¿Cómo hidratar la piel de la cara de manera adecuada?

La piel del rostro es tan delicada y fina, que requiere cuidados continuos para impedir que tu cara luzca opaca y marchita

Saber cómo hidratar la piel de la cara, te ayudará a evitar el envejecimiento celular prematuro, la aparición de arrugas en la piel y a combatir el daño causado por agentes externos como el clima, la contaminación y los rayos solares.

chica-con-el-rostro-radiante

Por ello aquí tienes mis 5 consejos para hidratar la piel de la cara. Si los sigues con constancia, te permitirán lucir un rostro radiante cada día.

Para hidratar la piel de la cara, limpia la piel

La limpieza de la cara es primordial, pues ningún tratamiento surtirá efecto en una piel llena de impurezas. Una rutina básica de limpieza y tonificación 2 veces al día, bastará para mantener la piel limpia y fresca. 

Elige productos con propiedades hidratantes como las leches limpiadoras, o un gel limpiador adecuado para tu tipo de piel. Desmaquilla tu rostro con ayuda de lociones o toallitas.

limpieza-para-hidratar-la-piel-de-la-cara

Lava tu cara para retirar cualquier resto de maquillaje o suciedad. Usa agua templada o fría, ya que el agua caliente reseca la piel. Seca suavemente tu rostro y aplica un tónico libre de alcohol para cerrar los poros y reponer la tonicidad de la piel. 

Puedes hacer que la limpieza diaria de tu rostro sea más efectiva con ayuda de alguno de estos cepillos faciales en esta guía, con excelente relación calidad precio.

Una vez por semana realiza una limpieza más profunda de tu piel, utilizando un exfoliante y el cepillo facial; así eliminaras las células muertas de la piel y fomentarás su regeneración celular.

Usa crema hidratante 

Después de limpiar y tonificar la piel hay que proceder a hidratarla. Aunque las glándulas sebáceas producen una grasa que mantiene la humectación naturalde la piel, es necesario aplicar productos que le ayuden a restaurar la humedad de la piel y a contrarrestar los efectos de factores externos como el sol, la contaminación, el viento, los cambios de temperatura, etc.

Existen estudios que te indican qué tipo de cremas humectantes debes usar, de acuerdo con tu tipo de piel: grasa, seca, mixta, madura, sensible. 

aplicar-crema-hidratante-en-la-cara

Aplica una cantidad suficiente de la crema hidratante, realizando movimientos circulares hacia arriba para activar la circulación y fomentar la firmeza de la piel. Espera que se absorba antes de maquillarte o irte a dormir.

Te invito a visitar este artículo sobre las mejores cremas hidratantes de menos de 25 euros.

En el mercado puedes encontrar cremas hidratantes específicas para el día, que incluyen protector solar y otras para la noche, con aditivos reafirmantes y antioxidantes que contribuyen en el proceso de regeneración celular, así como humectantes para el contorno de los ojos.

Para las pieles grasas, se recomienda usar productos de base acuosa para evitar el brillo.

Aplica una mascarilla

Después de realizar una limpieza profunda, la piel estará mucho más receptiva para hidratación intensa.

Aplica una mascarilla que nutra, hidrate y revitalice tu piel, haciendo que tu rostro se vea más terso y luminoso.

En el mercado puedes encontrar mascarillas nutritivas, exfoliantes, humectantes, reafirmantes y específicas para cada tipo de piel.

aplicar-una-mascarilla-para-hidratar-la-piel-de-la-cara

Pero también puedes hacerte una mascarilla para nutrir e hidratar la piel de la cara, con productos naturales que tienes en casa como huevos, pepino, avena, miel, aguacate, yogur, aloe vera o aceite de oliva.

Una vez elijas el tipo de mascarilla que deseas, aplícala sobre la piel bien limpia y déjala actuar entre 15 y 20 minutos

Retira la mascarilla, aplica el tónico que usas regularmente para cerrar los poros y deja que se seque.

Permite que tu piel respire y absorba los beneficios de la mascarilla, así que evita maquillarte durante las próximas 8 horas.

Bebe mucha agua 

Mantener la piel humectada es un proceso que comienza desde dentro, pues la deshidratación no se debe solamente a factores externos.

Beber abundante agua, unos 8 vasos en promedio durante todo el día, evita que la piel pierda elasticidad y flexibilidad de manera prematura.

Ingerir suficiente agua no sólo favorece la hidratación de piel, además contribuye a la depuración de toxinas del organismo y mejora el tránsito intestinal, entre muchos otros beneficios.

beber-mucha-agua-para-hidratar-la-piel-de-la-cara

No esperes tener sed para tomar agua, ya que la sed es un indicativo de deshidratación. Puedes agregar unas gotas de limón para darle sabor y facilitar su consumo.

Cuando realizas actividad física o te encuentras en un lugar de clima cálido, ingiere un poco más de agua, porque el sudor que se produce durante el ejercicio o con altas temperaturas, hace que tu piel se deshidrate con más rápido. Al aumentar tu consumo diario de agua, verás cómo la piel recupera la elasticidad y luce mejor. 

Incluye vitaminas en tu dieta

Además de tomar agua, es necesario que incluyas nutrientes en tu dieta para optimizar la hidratación interna.

Si tienes más de 50 años, te recomiendo echarle un vistazo a esta guía con la alimentación necesaria para esta edad.

La vitamina C por ejemplo, tiene propiedades antioxidantes, regeneradoras e hidratantes. Ayuda a combatir los radicales libres, disminuye el envejecimiento prematuro de las células, estimula la producción de colágeno, lo que garantiza una mejor hidratación de las células. Entre los alimentos ricos en vitamina C se encuentran: la naranja, el limón, el kiwi, los frutos rojos, las espinacas, el brócoli y frutos secos como las nueces y los pistachos.

La-vitamina-C

La vitamina E ayuda a regenerar la piel y previene los efectos negativos de los rayos ultravioletas, gracias a su poder humectante y antioxidante. Esta vitamina se encuentra en los aceites de oliva, girasol y maíz. También en alimentos como yema de huevo, brócoli, espinacas, espárragos y en frutas como el aguacate, mango y las ciruelas.

La-vitamina-E

El omega 3 es un ácido graso esencial para el cuerpo que tiene propiedades antiinflamatorias, ayuda a mantener bien hidratadas las células y reduce la aparición de arrugas prematuras, gracias a su alto contenido de lípidos beneficiosos. 

Se encuentra en pescados azules como el salmón y las sardinas, en el bacalao, los mariscos, el huevo, aceites vegetales, carnes magras y en otros alimentos como la soja, nueces y las semillas de chía.

El-omega-3

Si sigues estos 5 consejos para hidratar la piel de tu cara, tendrás una sencilla pero efectiva rutina de cuidados, que harán tu piel más flexible y resistente, haciéndote lucir un rostro terso y radiante.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy