Mantener una casa limpia y ordenada es un trabajo arduo, pero cuando se logra se obtienen beneficios de salud, de humor, de tranquilidad en el sueño y muchos otros que hacen que todo valga la pena.

Aún así, el error más común de quienes intentan mantener sus hogares impecables es subestimar esta tarea y confiarla por completo a la memoria.

Créeme, la memoria del ser humano es una de las cosas más frágiles del planeta. Depende por completo de la percepción, y los humanos somos tan pero tan fáciles de distraer

hábitos-de-la-gente-con-casas-limpias-para-copiar

Termina pasando que, después de 2 semanas de haberte propuesto “mantener la casa limpia”, los 10 quehaceres que comenzaste haciendo se han reducido a 2 o 3 al día, porque son los que te acuerdas de hacer al azar.

Por eso hoy vas a dejar de cargar a la memoria con todo este peso y comenzarás a convertir la limpieza en hábitos, de manera que mantener el orden se traduzca en una actividad rutinaria para ti, tan automático como bañarte, comer o revisar el celular.

12 hábitos de la gente con casas limpias (que puedes copiar)

En esta lista están representados tanto los más escrupulosos hábitos de nuestras abuelas amas de casa, como también los hábitos prácticos y tecnológicos de los multifacéticos millennials. Para lograr la perfección hay que tomar en cuenta el aporte de todas las generaciones.

Estos son los principales 12 hábitos que tienen los habitantes de las casas más impecables, y te doy unos tips para tener éxito con cada uno:

1. Utilizan una agenda para llevar la casa

En la página 34 de este “Manual de la casa limpia y ordenada” explican lo útil que resulta tener todas las labores del hogar agendaditas, tanto para cumplirlas con regularidad como para reducir el estrés.

La autora resalta que las tareas de la casa son tan importantes y exigentes como tu trabajo, y por lo tanto también deben ser organizadas por fechas y horarios.

Piensa en los quehaceres como si fueran colegas que solicitan una cita contigo. Debes revisar la agenda, verificar el día y la hora en que puedes atender a cada uno, anotarlo para hacerlo oficial, y comprometerte a cumplir con esa cita de manera responsable.

revisar-la-agenda-como-uno-de-los-hábitos-de-la-gente-con-casas-limpias
  • Si es una actividad que debes hacer varias veces a la semana, trata de que sea a la misma hora cada día.
  • Y si es algo que toca hacer 1 vez a la semana, trata de que sea siempre el mismo día.

Por ejemplo:

  • Barrer el porche: lunes, miércoles y viernes antes de desayunar (alrededor de 6:30 am).
  • Lavar ropa: todos los viernes al llegar del trabajo (alrededor de las 7:00 pm).

También es importante que cada compromiso en tu agenda de limpieza tenga también una hora límite. Antes de anotar cada quehacer, calcula cuánto tiempo debería tomarte si lo haces de manera muy concentrada y eficiente, sin revisar el móvil y sin ponerse a conversar con un familiar o un vecino. Por ejemplo:

  • Comprar víveres: todos los domingos, justo después de desayunar. (De 9:00 a 11:00 am)
comprar-en-el-supermercado

De esta manera te acostumbras a hacerlas en el menor tiempo posible y reduces las posibilidades de procrastinar.

Hay que ver las tareas del hogar como algo que no puedes postergar, pero a lo que le vas a dedicar sólo el tiempo justo y necesario, no más, ya que de otra manera comienzan a consumir el tiempo que necesitas para trabajar, estudiar, compartir con la familia o recrearte.

Cosas importantes para planificar en tu agenda:

  1. El día de hacer la colada.
  2. El día para hacer las compras.
  3. Anotar los días en que vendrán visitas.
  4. Planificar las tareas más esporádicas como: Lavar las cortinas, limpiar las lámparas, pulir los espejos, entre otros.

2. Tienen un sitio para cada cosa

Una de las características de la gente con casas limpias es que aprenden a categorizar los objetos antes de guardarlos, en categorías muy específicas para que todo tenga su lugar, su casita. Como lo llamo yo, guardar los objetos “Por familias”.

todo-guardado-por-familias

En un armario puedes encontrar la familia de las camisas, la familia de los pantalones, la familia de las medias… Pero no deberías encontrar la familia de los tenedores, ni la familia de las llaves, no pertenecen allí.

No es cuestión de racismo entre los objetos. Cada familia debe ser lo más reducida y homogénea posible para que el cerebro haga relaciones fáciles, y te grabas su dirección como rutas invariables, como si fueran las líneas del metro, y así cada vez que acabas de utilizar un objeto vas en automático hasta su cajón, como cuando vienes un viernes del trabajo a la casa.

¿Qué es lo más importante para agrupar los objetos en “familias”?

Los separadores.

Utiliza frascos, cajitas, canastas o separadores para organizar tus cajones, armarios y estanterías. Así, en un cajón de útiles escolares, debería haber un contenedor sólo para lápices, uno sólo con marcadores y un tercero sólo con crayones, y así para cada familia de objetos.

Cosas importantes que deben tener su propio sitio:

  • Instrumentos y materiales de limpieza: Ni en la cocina ni en el baño. De preferencia en el garaje o en un sitio techado del patio, para evitar exponerte a alguna filtración de químicos que cause alergias.
  • Documentos importantes: documentos de propiedad de la casa o el auto, facturas de pagos de impuestos, certificados laborales o educativos, y demás por el estilo. Agrúpalos por familias y protégelos todos en un contenedor impermeable y con fondo plano, como una caja de plástico, o un baúl de madera, para que los documentos no se humedezcan, ni se doblen, ni se arruguen.
archivadores-para-guardar-documentos
  • Libros: Es normal dejar un libro junto a la cama para la lectura antes de dormir, pero el resto debe estar todo en el mismo lugar, de preferencia un lugar que permita ponerlos de manera vertical y agruparlos por familias.
  • Cada tipo de ropa: Organiza la ropa en cestas. Una cesta para la ropa sucia, otra para la ropa recién lavada, y una tercera cesta para esa ropa que ya te pusiste pero que aún no está sucia, ¿esa que siempre está tirada sobre la cama o colgando de la puerta del closet? Sí, esa misma.
cestos-para-organizar-cada-tipo-de-ropa
  • Alimentos: Los alimentos no deberían salir de la cocina o el comedor. Quizás tal vez pueden estar en el jardín, un día de parrillada. Pero existe esa mala costumbre de guardar snacks en la gaveta junto a la cama, y comer en el sofá de la sala. Siempre se cae algo y se van contaminando los espacios en los que te acuestas o te sientas; o te olvidas por semanas de que dejaste algo de comer mal puesto por allí y cuando lo consigues ya se ha creado un ecosistema entero. Evita todo eso guardando los alimentos y comiendo en los espacios adecuados.
  • Desperdicios: Los desperdicios deben depositarse en contenedores con tapa y de preferencia en lugares ventilados. Nunca en las habitaciones. Si eres proactivo con el reciclaje, agrupa familias con tus desperdicios: Los plásticos, los orgánicos, los de papel o cartón…
organizar-y-clasificar-los-desperdicios
  • Juguetes: Al principio era 1 sola muñeca en la repisa de la sala. Ahora es 1 muñeca, 3 coches, 3 piezas de lego (una de la cual pisaste antes de recogerla) y 1 pelota de baseball. Esto ocurre porque a los niños les gusta ver sus juguetes para poder decidir con cual jugar, o le tienen mucho cariño a ciertos juguetes, y les causa nostalgia guardarlos en el oscuro cajón, pero eso no significa que sea justo que tu casa se convierta en un museo de juguetes. Asigna un estante dentro de la habitación de los niños que sea exclusivo para los juguetes, y que esté al alcance de los más pequeños, de manera que todos puedan verlos, escoger en qué lugar del estante quieren ponerlos, y se sientan motivados a devolverlos a su lugar. Si tus niños son optimistas hacia el orden, proponles agrupar los juguetes por familia: un nivel del estante para los carritos, otro para todas las Barbies, otro para los juegos de mesa, etc.
guardar-los-juguetes-de-los-niños

3. Despejan con frecuencia los espacios

Si tu hogar está un poco sobrecargado de objetos y, además, esos objetos están atravesados o puestos de manera descuidada, te irás quedando cada vez con menos espacio para transitar. Y así te preguntas: ¿Por qué cuando estoy en casa me siento tan deprimido/a?

Al reducir el espacio que tienes para moverte vas creando una ilusión de encarcelamiento. Por eso llegas a tu casa y de inmediato te provoca salir corriendo. Y si se agrava, incluso puedes llegar a sentir que te cuesta respirar de forma regular en casa.

desorden-y-cumulo-de-objetos

Si esto te pasa, puede ser tanto psicológico como físico. Del físico te doy más detalles en el punto 4, y el psicológico se evita justo adoptando este 3er hábito: despejar con frecuencia los espacios.

A menudo dejamos los objetos en su lugar pero desordenados. Las sábanas en la cama pero desarregladas, la ropa en el closet pero desdoblada, las ollas en su sitio pero con las más grandes haciendo equilibrio sobre las pequeñas, el cargador en el cajón pero con el cable por fuera, hasta que todo se va volviendo un cúmulo de cosas mal puestas y que ocupan ahora el triple de espacio.

¿Cómo corregirlo?

  • Cada vez que vayas a poner una cosa en su lugar pregúntate: ¿Cuál es la manera más bonita y ahorrativa de guardar este objeto aquí? Y verás que te tomará apenas unos segundos, mientras que arreglar un cúmulo de cosas mal puestas puede tomar hasta horas.

También pasa que un día llega a la casa un objeto “sin lugar”, como por ejemplo un sobre bonito, y lo colocas en un espacio cualquiera, como la mesita de café del recibidor. Después el próximo objeto sin lugar lo colocarás allí también, un par de zarcillos que se le quedaron a tu comadre, y entonces en la mesita habrá ya 2 cosas: el sobre y el par de zarcillos.

objetos-desordenados

El cerebro crea relaciones de manera automática, y continuará llevando todas las cosas sin lugar al mismo lugar, hasta que ya no quepan más cosas y procedas a invadir un espacio diferente, hasta que los cúmulos estén por toda la casa y no puedas reconocer si hay algo útil entre todo lo que contienen.

¿Cómo corregirlo?

  • Cada vez que tengas un objeto “sin lugar”, no lo dejes en un lugar al azar. Selecciona entre tus categorías de familias la que tenga mayor relación con el objeto. Por ejemplo, la familia más cercana para un sobre serían las facturas, así que lo coloco junto a las facturas. Si después llega un segundo sobre que quiero guardar, les hago una separación para su propia familia y ya está.

Aún así, es imposible controlar todos los impulsos acumulativos de nuestro cerebro, así que seguro aparecerá un cúmulo de vez en cuando. No importa. Lo que importa es que te mantengas alerta para descubrirlos y deshacerlos, buscándole casita a las 3 cosas que están en la cómoda antes de que se conviertan en 10 cosas y ya requieran que les dediques mucho tiempo.

Espacios que es importante mantener despejados:

  1. La habitación: Es el lugar para el descanso, donde más cómodo has de sentirte. Dobla las sábanas, dobla la ropa del closet, guarda el maquillaje, pon cada zapato con su par, etc.
  2. La sala de estar: Es el lugar para que la familia se reúna, una buena interacción sólo ocurre en ambientes agradables. Establece un lugar para las llaves, para el correo sin revisar, para las sombrillas, para el bolso o el maletín, entre otros.
  3. El comedor: Un ambiente desordenado produce ansiedad a la hora de comer, por lo que más tarde puedes sentir reflujo, o desórdenes en el apetito. Para despejar el comedor comienza por devolver a su lugar las salsas, los condimentos, las píldoras, los anillos, los relojes, los lentes y demás cositas que vas dejando en la mesa.

4. Usan un purificador de aire

No hay mal más peligroso que aquel que no se anuncia, y justo así trabaja la contaminación del aire. Ocurre que llevabas años respirando aire contaminado en tu casa, o en tu trabajo, y te enteras sólo cuando ya se ha convertido en problemas de salud.

En esta Tesis sobre el Diseño de un sistema purificador para mejorar la calidad de aire en las viviendas de la Universidad UCH de Perú, explican que contrario a lo que creemos: el aire en el interior de las viviendas suele estar más contaminado que el aire del exterior, entre 2 y 5 veces más contaminado, con partículas estancadas de humo, compuestos orgánicos, bacterias, virus, acumulaciones de polvo, moho, y residuos generados por las mascotas, entre otros.

Por eso purificar el aire es una costumbre indispensable que debes copiar para tener una casa higiénica y saludable, y asegurarte de confiarlo sólo a artefactos de las mejores marcas y de calidad sustentada en buenos comentarios y reviews de sus compradores, porque se trata de cuidar tu salud y la de tus seres queridos.

hombre-usando-purificador-de-aire

En esta guía comparativa sobre purificadores de aire te cuento los factores de compra que debes tener en mente para escoger un purificador de aire que cubra todas las necesidades de tu familia, y también algunos consejos de uso.  

Los lugares más importantes para que utilices un purificador de aire:

(Según la Tesis de la UCH, página 32)

  • El dormitorio.
  • La oficina.
  • La cocina.
  • La sala de estar.
  • Todo lugar en el que sepas que hay agentes contaminantes en el aire, por ejemplo, moho en el sótano, lejía en el baño, etc.  

5. Limpian la cocina mientras cocinan

Una estrategia para para lograr hacer todas las tareas del hogar, sin que acaben consumiendo el tiempo que corresponde a tu recreación, es aprender a hacer varias tareas al mismo tiempo, siempre que la ocasión lo permita. La mayoría de los seres humanos tenemos habilidad para la multitarea.

El mejor momento para poner a prueba esas habilidades es mientras cocinas. Aprovecha los momentos en que el plato está dentro del horno, o que el aderezo se está enfriando en el congelador, y ve limpiando con consciencia todo aquello que se haya ensuciado al cocinar, ¡pero sin descuidar lo que estás cocinando!

limpiar-la-cocina-mientras-se-cocina

Mientras cocinas los residuos y manchas aún están frescos, así que podrás limpiar el mesón y los electrodomésticos sin grandes complicaciones. Dejarlo para después, por el contrario, permite que la suciedad y restos de comida se adhieran a las superficies, y se hagan necesarios productos químicos y mayor esfuerzo físico para lograr quitarlos.

Aun así, no importa si quedan algunas cosas sucias en la cocina al irte a comer. Aunque sea poco lo que hayas podido adelantar, significará un ahorro de tiempo cuando regreses para limpiar lo que falta.

En la página 15 de este estudio “Limpieza en el hogar”, de la Fundación Grupo EROSKI, explican la importancia de mantener la cocina limpia y ofrecen trucos para limpiarla a profundidad.

6. Limpian la nevera una vez a la semana

La nevera es el único lugar del cual disponemos para conservar durante mayor tiempo nuestros alimentos, pero si lo dejamos al descuido, se convierte justo en lo contrario: un caldo de cultivo para bacterias.

Cada vez que se abre la nevera entran algunas bacterias que se van depositando en las superficies y en los alimentos. De igual manera, cada alimento tiene su propio tiempo de conservación, y cuando éste se vence comienza a emanar bacterias, hedor y gases naturales del proceso de descomposición.

limpiar-la-nevera-una-vez-a-la-semana

Por eso es tan importante realizar el proceso de limpieza una vez a la semana, como lo dice el estudio “Limpieza en el hogar” de la Fundación Grupo EROSKI, en la página 21. Así evitas que los alimentos se contaminen, y además limpias las bandejas y contenedores con facilidad, antes de que la suciedad haya tenido oportunidad de adherirse.

Consejos para limpiar y mantener limpio tu refrigerador:

  • Evitar la mala costumbre de dejar la nevera abierta mientras piensas qué comer.
  • Guardar todos los alimentos en envases adecuados.
  • Revisar la fecha de caducidad de cada alimento.
revisar-la-fecha-de-caducidad-en-los-envases
  • Preparar la comida teniendo en cuenta los ingredientes que estén más cerca de su fecha de caducidad.

7. Establecen horarios de llenar y vaciar el lavavajillas

Lo primero es aceptar que siempre vas a necesitar usar los platos, no es algo que pueda postergarse para siempre, así que es mejor cogerle cariño a las labores necesarias para tenerlos limpios y en su lugar, disponibles de inmediato cuando llegues hambriento/a del trabajo, o cuando te levantas con prisa a preparar el desayuno.

establecer-horarios-para-el-lavavajillas

La mejor rutina para el uso del lavavajillas

  • Llénalo justo después de la cena, cuando ya se haya cocinado todo lo que se planeaba, y esperar al finalizado del ciclo para vaciarlo, todo antes de irte a dormir. Con esta estrategia tendrás los platos disponibles al levantarte y sentirás que tienes menos motivos de estrés en las ajetreadas mañanas.
mujer-poniendo-el-lavavajillas

Segunda opción para el uso del lavavajillas

  • Si llegas muy agotado/a del trabajo todos los días y sólo comes un cereal o un yogur y te vas a dormir, haz el esfuerzo al menos de llenar el lavavajillas y dejarlo funcionando durante la noche. Tendrás que amoldar tu rutina en las mañanas para disponer de unos 15 minutos para vaciar el lavavajillas. Si tienes poco tiempo puedes inspirarte en el hábito de “limpiar la cocina mientras cocinas” e ir vaciando el lavavajillas mientras vas preparando el desayuno.
guardar-todo-del-lavavajillas

8. Aprovechan la tecnología para agilizar la limpieza

Si por mucho que organizas tus horarios te siguen quedando quehaceres sin hacer, es momento de aceptar que no puedes con todo y que necesitas relegar tareas. No hay razón de sobrecargarse cuando en el mercado hay tantas opciones de asistentes inteligentes para la limpieza del hogar, fáciles de usar y a precios baratos.

robot aspirador se encarga de la tarea de mantener limpio el suelo

Por supuesto, por ahora estos asistentes son capaces de realizar sólo las tareas más sencillas, pero la idea es que les permitas a ellos ocuparse de esas tareas para que tú te dediques a realizar todo lo más complicado que siempre se te quedaba sin hacer.

Tipos de asistente de limpieza más populares:

  • Robots aspiradores: aspiran, barren, friegan y pasan la mopa al suelo.
  • Robots limpiacristales: friegan y pasan la mopa a los cristales, espejos y azulejos.
  • Robots de cortar césped.
  • Robots limpiapiscinas.
  • Asistentes con inteligencia artificial: Se comunican por voz, te sirven como centro de comando para los demás aparatos inteligentes del hogar, te llevan la agenda, hacen búsquedas en internet por ti, escriben los mensajes por ti, entre otros.

Aún hay gente que rechaza el uso de estos electrodomésticos tecnológicos bajo el pretexto de que nunca queda como cuando se hace a mano, pero eso quedó en el pasado. Hace algunos años tenían razón, los robots aún tenían muchos fallos en programación, iban de un lado a otro como autitos chocadores y dejaban el trabajo a medias.

Pero los avances de la tecnología han sido tan drásticos que hoy los robots de limpieza logran la misma precisión que cualquier humano, sobre todo porque puedes encenderlos en modo “turbo” para que apliquen el doble de potencia a sus funciones.

usar-tecnología-para-facilitar-las-tareas-del-hogar

El otro motivo que los hace indispensables para la gente con casas limpias es que son aparatos programables, por lo que puedes configurar que trabajen todos los días a cierta hora, y tendrás una parte de los quehaceres asegurada siempre.

Puedes tomarte un día completo de descanso y de todas maneras se harán las tareas básicas de limpieza, así como también irte de vacaciones y verificar lo que hacen tus robots por las apps del smartphone.

Si te animas a probar con la tecnología para limpiar tu hogar te aconsejo que no hagas ninguna compra impulsiva. Primero échale un vistazo a estas guías comparativas:

+ Guía para comprar el mejor robot aspirador

+ Guía para comprar el mejor robot limpiacristales.

En ellas encontrarás todos los factores de compra que necesitas conocer, los mismos que yo tomé en cuenta para comprar los míos, y así me aseguré de invertir en un robot capaz de cubrir todas las necesidades de mi hogar.

9. Dejan notas para comunicar las cosas importantes

La primera norma para que el trabajo en equipo funcione es la comunicación. Si viven varias personas en casa entonces son varios ocupándose de la limpieza y el orden, por lo tanto deben comunicarse con frecuencia entre todos para que todo se haga (y se haga bien).

Cada uno debe comunicar qué tareas ya se han hecho, qué faenas faltan por hacer, qué aparatos se han descompuesto, qué productos químicos se han acabado, etc.

Es común que cada persona en casa tenga sus propios horarios de entrada y salida, por lo que la única forma eficiente de que puedas comunicarle a todos algún asunto sobre la limpieza es dejándolo en notas públicas.

Instala una pizarra acrílica, aunque sea pequeña, en un espacio común de la casa, de preferencia la cocina o el comedor, para que todos puedan dejar sus aportes y leer los de los demás.

anotar-en-pizarra-acrílica-todo-sobre-las-tareas

«Lunes, 20 de Julio. Vacié el depósito de suciedad del robot aspirador. – Susie»

¿No tienes espacio en las paredes para instalar una pizarra? Entonces utiliza notas adhesivas. Cumplen la misma función para dejar información a la vista de todos, y los colores llamativos harán imposible no prestarles atención.

10. Mantienen una lista de la compra

Seguro te ha pasado que llegas al supermercado y te topas con las cajas de cereal. “¿Me queda cereal?” te preguntas, y como no revisaste la alacena, no hiciste una lista, y tampoco te acuerdas de cuánto cereal tienes, decides llevar otro por si acaso.

Cuando vas a meter tu cereal en la alacena resulta que ya tenías una caja entera nueva y otra olvidada que quedó medio abierta con poquito de cereal restante y ya está comenzando a cultivar moho.

Tener comida acumulada sin necesidad es contraproducente para la limpieza de la casa, ocupando espacio útil y proliferando bacterias cuando ya han pasado su fecha de vencimiento. Las listas de compras son indispensables para evitar esto.

Utiliza las notas adhesivas del punto anterior para escribir allí cada producto que se vaya acabando.

usar-notas-adhesivas-para-hacer-la-compra
  • — Café
  • — Harina
  • — Sal

Así, cuando llegue el día de hacer la compra, sólo tienes que revisar a fondo tu nevera y tu despensa y complementar esa lista que ya llevabas. La arrancas y te la llevas en el bolsillo para el super, ¡junto a una plumilla para tachar!

No olvides hacer constantes revisiones de todos tus alimentos almacenados, y tira todos los que hayan superado su fecha de vencimiento.

Aun cuando parezca que el alimento está en buen estado, recuerda que sale mucho más barato comprarlo de nuevo que pagar las tarifas de la clínica por una intoxicación.

11. Establecen metas para el hogar

La gente con casas limpias no sólo le demuestran cariño al hogar con la limpieza y el orden, también a través de la remodelación y retoque de todos esos espacios que se han visto deteriorados por el paso de los años.

establecer-metas-para-el-hogar

Tu hogar es como tu cargador de baterías, debe estar en óptimas condiciones para que tus niveles de estrés y ansiedad se reduzcan y te prepares con la mayor motivación para el trabajo y el estudio.

Por eso es importante ponerte metas para que tu casa evolucione al mismo ritmo que lo haces tú, renovando su apariencia cada cierto tiempo, suplantando aparatos obsoletos por aparatos nuevos y tecnológicos, pensando proyectos para ampliarla o para recuperar esas habitaciones que has dejado en el olvido a modo de desván, etc.

Metas importantes para el hogar:

  • Día para hacer Feng-Shui: cambia de lugar todos los muebles de la sala, de las habitaciones, o del comedor.
  • Limpiar y retocar las paredes: Si con un trapito húmedo no sale la suciedad, ¡viene siendo hora de un poco de pintura!
limpiar,-pintar-y-renovar-las-paredes
  • Pulir las maderas: Repasa y pule el barniz de las puertas, cómodas, bibliotecas y estantes que se va cayendo con el tiempo y el roce.
  • Reemplazar aparatos obsoletos: Los aparatos nuevos consumen menos tiempo, menos energía eléctrica y requieren menos atención para funcionar, por lo que notarás una gran mejoría en tu calidad de vida si vas reemplazando los aparatos viejos.
  • Cambiar la decoración: Cambiar o añadir una lámpara, un cuadro o una alfombra puede hacer que toda una habitación luzca distinta, rejuvenecida y más agradable.

12. Se turnan las tareas

Limpiar y ordenar es la tarea de TODOS los habitantes de la casa, incluso de los niños si ya tienen edad suficiente para caminar, hablar y comprender labores básicas. Eso sí, siempre debe haber un líder, un cabecilla que pueda organizar a su familia para que trabajen en equipo.

turno-de-tareas-en-casa

Pero eso no significa que el líder deba tener más tareas que los demás. Al contrario, el líder debería tener menos quehaceres, ya que dirigir a un grupo implica trabajos complicados como llevar la agenda, educarlos en la manera correcta de hacer las cosas, supervisar que se lleven a cabo las tareas, y corregir a los miembros del equipo cuando cometen algún error en los quehaceres. Todo eso es una carga de responsabilidad tan grande como realizar los quehaceres.

Si tú eres el cabecilla del orden en tu hogar, aquí te dejo algunos consejos para que todos colaboren en la misma medida:

  • Establece al menos 1 tarea fija para cada uno: Teniendo en cuenta las habilidades y tiempo de cada persona, hazlos propietarios de una tarea en particular. Por ejemplo: Papá se encargará siempre de limpiar la caja de arena, mamá de llenar y vaciar el lavavajillas, el hijo mayor de barrer y el hijo menor de doblar la ropa.
  • Establece tareas por turnos: Algunas tareas pueden ser hechas por todos los miembros de la familia siguiendo turnos. Por ejemplo, aspirar los muebles, los lunes lo hará papá, los miércoles lo hará el hijo mayor, y los viernes el hijo menor.
limpieza-por-turnos-en-la-familia
  • Establece tareas en equipo: Aquellas que puedan hacerse más rápido entre 2 ó 3 personas. Por ejemplo, los 2 niños juntos pueden encargarse de cambiar las sábanas de las camas.
  • Permite el trueque de tareas: Puede que un día algún miembro de la familia no tenga ánimos de realizar la tarea que le corresponda, así que puede consultar entre los demás miembros quién quiere intercambiar tareas durante ese día. Por ejemplo: El hijo mayor se quiere ir el viernes al parque y le pide al menor que haga todas sus tareas, a cambio de que el sábado él se encargará de todas las tareas que corresponden al hijo menor.
  • Un suplente para cada ausencia: Si alguien se enferma o se va de viaje, sus tareas no deben ser abandonadas, sino distribuidas entre el resto del equipo de manera provisional.

Una casa con amor es una casa limpia

No pienses en la limpieza y el orden como obligaciones, sino en demostraciones de amor hacia tu hogar, el sitio que te protege, te ofrece descanso, te permite alimentarte, relacionarte con tus seres queridos, e incluso recrearte y desarrollar proyectos personales.

casa-con-amor-casa-limpia

Mientras más amor le pongas, más sencillo te resultará adoptar estos 12 hábitos, que por experiencia personal te puedo garantizar que son infalibles.

¡No olvides volver y contarme tu experiencia cuando los pongas en práctica!

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy