¿Necesitas reducir la humedad de la casa?

Años de alergias, tos y problemas respiratorios recurrentes que parecían no tener fin se debían a una sola cosa: la humedad de mi apartamento.

Consejos para reducir la humedad de la casa

¡Pero yo no lo sabía! Fue mi otorrino quien ya cansado de medicarme me recomendó comprar un deshumidificador y es lo mejor que me ha pasado.

Tengo más de un año sin alergia, sin goteo pos nasal y sin tos nocturna gracias al deshumidificador que encontré en esta selección de los mejores deshumidificadores.

Además entendí que la alergia es algo más común de lo que se piensa, que hay varios tipos y cómo mantenerla controlada cuando leí estos curiosos datos sobre las alergias.

También entendí que si hay exceso de humedad en el ambiente, tanto que hay formación de moho en las paredes, puedes llegar a desarrollar afecciones respiratorias severas, tal como lo indica este estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Ahora que ya sabes lo dañino de no controlar el nivel de humedad en tu casa, te diré los 5 consejos más útiles (aparte de comprar el deshumidificador) para que mejore tu salud y estilo de vida al reducir la humedad en tus espacios.

Cómo controlar el nivel y reducir la humedad de la casa

Usa bolsas de gel de sílice para reducir la humedad de la casa

Esas bolsitas con bolitas que vienen con los zapatos o maletas pueden absorber hasta el 40% de la humedad del ambiente de tu casa.

Las bolitas de gel de sílice se dejan en los armarios, encima de la mesa de noche, en las gavetas, etc. y por si solas harán su trabajo.

Bolsas de gel de sílice para reducir la humedad de la casa

No necesitarás ni siquiera destapar las bolsitas. Con ubicarlas en estos lugares bastará para disminuir la humedad desde la primera hora de uso.

Muchas de estas bolsas vienen con tarjetas detectoras de humedad.

Trata de comprar una que tenga este elemento para que verifiques la eficacia del gel de sílice.

Puedes ver en esta guía de compra bolsas de gel sílice desecante para el hogar.

Limpia el moho con bórax

El moho es la manifestación más extrema de la humedad. Si no lo eliminas, la proliferación de bacterias terminará dañando la pared, enfermándote y le dará a tu casa una apariencia de casa de terror.

El bórax es la mejor solución a este problema. Se trata de un compuesto cuyo nombre químico es borato de sodio, se diluye en agua con facilidad, no produce ningún tipo de gas dañino ni tiene un nivel de toxicidad alto si lo comparamos con otros productos antimoho. 

Bórax para reducir la humedad de la casa

Por ello, usarlo en casa es 100% seguro siempre que no lo ingieras. De hecho, gran parte de los detergentes comunes de uso diario contienen un porcentaje de bórax en su composición.

Ponte unos guantes, vierte 2 litros de agua en un recipiente junto con una cucharada de bórax y haz que se disuelva.

Con esta solución deberás limpiar la zona mohosa.

Cuando la apliques espera que surta efecto durante unos 40 minutos. Como el bórax inhibe la proliferación del moho, conviene no enjuagar la zona para que el efecto sea más rápido.

Solo pasa un paño seco para que retires los restos de humedad. 

Haz esta limpieza una vez a la semana hasta que desaparezca el moho y para lograr un efecto más rápido puedes ver estos extraordinarios consejos para prevenir el moho en casa.

Nunca tiendas tu ropa dentro de la casa

Si lavas tu ropa y la tiendes en un espacio cerrado o en un área con comunicación a otras habitaciones de tu casa, la humedad que desprenda impregnará el ambiente aumentando el nivel de humedad hasta en un 20%.

La ropa siempre debe secarse en un espacio abierto y ventilado, así la humedad presente en los tejidos podrá circular con libertad y tus prendas de vestir serán menos propensas a oler mal.

Para reducir la humedad de la casa tiende la ropa en espacios abiertos

Ajusta de forma adecuada el calefactor

Mientras más elevado sea el nivel de tu calefactor habrá mayor humedad en el ambiente porque mientras más caliente se encuentre al aire habrá mayor retención de vapor de agua.

Esto sucede más que todo con la calefacción a gas, parafina o estufas pues el vapor de agua que generan al quemar el combustible y no expulsar los gases al exterior es alto.

Si el calefactor quema 1kg de keroseno, el nivel de vapor de agua y humedad aumentará unos 2,50kg y si quema 1kg de gas natural producirá unos 2,25kg.

¿Ves cómo repercute? Entonces ajusta tu calefactor entre los 19 y los 21º y evitarás la alta generación de vapor de agua.

Ajusta el calefactor para reducir la humedad de la casa

También puedes usar calefactores de bajo consumo o radiadores programables para limitar el aumento de temperatura y controlar el apagado.

Cocina siempre con las ollas tapadas

Cada vez que cocinas los alimentos, al estar en contacto con la llama de la estufa, estos emiten vapor de agua.

Hacer esto a diario y 3 veces al día causa un incremento en el nivel de humedad de tu cocina, sobre todo si es una cocina cerrada.

Acostúmbrate a tapar las ollas al cocinar para detener la humedad que desprenden o si te es posible compra una campana extractora.

Son geniales para absorber el vapor de agua sin importar qué tan intenso sea.

Mantén las ollas tapadas para reducir la humedad de la casa

No es tan difícil mantener tu casa con la humedad controlada. Pon en práctica estos consejos y verás cómo mejorará tu salud.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy