El filtro HEPA es un sistema de recolección de partículas volátiles de alta eficiencia, que en la mayoría de los casos se utiliza para retirar alérgenos y otros contaminantes perjudiciales presentes en el aire.

Esto incluye polvo, bacterias, esporas de moho, ácaros, virus, polen, malos olores y pelo y caspa de mascotas.

En el hogar sus usos más habituales son en aspiradoras, purificadores de aire y sistemas de climatización. Además también se los emplea en aviones y oficinas, máscaras faciales, aplicaciones biomédicas y otras industrias.

Origen de los filtros HEPA

HEPA es un acrónimo de High Efficiency Particulate Air, que en español significa “Recolector de Partículas de Alta Eficiencia”.

El origen de estos filtros se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando fueron creados como parte del Proyecto Manhattan que desarrolló la primera bomba atómica.

Durante el proceso los científicos diseñaron esta tecnología, capaz de evitar la inhalación de partículas radiactivas peligrosas de hasta 0,3 micras de tamaño.

En la actualidad estos dispositivos permiten capturar y eliminar la gran mayoría de los aerosoles gruesos, finos y nanopartículas presentes en el aire.

En este vídeo puedes visualizar con todo detalle qué es el filtro HEPA, de qué se compone y para qué sirve.


¿Cómo funcionan los filtros HEPA?

Los filtros HEPA están integrados por fibras sintéticas o de vidrio microscópicas de entre 0,5 y 2 micras. Las mismas están entrelazadas en forma de malla y crean un laberinto donde las partículas terminan atrapadas.

La captura se realiza a través de 3 mecanismos diferentes:

  1. Impacto: las partículas más grandes viajan en línea recta, chocan con la malla y quedan cautivas en su interior.
  2. Intercepción: las de tamaño medio que siguen el flujo de aire rozan una fibra y se adhieren a ella.
  3. Difusión: las más pequeñas se dilatan a medida que pasan por el filtro, colisionan con las moléculas de gas y son retenidas.

De esta manera el aire que pasa por su interior vuelve al ambiente limpio.

Para mejores resultados muchos de estos dispositivos se integran con otros filtros de rejilla y de carbón activado, para ofrecer un funcionamiento multicapa que también elimina gases y olores.

En este video encontrarás una explicación más gráfica de su operación combinada:


Clasificación de los filtros HEPA

Para la clasificación de estos filtros se emplea la normativa MERV, cuyas siglas en inglés se traducen como “Reporte de valor mínimo de eficiencia”.

Esta mide la capacidad de retener partículas y dentro de los HEPA distingue 2 tipos:

  • Los H13: que ofrecen una eficacia mayor o igual al 99.95%.
  • Los H14: que ofrecen una eficacia mayor o igual al 99.995%.

Por su parte, los denominados filtros EPA tienen una eficiencia inferior (que varía entre el 85 y el 99.95%) y los ULPA una superior (mayor al 99.999%).

De acuerdo con Medline Plus, el servicio de información en línea provisto por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, estos sistemas pueden ayudar controlar la cantidad de alérgenos circulantes en el aire.


¿Para qué se utilizan los filtros HEPA?

En el campo médico estos dispositivos se emplean para filtrar el aire de quirófanos y salas de hospitales, evitar la propagación de virus y bacterias y prevenir infecciones.

También se los utiliza en aviones comerciales; las industrias farmacéutica, química y alimentaria; y lugares públicos y oficinas, ya que ayudan disminuir los riesgos de contagio de COVID-19 y otras enfermedades virales.

propagación de virus en el ambiente

En el hogar están presentes en aspiradoras, purificadores de aire y sistemas de climatización. Además de absorber patógenos y contaminantes, los filtros HEPA eliminan los malos olores y la humedad de las habitaciones y mejoran la limpieza general del ambiente.

Por ello son ideales para casas con mascotas, niños pequeños y/o personas alérgicas, con asma u otras afecciones respiratorias

Para mantener su eficacia estos dispositivos deben reemplazarse de manera regular por otros nuevos y limpios. En el manual de instrucciones se especifica la vida útil de cada modelo.

Por otro lado, es importante adquirir filtros HEPA certificados, lo que garantiza que cumplan con estándares de calidad.

4 comentarios

  1. Tomas Garcia Maeso
    • Alex Huerta
  2. José
    • Alex Huerta

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy