Una buena alimentación es fundamental para mantener el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, llenarnos de energía y evitar la aparición de enfermedades. 

Sin embargo, a la hora de buscar comer más sano no solo hay que poner el foco en el menú, ya que los elementos que usamos para cocinar también son vitales en este proceso.

Muchos de estos utensilios cuentan con toxinas que son potencialmente peligrosas, las cuales se filtran en los alimentos durante su preparación.

En especial en el caso de las sartenes, que por estar expuestas a temperaturas elevadas son más susceptibles a liberar metales pesados y sustancias tóxicas que se acumulan en el organismo.

cuál es el mejor material para sartenes saludable

Sin bien sobre este tema hay todo tipo de falsas afirmaciones, mitos o creencias, también hay estudios que demuestran verdades como lo peligroso que es el teflón asociado al PFOA.

Para sacarte todas las dudas al respecto, en este artículo voy a contarte al detalle cuál es la sartén más saludable para cocinar.

¿Qué daño nos hace el teflón?

Durante años para la fabricación de teflón se utilizó ácido perfluorooctanoico, una sustancia más conocida como PFOA que por permanecer mucho tiempo en el cuerpo humano tiene el potencial de ser perjudicial para la salud.

De acuerdo con The American Cancer Society, algunos estudios sugieren posibles vínculos entre la exposición a PFOA y un mayor riesgo de cáncer testicular, de riñón y de tiroides. Por su parte, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) lo clasificó como “posiblemente cancerígeno” basado en diferentes pruebas limitadas en humanos y animales.

Toxina

Sin embargo, el material antiadherente de una sartén no es una fuente importante de exposición a esta sustancia, ya que para que se degrade tiene que superar los 370º C, una temperatura que en raras ocasiones se alcanza al cocinar.

Además en la actualidad ya casi no se utiliza PFOA en la fabricación de teflón, por lo que su uso en condiciones normales se considera seguro.

No obstante, si bien es difícil que un utensilio de cocina cause por sí solo una intoxicación o un daño severo en el organismo, este tipo de sustancias se suman a otros disruptores endocrinos perjudiciales para la salud a los que estamos expuestos en nuestra vida diaria.

Por ello el uso de sartenes no tóxicas es importante para disminuir este daño que puede traer consecuencias a largo plazo.


¿Qué sartén es buena para la salud?

Un utensilio de cocina saludable es aquel que no transmite sustancias dañinas a los alimentos.

Seguro te preguntarás qué tipos de sartenes existen. A continuación te presento a las más populares:

1) Las sartenes de teflón

Se destacan por sus propiedades antiadherentes, su resistencia al calor y a la corrosión y su limpieza sencilla.

Sartén de teflón

Sin embargo tienen la desventaja de que se rayan con facilidad y, por su posible toxicidad, solo se recomienda su uso a temperaturas bajas o medias.

2) Las sartenes de aluminio

Sobresalen por su ligereza, fácil limpieza y precio económico, aunque en general duran menos que las realizadas en otros materiales más resistentes.

Su superficie viene sellada para que el metal no penetre en los alimentos, pero son más propensas a la corrosión con el paso del tiempo.

Las más recomendadas son las hechas en aluminio anodizado o forjado, que son más resistentes y menos porosos.

3) Las sartenes de acero inoxidable

No poseen químicos, tienen un bajo coste y no se oxidan. Además permiten su uso a altas temperaturas sin inconvenientes y cuentan con una superficie sólida que no se desgasta.

Sin embargo no son buenas conductoras del calor, por lo que este no se reparte de manera homogénea por toda la superficie.

Sartén de acero inoxidable

Algunas investigaciones señalan que su uso filtra níquel y cromo en los alimentos durante la cocción, aunque los problemas de salud causados por este material son poco frecuentes.

De todos modos, si piensas en adquirir una te recomiendo las de acero quirúrgico y acero 18/10, que son las más seguras.

4) Las sartenes de cerámica

Son baratas y ofrecen una anti adherencia aceptable, pero se deterioran con rapidez y hay que cambiarlas con frecuencia.

Además hay indicios de que las nanopartículas utilizadas para su fabricación pueden ser tóxicas a largo plazo.

Sartén de cerámica

5) Las sartenes de hierro fundido

Son muy resistentes y soportan bien las altas temperaturas, no desprenden tóxicos y el calor se reparte de manera uniforme por su superficie.

Por ello están entre las más seguras, aunque para utilizarlas es necesario curarlas y requieren de un mayor mantenimiento para evitar que se oxiden. Algunos usuarios también las encuentran un poco pesadas.

Las sartenes de hierro fundido no son antiadherentes. No obstante, una vez que se curan y que se forma el “seasoning”, que es como llaman en Norteamérica a esa capa de grasa que se va formando en la base de la sartén, la calidad de cocción aumenta y ningún alimento se quedará pegado.

Y aunque el hierro no es un material que conduzca bien el calor, si es eficiente para alcanzar temperaturas más elevadas que las que alcanzan otras sartenes y para retener esta temperatura. Por ello, nunca debes utilizar la temperatura máxima al cocinar con una sartén de hierro fundido.

Además, son sartenes muy usadas para la cocción a la plancha y como su construcción es de una pieza, no tendrás problemas para llevarlas al horno y cocinar cualquier receta.

Mientras que el lavado no puede ser más sencillo. Solo la lavas con agua caliente y un poco de jabón al terminar de cocinar y listo; ni siquiera tendrás que pasarle una esponja, pues esto podría deteriorar su capa.

Eso sí, para evitar su oxidación, después del lavado debes secarla y rociar un poco de aceite para cubrir toda su base y así mantener esta capa de grasa que hace las veces de antiadherente.

6) Las sartenes de titanio

Se distinguen por su gran poder antiadherente, por lo que no es necesario agregar una gran cantidad de aceite para cocinar. Esto ayuda a comer más sano.

También ofrecen un calor uniforme por toda la superficie y una mayor durabilidad que las hechas con teflón o cerámica, aunque como contra son un poco más caras.

Si no sabes cómo se cura una sartén antiadherente, estos modelos tienen la ventaja de que no necesitan pasar por este proceso para utilizarlas.

Sartén de titanio

7) Otras sartenes peligrosas

De acuerdo con el servicio informativo MedlinePlus producido por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, los utensilios de cocina hechos de plomo y cobre están asociados con enfermedades, ya que se filtran con más facilidad en los alimentos y pueden causar una intoxicación. Por ello es importante evitar las sartenes fabricadas con estos materiales.


En definitiva, ¿cuál es la sartén más saludable?

A la hora de elegir una sartén saludable busca una que sea libre de PFOA y BPA, sin metales pesados y sin nanotecnología.

Desde mi punto de vista las de titanio son la mejor elección, seguidas por las de hierro fundido.

Para más seguridad puedes optar por sartenes que no tengan un revestimiento antiadherente, aunque su uso requiere de práctica y conocimiento para que los alimentos no se peguen.

En este vídeo explican el peligro de los tóxicos en los utensilios que utilizamos para cocinar y cómo nos puede afectar a la salud el hacer la comida en sartenes hechos con materiales nocivos.


Consejos para un uso más seguro de las sartenes

Además de prestar atención al mejor material para sartenes, sigue estas recomendaciones para un empleo más saludable de tus sartenes de cocina.

  • Evita el fuego alto y los calentamientos bruscos. Lo mejor es cocinar siempre a temperatura media o baja para no quemar los alimentos.
  • Elige el tamaño de fuego adecuado para tu sartén, sin que este sobrepase su base.
  • Sustituye las sartenes astilladas o rayadas, ya que esto facilita la filtración de toxinas.
  • No utilices la sartén para asar alimentos. Para ello emplea parrillas o barbacoas de gas.
  • No coloques la sartén vacía en el fuego. Siempre pon un poco de grasa o líquido.
  • Emplea cucharas y espátulas de silicona o madera para mover los alimentos, que no dañan o rayan la base de la sartén. Por el contrario, evita los de plástico y los de metal.
Utensilio de madera y sartén
  • No descuides la cocción, ya que dejar quemar el aceite o la sartén vacía es perjudicial para sus materiales.
  • Lava tu sartén tras casa uso para eliminar los restos de suciedad. Para ello evita el empleo de lavavajillas y de sustancias corrosivas ya que deterioran su anti adherencia.
  • Si vas a guardar tus sartenes apiladas, coloca un protector de fieltro o silicona entre ellas para que no se dañen.

Ahora que ya sabes cuáles son las sartenes más saludables, puedes comprar o renovar la que tienes por una de estas de titanio, y si tu cocina es de inducción búscala entre esta selección de sartenes para inducción antiadherentes.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy