.

Tartas y dulces

Sin harinas ni azúcares refinados y aún así tan deliciosos como los postres tradicionales.

En vez de meterlos al horno se dejan endurecer en el frío de la nevera. Te beneficiaría tener una batidora amasadora de este estilo para elaborar este tipo de alimentos.

varillas-y-batidora-preparando-masa

Ejemplos: Tarta de limón y chocolate con almendras y coco rallado. Bocados de manzana con limón, cacao y aguacate. Pastel de zanahoria, anacardos y dátiles.

Ensaladas

El plato clásico para todos los vegetarianos, veganos y crudiveganos. Muy buena opción para cenar y para acompañar los almuerzos.

ingredientes-para-ensaladas

Ejemplos: Ensalada de espárragos, aguacate, palmito y cebolla morada. Ensalada de quinoa, aguacate, aceitunas negras y tomate cherry.

Helados

¿Cómo va a ser posible preparar helados sin leche? ¡Fácil! Se sustituye con leche de coco ecológica o leche de anacardos. Nada mejor para saciar los antojos que un helado hecho de pura fruta fresca.

helado-crudivegano

Utiliza moldes para helado como estos para que tengan formas divertidas que les atraigan a tus niños.

Ejemplos: Helado de plátano madurito con cacao y dátiles. Helado de coco con cacao, avellanas y sirope de agave.

Pan, pizza, pasta, arroz

Es verdad, no se trata de estos alimentos como tal, pero hay maneras creativas de preparar ciertos vegetales para que obtengan la misma textura de estas comidas y un sabor muy similar.

calabacín-en-forma-de-pasta
  • El pan crudivegano se puede preparar con semillas de lino y de girasol.
  • La masa de pizza la puedes hacer con almendras molidas o semillas de linaza.
  • La pasta queda deliciosa con tiras de calabacín rallado, y el arroz se logra con coliflor bien picadito.

¿Existen las barritas energéticas crudiveganas?

Las barritas energéticas son muy útiles cuando llevas una alimentación sólo a base de vegetales, ya que con comer un pequeño bocadillo le aportas a tu cuerpo todas las proteínas y calorías necesarias por día, en especial para recuperarse luego del ejercicio.

barritas-energeticas-para-crudivegano

Pero las barritas energéticas son horneadas, es decir, pasan por un proceso de cocción, entonces, ¿no existen barritas energéticas crudiveganas?

¡Sí existen! A pesar de que no suelen ser aptas para la comercialización, puedes hacerlas por tu propia cuenta en casa.

El horno no es la única herramienta para preparar unas barritas energéticas deliciosas y crujientes.

Si utilizas los ingredientes adecuados, puedes lograr el mismo resultado con sólo ponerlas unas cuantas horas en el refrigerador.

Aquí te paso unos consejos:

  • Para la textura crujiente elige ingredientes secos como: almendras, nueces peladas, coco rallado, anacardos tostados, chía, avena, linaza, trigo sarraceno, pistacho, manzana deshidratada, algarroba o pipas de calabaza.
variedad-de-frutos-secos
  • Para el dulzor y para que los ingredientes se peguen unos con otros utiliza frutas blandas y dulces como: dátiles, ciruelas, pasas sultanas, bayas de goji.
  • Para un aroma seductor y para que se adhieran más los ingredientes puedes añadir un poco de aceite de coco y cacao en polvo.
  • El modo de preparación es mezclando todos los ingredientes que hayas escogido en una batidora de vaso o una procesadora de alimentos.
  • La pasta resultante se esparce en un molde, se aplasta con el fondo de otro molde más pequeño, y se mete a la nevera, dejándola enfriar entre 3 y 5 horas.
  • Una vez se haya puesto durita puedes hacer las divisiones en rectángulos y disfrutar de tus barritas energéticas. Si las mantienes en la nevera se conservan durante al menos un mes.
barritas-energeticas-preparadas

Beneficios de la cocina crudivegana

Seguro te estás preguntando si en realidad valdrá la pena hacer todo este trabajo por un par de vitaminas extras. Pero ojalá se tratara sólo de un par…

El proceso de cocinar los vegetales y alimentos de origen vegetal les resta muchísimas propiedades nutricionales esenciales para mantenerte sano y fuerte siendo vegano.

En este estudio sobre las pérdidas de nutrientes mediante la manipulación doméstica de frutas y hortalizas, hecho por la Asociación Española de Dietistas Nutricionistas, se encontró que la cocción afecta al valor nutritivo de las frutas y hortalizas.

Disminuye el contenido de fibra y vitamina C, y las vitaminas más sensibles a las altas temperaturas, como las vitaminas B1, B6 y el ácido fólico, pueden ser por completo destruidas en la cocción doméstica.

botes-de-vitaminas

En cuanto a los aminoácidos esenciales, hasta el 40% de lisina puede ser destruida, lo cual resulta muy grave, porque la lisina es el componente proteico responsable de la formación estructural del colágeno, de restaurar tejidos de piel, músculos y tendones tras el ejercicio, de reducir la grasa en las arterias y muchas otras funciones importantes, y si no obtienes lisina ni por los vegetales ni por las carnes, tu salud se puede ver muy perjudicada.

Fíjate en todos los beneficios que obtendrás si comienzas a seguir un estilo de vida y alimentación crudivegana:

personas-con-estilo-de-vida-crudivegano
  • Los alimentos conservan todas sus enzimas, vitaminas y minerales naturales, y al estar en su presentación más natural el organismo los procesa con mucha facilidad.
  • Va limpiando el organismo de todos los tóxicos provenientes de las grasas malas, alimentos procesados, refinados, gluten y conservantes, varios de los cuales se consideran posibles causantes de cáncer.
  • Permite bajar de peso sin hacer dietas, es decir, no estarás comiendo menos pero sí más saludable. Además, el estómago aprende a no comer en exceso, ya que los alimentos de origen vegetal crudos suelen tener grandes cargas de agua, lo cual llena el estómago con facilidad y aumenta la sensación de saciedad.
bajar-de-peso
  • El aumento en el consumo hídrico también permite una mayor elasticidad para tu piel, facilita la nutrición de tu cabello, y protege tus riñones de infecciones urinarias.
  • Previene las enfermedades cardiovasculares ya que reduce los triglicéridos, elimina el colesterol malo y las grasas trans. Comiendo grasas vegetales se consume sólo la cantidad que el cuerpo necesita y procesa: 10% de las calorías diarias totales.
alimentacion-saludable-para-el-corazon
  • Aporta toda la clorofila que necesita tu organismo para oxigenar y alcalinizar las células, promoviendo con mayor eficiencia la regeneración celular.
  • Favorece el proceso digestivo gracias a la alta ingesta de fibra.
  • Ralentiza el envejecimiento gracias a que los alimentos de origen vegetal tienen una gran carga de antioxidantes.
  • Y de último pero no menos importante, te hace parte del movimiento que protege al reino animal y exige para todas las criaturas el mismo respeto que se ofrece para la vida de los seres humanos.
proteger-a-los-animales-siendo-crudivegano

Cómo comenzar una dieta crudivegana

Pasar de una alimentación con carnes o vegetariana hacia un estilo crudivegano es un paso exigente y que genera muchos cambios en el organismo, por lo tanto no puede hacerse de manera súbita.

Aquí te explico las consideraciones que debes tener para que tus primeros pasos en el estilo de vida crudivegano sean firmes y amenos:

Visita a tu médico nutricionista

No es aconsejable hacer cambios drásticos en tu alimentación sin conocer bien tu tipo de metabolismo, tu necesidad calórica diaria, etc.

Así que visita a tu médico nutricionista o endocrino para que te informe de todo esto.

visitar-al-doctor

Coméntale tu intención de adoptar una dieta crudivegana para que pueda darte sus mejores recomendaciones de acuerdo a tu organismo.

Plantéate un propósito

Bien sea adelgazar, mejorar tus hábitos alimenticios, eliminar toxinas de tu cuerpo, o salvar la vida de los animales; escoge tu propósito, anótalo en un post-it  y pégalo a la nevera, para que no pierdas tu norte y conserves tu voluntad de seguir comiendo sano y crudo aún con el pasar del tiempo.

post-it-hazlo

Hazte seguidor(a) de cuentas que te motiven

Dile adiós a Tasty, Tastemade, Chef Club y demás páginas con recetas que en su gran mayoría no son aptas para el crudiveganismo.

En su lugar hazte seguidor de buenas cuentas sociales con contenido para la vida crudivegana: recetas y tips, que te den ideas frescas para preparar y te motiven a seguir.

mujer-buscando-en-internet

Haz cambios paulatinos

No cambies de golpe todas tus comidas por comidas crudiveganas.

Puedes comenzar cambiando sólo el desayuno, y así vas acostumbrando a tu paladar y conociendo las reacciones de tu cuerpo ante las nuevas recetas.

mujer-comiendo-vegetales

Para ir creando hábitos también puedes añadir siempre al menos 1 plato crudo a cada una de tus comidas, por ejemplo, una ensalada cruda más el almuerzo, y una crema de calabaza para acompañar la cena.

Encuentra tus recetas de transición

Si vas a pasar de ser consumidor de carne a ser crudivegano debes encontrar ciertos alimentos que te sirvan de transición, es decir, recetas que a pesar de ser cocidas utilicen de manera exclusiva ingredientes permitidos dentro del estilo crudivegano.

forma-de-preparar-vegetales-crudos

Por ejemplo, esta receta de champiñones al ajillo, o esta de crema de verduras, y también esta buenísima crema de calabaza crujiente preparada fácil y rápido con un robot de cocina.

Cuenta las calorías

Una vez que empieces a consumir vegetales crudos en la mayoría de tus comidas debes verificar que sigas cubriendo tu necesidad diaria de calorías, la cual está alrededor de los 2000, pero la debes conocer con mayor precisión con ayuda de tu nutricionista.

mujer-pesandose-en-la-bascula

Investiga cuántas calorías te aportan los ingredientes de los platos crudiveganos que quieres preparar, y si no llegan a esta cifra deberás añadir ingredientes con mayor contenido calórico, o comerte una barrita energética crudivegana.

Varía los platos

Aun cuando hayas descubierto tu plato crudivegano favorito, evita comerlo todos los días. El beneficio del estilo de vida crudivegano se halla en la diversidad.

Trata de preparar recetas distintas todos los días y de utilizar ingredientes diferentes para aprovechar al máximo los nutrientes que ofrece la naturaleza.

plato-de-ensalada

Además, siempre es positivo que hagas uso de las frutas y vegetales de temporada, ya que la madre naturaleza sabe cuáles alimentos serán más nutritivos y beneficiosos para ti en cada época del año.

Aprende las mejores mezclas de alimentos

Todos los alimentos de origen vegetal son beneficiosos, pero dejan de ser tan beneficiosos si haces mezclas que a tu estómago le cueste procesar.

Por ejemplo, si mezclas frutas ácidas con frutas dulces. O si comes 2 alimentos con grasas saturadas a la vez. Esto puede ralentizar tu digestión y causarte gases o reflujo.

Investiga e infórmate de las mejores combinaciones de vegetales antes de decidir tu menú, y así estarás feliz mientras te lo comes y también mientras lo digieres.

combinar-bien-las-verduras

Después de leer todo esto ¿qué opinas sobre el estilo de vida crudivegano? ¿Te animas?

Lo importante es que vayas avanzando sin forzarte demasiado, porque de todas maneras, cada mínimo aporte de vegetales crudos que le hagas a tu dieta ya significa un gran avance para tu salud y tu bienestar general, ¡y el de las demás criaturas del planeta! 

crudivegana-cuidando-de-los-animales

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy