Pensábamos que la época dorada para las sillas Tolix había sido en los años 60, pero en realidad es ahora, ¡en pleno siglo 21!

Suena como una locura, ¿verdad? Pero con el auge del estilo vintage este modelo de acero galvanizado ha sido “redescubierto” como una ingeniosa y económica opción para amueblar los espacios, mientras los transformas con una decoración retro como las que están de moda.

sillas-tolix-introducción

¿Qué podría ser mejor para simular un estilo vintage que un modelo de sillas creado en 1934?

A continuación te hablaré un poco más sobre las sillas Tolix y sobre las exclusivas características que las llevaron a ser el nuevo símbolo del vintage industrial.

La silla “A”

Los mismos motivos por los que esta silla se hizo popular en 1960 son los que la están haciendo popular en la modernidad, y el aspecto que tiene mayor peso entre todos es, por supuesto, el material con el que están fabricadas: acero galvanizado.

Xavier Pauchard fue el genio detrás de este millonario invento. En su juventud tenía la profesión de calderero, por lo que pasaba muchas horas de su día atendiendo las calderas de grandes industrias, y fue así como descubrió que se podía recubrir el acero con zinc para protegerlo de la corrosión, lo cual además le aportaba un aspecto brillante al material.

Con la intención de crear y vender calderas galvanizadas fundó los talleres “X Pauchard», sin imaginarse que unos años después transformaría esos talleres en la compañía Tolix, para sacar a la venta su histórico invento: la “Silla A”.

historia-de-las-sillas-tolix

La historia de esta silla está llena de curiosidades que no me alcanza el tiempo para contartelo aquí, pero si quieres conocerla completa puedes encontrarla en esta sección de la página oficial de Tolix.

Las ventajas del acero galvanizado

El modelo de “Silla A” fue ideado por Pauchard en función de cubrir la necesidad de asientos adecuados para los ambientes industriales.

  • La aleación de acero con zinc logró que esta silla fuese tan resistente como ligera, lo cual permitía moverla de un sitio a otro con facilidad
  • Los huequitos en el asiento servían tanto para contrarrestar los charcos de lluvia, en caso de que fuera necesario colocar la silla en exteriores, como también para ofrecer ventilación a los trabajadores que pasarían horas continuas sentados en ellas
  • Por último, el color cromado no sólo combinaba perfecto con la paleta de colores de las fábricas, sino que además resultó ser muy fácil de limpiar y pulir para mantener el brillo.

Como si fuera poco, los gastos para su construcción eran bastante reducidos, por lo que el producto podía ser ofrecido a precios económicos.

Todos estos aspectos resultaron perfectos para los dueños de las fábricas y Pauchard comenzó a recibir constantes pedidos, pero lo que no se imaginaba es que esta silla no sólo resultaría un éxito en las industrias, sino que además fue solicitada para hospitales, parques públicos y oficinas.

Y a partir de la modificación que permitió apilarlas una encima de otra, entonces también fue adquirida para restaurantes, terrazas, tabernas, e incluso para los hogares, donde comenzaron a ser parte del comedor familiar, de los jardines y de las habitaciones infantiles.

ventajas-con-las-sillas-tolix

La silla Tolix en el ambiente de oficina

El único espacio que no adoptó el uso de estas sillas, ni en los 60 ni ahora, fueron las oficinas.

Sentarse frente a un escritorio por horas, para trabajar o estudiar, requiere que se preste especial cuidado a los asuntos de postura, respiración y circulación, y las sillas tolix no tienen el material adecuado o la estructura ergonómica necesarios para cubrir estas necesidades.

Puedes echarle un vistazo a esta guía de cómo decorar tu oficina para que aparente más amplia con consejos enfocados a la comodidad y ergonomía.

Por supuesto, siempre es posible complementar tu silla Tolix con cojines tanto en el asiento como en la espalda para hacerla más cómoda y proporcionada para las actividades de escritorio, pero esto no debe ser más que una solución temporal.

sillas-tolix-en-la-oficina

Por muy bonita que pueda lucir una silla Tolix frente a tu escritorio, te recomiendo con ahínco que optes por algún modelo entre estas sillas ergonómicas adaptables y competentes para trabajar largas horas en tu escritorio. A la larga me lo agradecerás. 

La silla Tolix en la modernidad

En la actualidad hay muchos modelos además de la “Silla A”. La empresa Tolix fue comprada y ampliada en el 2004, conservando su huella clásica pero ofreciendo nuevos diseños para diferentes tipos de espacios y de actividades, como sillas con reposabrazos, banquetas, bancos para dos personas, entre otros.

Esto fue lo que devolvió a la silla Tolix al foco de los diseñadores de interiores, ya que de nuevo se pueden obtener sus características magníficas del acero galvanizado pero con muchos más colores y modelos.

sillas-tolix-en-la-modernidad

La “Silla A” sigue siendo la más solicitada, ya que éste modelo clásico formó parte de muchos hogares a partir de la década de los 60, y por lo tanto es fácil de reconocer y asociar con las temáticas retro.

Es por esto que hoy día esta silla es considerada el símbolo del estilo vintage industrial.

3 ideas para decorar tus espacios con la silla Tolix

Con tan sólo cambiar tus sillas modernas por un grupo de sillas tolix ya le estarás dando un aire antiguo e informal a tus espacios.

Pero si quieres lograr una decoración vintage integral entonces te recomiendo añadir otros objetos antiguos y adaptar tu paleta de colores a los metálicos como: gris, cobre, negro, plateado, dorado y blanco.

Por supuesto, esto no es una regla inquebrantable, depende de la temática que escojas y el sitio a decorar, bien sea un restaurante, café, habitación, terraza o jardín.  

Aquí te dejo 3 buenas ideas para lograr un estilo vintage con sillas Tolix:

Café steampunk

Seguro te suena de algo este estilo, pues es uno de los estilos vintage más interesantes y llamativos.

decoración-steampunk-con-sillas-tolix

Se basa en objetos derivados de las industrias, como máquinas, engranajes, tuberías metálicas, robots, entre otros, pero mezclados con cierta tecnología moderna, como consolas de videojuegos, luces de neón, instrumentos musicales modernos (guitarras eléctricas, teclados), entre otros.

Puedes decorar tu café con estas características, sumado a unas sillas Tolix en color cobre envejecido.

Terraza elegante

Aunque no lo creas, es posible crear un estilo elegante con sillas Tolix.

terraza-elegante-con-las-sillas-tolix

Escoge un color sobrio para tus sillas, como el blanco o el dorado envejecido, compleméntalas con un cojín en tonos café o beiges, y ponlas alrededor de una mesa redonda de cristal, sin mantel pero con unos individuales en beige o en amarillo, y arregla el centro de mesa con un par de candelabros, con sus correspondientes velas.

Si en tu vajilla hay copas de metal, ¡úsalas! Aunque sea para la decoración.

Y para los alrededores te recomiendo un cuadro de Bodegón, una fuente hecha de metal y piedras, o un par de lámparas de pie con los colores beige y dorado envejecido.

Jardín de cuento de hadas

Las sillas tolix combinan de maravilla con la madera, sobre todo si las compras en colores blancos, plateados o verde envejecido.

jardín-vintage-decorado-con-sillas-tolix

Para crear un jardín que parezca el patio de un castillo mágico, rodea tu mesa de madera del jardín con las sillas Tolix, y decora el centro con botellas antiguas o con una lámpara de gas o de aceite.

Para los alrededores puedes añadir una carretilla vieja (mejor aún si plantas flores en ella); una escalera de madera, en la que puedes colocar pequeñas macetas con plantas; una bicicleta vieja pintada con el color de las sillas; y por supuesto una fuente de metal o de madera con piedritas.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy