Los hornos eléctricos se destacan por su facilidad de uso y limpieza, por ofrecer un mejor control del calor y de la temperatura y por ser más seguros que los de gas o leña.

Además tienen una instalación muy sencilla e incluyen prestaciones adicionales que simplifican el trabajo en la cocina, como las funciones de grill, vapor o microondas y el temporizador automático.

Por todas estas ventajas son los más elegidos para uso doméstico en España. Sin embargo, ante la gran cantidad de marcas y productos disponibles en el mercado, elegir el más adecuado no es tan fácil como parece.

Mujer cocinando con horno eléctrico

A menudo recibo consultas sobre qué horno eléctrico conviene comprar y cuáles son los factores más importantes a tener en cuenta antes de decidirse por uno.

Para responder a estas preguntas, armé esta guía detallada que también incluye una sección de preguntas frecuentes para sacarte todas las dudas sobre las distintas clases de hornos.  

Qué debes tener en cuenta antes de adquirir un horno eléctrico

1) El tipo de horno

De acuerdo a su forma de funcionamiento existen diferentes tipos de horno eléctricos. Entre ellos se destacan:

Los hornos convencionales

Son los modelos tradicionales, que calientan los alimentos a través de una serie de resistencias ubicadas en la parte superior e inferior del equipo. Tienen la ventaja de ser muy económicos aunque algo limitados en sus funciones. Como contra la cocción que ofrecen no siempre es homogénea.

Horno convencional con resistenc

Los recomiendo para los que utilizan el horno en forma ocasional y no quieren gastar demasiado.

Los hornos de convección

Poseen ventiladores que generan aire caliente y lo circulan por toda la superficie del horno. Esto permite preparar los alimentos de manera más uniforme, en menos tiempo y a una temperatura constante, lo que ayuda a ahorrar energía.

Sin embargo no son los más indicados para tareas de repostería o para elaborar postres esponjosos, ya que su calor es seco. Para conocer en detalle todas las ventajas y desventajas de estos modelos visita el siguiente artículo sobre el uso de los hornos de convección.

Los hornos multifunción

Estos equipos combinan las funciones de grill y convención en un solo aparato, lo que permite la preparación de distintos tipos de recetas e incluso de 2 platos diferentes a la vez. Además muchos incluyen la opción de calentar los alimentos en forma rápida de manera similar a un microondas.

Horno multifunción

Están disponibles en varios tamaños y gamas de precios, y son ideales para los que cocinan en forma habitual grandes porciones de comida, como por ejemplo pollos enteros.

Los hornos de vapor

Estos hornos cuentan con un depósito que calienta el agua para producir vapor, lo que retiene mejor la humedad. Esto ayuda a conservar las propiedades nutritivas de los alimentos y realzar su sabor.

Son ideales para los que buscan comer más sano, con menos grasa, aunque como desventaja requieren de una inversión inicial mayor.

2) Las dimensiones y el modo de instalación

De acuerdo al tipo de montaje hay hornos empotrables en la pared o de sobremesa. Los primeros tienen la ventaja de que ayudan a economizar espacio aunque su instalación da más trabajo.

Las medidas estándar de un horno eléctrico para una familia de 4 personas son 60 cm de ancho, 45 de alto y 50 de profundidad, con una capacidad de 60 litros.

Horno de gran tamaño

En caso de mayor necesidad opta por un modelo extra grande de 80 litros que permita colocar varias bandejas a la vez. Por su parte, los más pequeños de 20 litros son óptimos para parejas o personas que viven solas.

3) El consumo eléctrico

De acuerdo con el informe sobre “Consumos del Sector Residencial en España” elaborado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), los electrodomésticos son responsables del 19,4% del gasto eléctrico promedio en el hogar.

De ese porcentaje, un 8,3% corresponde a los hornos eléctricos, que consumen entre 0,7 y 2 kWh por hora en función de su potencia.

Para asegurarte de comprar un equipo eficiente, solo tienes que prestar atención a las etiquetas energéticas de la Unión Europea y elegir un modelo de clase A o A+.

fijarse en la etiqueta de eficiencia energética al elegir el mejor horno eléctrico

4) Las funciones incluidas

Algunos hornos eléctricos cuentan con prestaciones adicionales que facilitan las tareas y aumentan las posibilidades de uso. Entre las más buscadas se encuentran:

  • Los programas de descongelación.
  • La función grill, ideal para gratinar los alimentos, dorar tostadas y asar de igual forma que una barbacoa.
  • El temporizador automático.
  • El control de la temperatura.
  • La función para hacer pizza.
  • La freidora de aire, para cocinar con menos grasa.
  • La función microondas, que permite calentar los alimentos con rapidez.
  • La pantalla táctil.
  • La conexión a internet y el control desde una app móvil, que es lo último en hornos inteligentes.

5) La seguridad y la limpieza

Para evitar quemaduras y accidentes en la cocina, busca un horno que ofrezca opciones de seguridad como:

  • Puerta de toque frío.
  • Bloqueo anti niños.
  • Refrigeración interior.
  • Indicador del calor residual.
  • Carro o guías extraíbles, lo que evita tener que tocar la bandeja al sacarla.
Horno con puerta de toque frío

En cuanto a la limpieza, hay 3 tipos de hornos que facilitan esta tarea:

Hornos pirolíticos

Estos equipos descomponen los residuos de comida y grasa mediante el calor. Para ello alcanzan temperaturas de 500° C tras lo cual, una vez que se enfrían, solo hay que retirar los restos de ceniza sobrantes con un paño húmedo.

Si bien su limpieza es muy eficiente, la compra de un horno pirolítico tiene opiniones a favor y en contra, ya que durante este proceso consume mucha energía. Por ello te recomiendo utilizar esta función de forma esporádica.

Hornos catalíticos

Estos aparatos cuentan con paredes interiores rugosas y porosas que absorben la grasa y la destruyen por oxidación durante la cocción por encima de los 200° C.

Son más económicos y consumen menos energía que los anteriores y tienen la ventaja de que la limpieza se realiza durante la propia preparación de los platos.

Limpiando horno

Sin embargo su resultado final no es tan perfecto como el de los hornos pirolíticos, ya que no absorbe el azúcar y requiere de una finalización manual con una bayeta y un lavavajillas.

Hornos hidrolíticos

Estos modelos limpian con vapor de agua. Para ello solo basta colocar 400 ml de agua, unas gotas de lavandina y activar el programa de limpieza, que demora entre 20 y 30 minutos.

Horno con limpieza hidrolítica

Este sistema es el más ecológico y consume muy poca energía, aunque también requiere de una limpieza adicional con una esponja para quitar la grasa sobrante. 

6) El precio del horno eléctrico

Los hornos eléctricos caseros tienen precios que varían entre los 45 y los 1.500 euros en función de los factores ya analizados.

Los convencionales son los más baratos (entre 45 y 250 euros), los de convección tienen un coste intermedio (entre 80 y 350 euros) mientras que el mejor horno de vapor del mercado puede superar los 1.000 euros.

Si necesitas comprar uno, visita esta comparativa de hornos de cocina donde incluyo un análisis a fondo de los 12 mejores hornos eléctricos de este año a la venta en Amazon.


FAQ (Preguntas frecuentes)

Ahora que ya puedes elegir el mejor horno eléctrico, ¿te ha quedado alguna duda sobre el funcionamiento de estos hornos eléctricos? Si es así, espero resolvértela en la siguiente recopilación que hice de preguntas y respuestas más frecuentes entre los usuarios de estos aparatos.

¿Qué es la función de convección en un horno eléctrico?

Esta función indica que el equipo cuenta con ventiladores que generan aire caliente y lo circulan por toda la superficie de cocción. Esto permite preparar los alimentos de maneramás uniforme, en menos tiempo y a una temperatura constante y más baja, lo que ayuda a ahorrar energía.

¿Es mejor un horno eléctrico o de convección?

Cada uno tiene sus pros y sus contras. Los hornos eléctricos convencionales tienen la ventaja de que son más económicos, sirven para todo tipo de alimentos y tienen menos averías.

Por su parte los de convección cocinan más rápido, gastan menos energía y ofrecen una cocción más uniforme. Sin embargo no son los más indicados para tareas de repostería. Para más detalles visita el siguiente artículo.

¿Qué es un horno eléctrico pirolítico?

Es un horno que cuenta con un sistema de limpieza que descompone los residuos de comida y grasa mediante el calor. Para ello alcanza temperaturas de 500° C tras lo cual, una vez que se enfría, solo hay que retirar los restos de ceniza sobrantes con un paño húmedo.

¿Es buena idea comprar un horno eléctrico y microondas en el mismo aparato?

Sí, ya que esto evita tener que gastar en 2 equipos diferentes que ofrecen funciones similares, lo que ayuda a ahorrar espacio en la cocina.

No obstante, si prefieres adquirir este aparato por separado, aquí te dejo una guía detallada de los mejores microondas para comprar y otra comparativa con modelos integrables, encastrables o empotrables.

¿Gasta menos electricidad un horno grande de sobremesa o un horno tradicional encastrable?

Eso depende de la potencia, la capacidad y el tamaño de cada equipo y su eficiencia energética. La forma de instalación no interfiere en el consumo.

¿Cómo debe ser un horno eléctrico para poder asar un pollo?

Para cocinar pollos enteros necesitarás de hornos eléctricos medianos o grandes, de 30 litros en adelante, que alcancen al menos los 200° C de temperatura.

Para mejores resultados busca uno que incluya la función rôtisserie y un pincho giratorio o una bandeja antiadherente. Si necesitas una rustidera para pollo, consulta esta comparativa con los 10 mejores modelos del mercado.

¿Qué debe tener un horno eléctrico para hacer buenas pizzas?

Para hacer pizzas lo ideal es que el horno alcance temperaturas de entre 220 y 400° C y tenga una base refractaria para que la parte de abajo de la masa quede crujiente a medida que se funde la mozzarella. También te recomiendo que sea de acero inoxidable para evitar que se corroa con el paso del tiempo.

¿Qué errores se cometen al comprar un horno eléctrico?

Entre los errores más habituales se encuentran:

  • No calcular el tamaño y la capacidad del equipo en función del espacio disponible en la cocina y las necesidades de uso.
  • Tomar mal las medidas de los modelos encastrables.
  • Elegir un horno sin control de temperatura o con menos grados de calor de los requeridos.
  • No tener en cuenta el consumo y eficiencia energética, y sorprenderse más tarde por el aumento en la factura de luz.
  • Decidirse solo por el precio y no por las prestaciones ofrecidas.
  • Comprar un horno sin opciones de seguridad.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy