Proteger a los niños del sol es muy importante, no basta con aplicarles protector solar sino que también debes proteger sus ojos de los rayos UV, y eso solo lo lograrás con gafas de sol infantiles.

A diferencia de las gafas de sol comunes, estas son más pequeñas y cuentan con una cinta de neopreno para adaptarse a la cabeza de tu pequeño, evitando que se caigan mientras juega.

En este post te mostraré 5 modelos de gafas de sol geniales para que los niños usen y que te encantarán:

Gafas de sol bebé Kiddus PREMIUM

Gafas-de-sol-bebé-Kiddus-PREMIUM-corazon

Estas gafas de sol infantiles se diferencian de otras en que el puente de la nariz está hecho de silicona suave, un material que le brindará comodidad a tu pequeño y no lo molestará. Además, al ser gafas de categoría 4 le darán una protección superior a la luz en días muy soleados.

Son aptas para ser usadas por niños y niñas entre los 0 y 24 meses, con un tamaño de cabeza entre 37 y 49 cm.

Los compradores de estas gafas señalan que al ser polarizadas le brindan al niño una vista más clara, eliminando los reflejos de la luz.

Los cuidados que debes tener con ellas, para que duren por más tiempo, es guardarlas en la funda que incluyen cuando tu hijo no las esté usando, así evitarás que se rayen los cristales.

Ver en Amazon.es

Kiddus Gafas de sol para bebés niños y niñas

Kiddus-Gafas-de-sol-para-bebés-niños-y-niñas

Lo que más me gusta de estas gafas de sol es que les brindan a los niños una excelente protección del 100% de los rayos UV. Son categoría 3, la más utilizada y que bloquea hasta un 92% de la luz.   

Pueden ser usadas por niños y niñas hasta los 2 años de edad, de un tamaño de cabeza entre los 37 y 52 cm.

Los compradores señalan que son bastante suaves y que se ajustan muy bien a la cabeza del pequeño.

Para una mayor duración, aparte de guardarlas en la funda cuando tu hijo no las use, debes limpiar de manera regular las correas de velcro en los laterales con un cepillo de dientes.

Ver en Amazon.es

Gafas de sol para bebés KIDZBANZ®

Gafas-de-sol-para-bebés-KIDZBANZ®

La característica que hace destacar a estas gafas de sol para niños es su variedad de modelos. Cuenta con 16 diseños diferentes para escoger; desde unicolores, como azul o blanco, hasta diseño de camuflaje o de lunares. 

Estas gafas son aptas para niños y niñas, entre los 2 y 5 años de edad. Sus usuarios indican que son muy cómodas, al estar hechas de silicón en el puente de la nariz y de neopreno suave en su correa.

Entre los cuidados que debes tener con ellas están el no guardarlas mojadas, limpiar los cristales con una lanilla de microfibra y mantenerlas en una funda protectora cuando no se utilicen.

Ver en Amazon.es

Gafas de sol para niños de 0 a 2 años Baby Banz

Gafas-de-sol-para-niños-Baby-Banz

Lo que diferencia a este modelo de gafas de otros es la forma ovalada de sus cristales, que se ajusta mejor a los ojos de tu bebé. Su montura es rígida y resistente, pero su correa de neopreno es flexible para mayor comodidad.

Son ideales para niños y niñas entre 0 y 2 años de edad, con un tamaño de cabeza entre 43 y 52 cm.

Tienen buenas opiniones de sus compradores, quienes señalan que les brinda a los niños una vista muy clara y que son muy fáciles de colocar.

Para mantenerlas como el primer día debes limpiar el cierre de velcro cada semana con un cepillo de dientes, limpiar los cristales con una lanilla de microfibras y guardarlas en un estuche porta lentes mientras no se utilicen.

Ver en Amazon.es

Gafas de sol infantil niña y niño 2-6 años Kiddus

Gafas-de-sol-infantil-niña-y-niño-Kiddus

Si tuviera que usar una palabra para describir a estas gafas de sol diría que son resistentes; la montura está hecha de goma flexible que evitará que puedan llegar a romperse. Además, cuenta con banda elástica ajustable y extraíble para mayor comodidad  

Son indicadas para niños y niñas entre los 2 y 6 años de edad. Sus usuarios comentan que son de buena calidad y brindan a los niños una muy buena protección de los rayos UV.  

En cuanto a los cuidados que debes tener con ellas, pues bastará con limpiar sus cristales con una lanilla y guardarlas en una funda o estuche protector cuando no se usen.

Ver en Amazon.es


Hay que proteger bien la piel del sol, y más en los niños que la tienen más delicada. No te pierdas estas guías y consejos:

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy