¿En qué consiste los tratamientos de ozonización? ¿Por qué es importante tratar el agua? La respuesta es sencilla: para prevenir la aparición de enfermedades hídricas.

Tratar el agua antes de su consumo, ayuda a evitar enfermedades ocasionadas por cualquier agente contaminante presente en ella.

El agua no tratada, puede contener metales pesados (como por ejemplo, hierro, mercurio, níquel) u otros contaminantes tóxicos como pesticidas y productos químicos.

Estos contaminantes, son los principales causantes de enfermedades como la hepatitis A, la gastroenteritis y hasta el cólera.

Tratamientos de ozonización del agua para evitar enfermedades

Para evitar que se produzcan, es necesario contar con un método eficaz para eliminar las bacterias, sin afectar la calidad del agua.

Es seguro que el cloro puede ser lo primero que se te venga a la mente; es un buen desinfectante y elimina las bacterias del agua, pero no tiene el mejor nivel de eficacia en todos los compuestos orgánicos e inorgánicos.

Además, el cloro suele dejar un sabor y aroma fuerte al desinfectar.

Por esa razón, la ozonización es considerado como el método más eficaz para lograr una mayor desinfección (en comparación con el cloro), sin generar cambios negativos en el sabor del agua. Permite eliminar virus, hongos, bacterias y cualquier otro componente resistente al cloro.

Para que puedas conocer más de las ventajas de los tratamientos de ozonización, te contaré de qué trata la ozonización del agua.

¿Para qué sirve la ozonización?

La ozonización es un proceso de oxidación avanzada, que permite oxidar diferentes compuestos orgánicos presentes en el agua no tratada, a través de la generación de radicales de hidroxilo.

La oxidación de los compuestos, es un proceso que se da gracias a la emisión de ozono en forma de gas, que se transforma de manera espontánea en oxígeno.

El ozono ha sido utilizado desde el año 1893 para desinfectar el agua, ofreciendo mayores (y mejores) ventajas en relación con otros métodos de potabilización del agua.

La más importante, es que no desmejora ni altera su sabor ni olor, pero también permite:

  • La desinfección completa del agua (eliminando virus y bacterias).
  • La oxidación de metales pesados como: cianuros, manganeso, hierro, nitratos y sulfuros.
  • La oxidación de detergentes, fenoles, pesticidas y herbicidas.

Muchos de los compuestos que son resistentes al cloro, pueden ser tratados con un generador de ozono, logrando un agua mucho más pura y limpia.

Tratamientos de ozonización del agua

La ozonización se utiliza como método de potabilización industrial, en especial para el tratamiento de aguas residuales, permitiendo su reutilización.

También es posible encontrarlo en el tratamiento de aguas de piscinas o spas.

¿Cómo se logra la ozonización?

La característica más importante acerca del ozono, es que es un gas que no puede almacenarse ni transportarse debido a la rapidez con la que se convierte en oxígeno, por lo que debe producirse al momento.

Para ello, la mejor forma de generarlo, es utilizando un generador de ozono.

Cómo se logran los tratamientos de ozonización

Este dispositivo (también llamado ozonizador) es capaz de producir ozono, a través de tensiones eléctricas.

Lo que hace es unir 3 moléculas de oxígeno, hasta formar el ozono (O3). La tercera molécula de oxígeno, resulta tan inestable, que se une con las partículas contaminantes en el agua, hasta eliminarlas.

Pero no sólo pueden utilizarse para tratar el agua, sino que también permiten tratar el aire.

Hay modelos que cuentan con esta doble función, mientras hay otros que sólo se centran en realizar un solo tipo de desinfección.

Para que conozcas más al respecto, puedes visitar esta comparativa de los mejores ozonizadores domésticos.

Ventajas y desventajas de los tratamientos de ozonización

Como cualquier otro método de potabilización, la ozonización cuenta con ciertas ventajas y desventajas, si se compara con otros tratamientos.

Para mí, la mayor desventaja, es que no se puede almacenar (como por ejemplo, sucede con el cloro) y debe generarse al momento de purificar el agua.

Esto significa que requiere de un generador y de electricidad para tratar el agua.

Además, el ozono puede resultar tóxico, si se produce en grandes cantidades.

Sin embargo, es un método que no altera el sabor del agua y que logra eliminar los compuestos contaminantes en el agua (incluyendo metales pesados) que el cloro no puede eliminar.

Es rápido y sencillo producirlo, sin necesidad de esperar un tiempo determinado para que actúe en el agua.

Ventajas y desventajas de los tratamientos de ozonización del agua

Si bien puede resultar caro (pues requiere de un ozonizador), siempre pueden encontrarse generadores baratos y de buena calidad a la venta y es uno de los mejores tratamientos de ozonización en la actualidad.

Sólo hay que encontrar alguno que se adapte a tu presupuesto y a tus necesidades, para tener agua limpia, pura y libre de agentes contaminantes.


En relación a cómo te puede afectar el agua en la salud, puedes encontrar información interesante en este artículo sobre el agua dura y en esta guía de compra de las mejores jarras filtradoras de agua.

Si te interesa saber más sobre la ozonización puedes visitar este artículo sobre las diferencias entre ozonización e ionización en el aire.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy