Diferencias entre un calentador eléctrico instantáneo y un termo eléctrico elmejor10

Diferencias entre un calentador eléctrico instantáneo y un termo eléctrico

Si buscas un sistema para calentar el agua de tu casa sin un suministro de gas, tienes 2 grandes opciones: el termo eléctrico o el calentador eléctrico instantáneo. Ambas alternativas son muy fiables, poseen un montaje sencillo y requieren de corriente para funcionar.

Usar un calentador eléctrico instantáneo o un termo eléctrico va a depender de la función que quieres que haga ya que, aunque para ambos el objetivo es ofrecerte agua caliente, difieren en el modo de trabajo, la capacidad, la disponibilidad del agua, el tamaño, el consumo y el precio. Por eso cada modelo se recomienda para distintas necesidades de uso. 

Termo eléctrico instantáneo o calentador eléctrico con depósito: ¿cuál comprar?

Para saber cuál comprar debes tener muy claro estos puntos:

  • El calentador eléctrico instantáneo ofrece agua caliente ilimitada e inmediata. En cambio el termo eléctrico depende del tamaño del depósito.
  • El calentador eléctrico instantáneo es más pequeño, ligero y fácil de instalar que uno con depósito, pero para que funcione la distancia con el servicio no debe ser muy grande. 
  • El termo eléctrico normal soporta un mayor caudal de agua, es más resistente y requiere de menos mantenimiento.

En definitiva, el calentador eléctrico instantáneo es ideal para espacios con un uso de agua no muy elevado y por períodos cortos de tiempo, como por ejemplo viviendas pequeñas o zonas específicas como una ducha, fregadero o lavabo ubicado en un baño de servicio o en el garaje. Por las mismas razones también lo recomiendo para segundas residencias, fábricas, baños, edificios de oficinas o negocios donde el empleo no es intensivo.

En cambio un termo eléctrico con depósito es mejor para uso doméstico en viviendas de mediana capacidad, donde se requiere de una mayor demanda. Además es una buena opción para ambientes en los que hay una gran distancia entre el calentador y el servicio.

A continuación voy a explicarte de forma detallada la diferencia entre calentador eléctrico instantáneo y termo eléctrico para que puedas elegir el más adecuado para tu hogar.

Las 6 diferencias entre el calentador eléctrico instantáneo y el termo eléctrico con depósito

Estas son las diferencias entre ambos calentadores de agua eléctricos: cómo funcionan, su tamaño, su instalación, su depósito de agua, el mantenimiento, su consumo y el precio.

1) El modo de funcionamiento

El termo eléctrico cuenta con un tanque en cuyo interior se caliente el agua por medio de una resistencia. De esta manera funciona por acumulación y su capacidad es limitada al tamaño del depósito, que varía de acuerdo al modelo, pero en promedio ronda los 80 litros. Cuando esta cantidad se consume es necesario esperar a que el equipo se cargue otra vez y alcance la temperatura deseada para que el agua esté otra vez disponible.

Por su parte, el calentador eléctrico instantáneo posee un sistema de resistencias que calientan el agua cuando esta pasa por su circuito interno. Al no tener un tanque no requiere de precalentamiento y su suministro es inmediato e ilimitado.

2) El tamaño y la instalación

Al tener un tanque el termo eléctrico es más grande y necesita de un mayor espacio para su montaje. Además, debido al peso, se recomienda instalarlo en paredes de obra resistentes.

En cambio el calentador eléctrico instantáneo tiene un tamaño reducido y se puede colocar incluso sobre tabiques y paredes de pladur sin problemas. Otra ventaja es que no requiere de huecos para la ventilación.

Sin embargo para que el calentador instantáneo funcione de forma correcta hay que instalarlo a no más de 8 metros del servicio, mientras que el termo eléctrico acepta distancias mayores.

3) La capacidad

El termo eléctrico trabaja con una mayor demanda de agua, sin importar la capacidad.

En cambio el calentador instantáneo solo cubre caudales pequeños y es sensible a la presión, por eso está indicado para espacios con una necesidad baja de uso y por períodos cortos de tiempo.

4) El consumo eléctrico

El calentador de agua sin tanque o termo instantáneo no requiere precalentamiento y solo gasta electricidad cuando se le da uso, por lo que ofrece una mayor eficiencia energética que uno de acumulación. Sin embargo precisa de una potencia elevada (unos 8 kW en promedio) y cables de alimentación más gruesos para funcionar. Además algunos modelos utilizan energía trifásica de 380/400 V, que no está disponible en todas las viviendas.

Consumo de calentador eléctrico

Por su parte el termo eléctrico puede estar enchufado de forma continua o ser programable. El primero es ideal para familias grandes o lugares donde se necesita agua caliente durante todo el día, mientras que el segundo es el más indicado para parejas o personas que viven solas, trabajan y solo están en la casa por las noches.

En este artículo encontrarás más detalles sobre qué modelo elegir en cada caso. Además, si el gasto energético este es un tema que te preocupa, consulta esta guía con consejos para ahorrar con un termo eléctrico.

5) El mantenimiento y la vida útil

Debido a su menor tamaño el calentador eléctrico instantáneo es más vulnerable al agua dura. Por ello requiere de un mayor mantenimiento y limpieza para evitar que los minerales se acumulen en su interior y lo erosionen. Sin embargo al no estar todo el tiempo en funcionamiento sus piezas tienen un menor desgaste que las de un termo eléctrico.

En general, en zonas de agua dura el termo eléctrico tiene menos frecuencia de reemplazo, mientras que en las de agua blanda es el calentador eléctrico instantáneo el que suele conservarse por más tiempo.

Es difícil definir cuál de los 2 tipos de termos eléctricos tiene una mayor vida útil, ya que esto depende de muchos factores. En promedio ambos equipos duran entre 8 y 12 años, pero el tiempo puede acortarse a 5 o alargarse a 15 años en función del tipo de uso, el lugar de instalación, los materiales de fabricación, los cuidados y el tratamiento del agua.

6) El precio

El precio de los calentadores instantáneos varía entre 80 y 350 euros, mientras que los precios en los termos de agua caliente tradicionales hay modelos a partir de 100 y los de mayor capacidad rondan los 400 euros.

Si bien en general los instantáneos son un poco más económicos, al haber opciones para todos los presupuestos la diferencia entre calentador y termo eléctrico en este aspecto no es definitoria.


Ahora que ya sabes las diferencias entre un calentador eléctrico instantáneo y un termo eléctrico, y también sabes cuál elegir, da el siguiente paso con estas guías de compra sobre los mejores termos eléctricos o los mejores calentadores eléctricos instantáneos para encontrar el modelo adecuado a tus necesidades.

Eso sí: si te decidiste por un equipo sin depósito o calentador de agua instantáneo, échale un vistazo a este artículo donde explico los principales factores a tener en cuenta para escoger un calentador eléctrico instantáneo, y no equivocarte en el intento de compra.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy