¿Quieres proteger tu piel del sol sin aplicar químicos en ella? entonces debes considerar hacer tu propio protector solar casero con ingredientes naturales.

A continuación te mostraré 3 recetas muy sencillas de hacer paso a paso, para que puedes realizar tú mismo/a el protector solar en casa; así tendrás la seguridad de que no estas exponiendo tu piel a ningún químico o fármaco desconocido.

Peligros de un protector solar casero

Aunque es una solución natural, sin químicos añadidos, ten presente que un protector solar casero no puede garantizar la misma protección que un protector solar comercial.

Los productos naturales pueden ayudar a cuidar la piel, hidratándola o protegiéndola de inflamaciones, pero no es lo mismo que un producto que bloquea la luz ultravioleta y que va a preservarte

Este artículo explica al detalle porqué no puedes confiar en un protector solar casero.

Si vas a estar expuesta al sol fuerte, usa un protector solar certificado. Nuria te ha preparado la comparativa de los mejores protectores solares, con información para escoger el más adecuado para tu piel.

Protector solar de aloe vera

Protección-solar_Aloe-vera

La primera receta lleva como ingrediente estrella el áloe vera (también conocido como sábila), que tiene propiedades hidratantes y de regeneración celular, por lo que agregarlo al protector solar no solo te ayudará a evitar los efectos del sol sino que también suavizará tu piel.

Para hacerlo necesitas de: 6 cucharadas de áloe vera, 1/2 taza de aceite de coco, 2 cucharadas pequeñas de cera de abejas, 3 cápsulas de vitamina E, 5 cucharadas de óxido de zinc en polvo y el aceite esencial de tu preferencia (puede ser coco, lavanda, sándalo, entre otros). 

El paso a paso es el siguiente:

  • Comienza por pasar los cristales de áloe vera por la licuadora hasta que tomen una forma líquida. Si usas áloe vera en gel para la receta puedes omitir este paso. 
  • En un recipiente al baño maría coloca el aceite de coco y la cera de abeja hasta que se fundan, remueve de manera constante.  
  • Retira del fuego y agrega la vitamina E y unas gotas del aceite esencial que hayas elegido, mezcla hasta que se unan los ingredientes.
  • En otro recipiente coloca el aloe vera y mézclalo con el óxido de zinc para después verterlo en el recipiente donde están los demás ingredientes. Debes revolver hasta formar una mezcla homogénea.
  • Agrégalo en un recipiente con tapa y déjalo reposar por lo menos 1 hora, hasta que tome una contextura firme y estará listo para usarse. 

Protector solar de aceite de oliva

protección-solar aceite de oliva

La segunda receta que te mostraré lleva aceite de oliva, ideal para brindarle elasticidad a la piel y luchar contra el envejecimiento prematuro de la misma, una de las consecuencias de la exposición prolongada a los rayos UV.     

Los ingredientes que necesitarás son los siguientes: ½ taza de aceite de oliva, 2 cucharaditas de cera de abejas, 3 cucharadas de óxido de zinc en polvo y unas gotas del aceite esencial que más te guste.   

La preparación comienza así:

  • Coloca en un recipiente al baño maría el aceite de coco y la cera de abejas, remueve hasta que se fundan y retíralos del fuego. 
  • Agrega el óxido de zinc y el aceite esencial a tu gusto, mezcla los ingredientes hasta que se unan y se forme una pasta.
  • Ahora solo colócalo en un recipiente con tapa y déjalo reposar por 1 hora antes de usarlo.

Protector solar de zanahoria y coco

Protección-solar_zanahoria y coco

La última receta contiene zanahoria y coco, 2 ingredientes que le aportarán beneficios interesantes a tu piel. La zanahoria previene la aparición de arrugas y disminuye el enrojecimiento en la piel, mientras que el coco mantiene la piel humectada y ayuda a combatir enfermedades como la psoriasis y la dermatitis.

Los ingredientes que requieres para hacer este protector son: ½ taza de aceite de coco, 2 cucharadas de cera de abejas, 1 cucharadita de polvo de zanahoria, 3 cucharadas de óxido de zinc y unas gotas del aceite esencial de tu preferencia. 

Para preparar el polvo de zanahoria debes seguir los siguientes pasos:

  • Lava y pela 1 zanahoria, para después picarla en rodajas muy finas.
  • Coloca la zanahoria en una bandeja e introdúcela en el horno a la menor temperatura posible (nunca superando los 90°C). No cierres del todo la puerta del horno para evitar que aumente más la temperatura.
  • Deja secarse la zanahoria por 1 hora y luego sácala del horno.
  • Cuando esté fría, pásala por el procesador de alimentos hasta que se vuelva un polvo fino.   

Ya teniendo listo el polvo de zanahoria puedes realizar el protector solar y estos son los pasos para hacerlo:

  • Derrite al baño maría la cera de abejas y el aceite de coco, removiendo hasta que se unan.
  • Retira el recipiente del fuego y agrega el polvo de zanahoria, el óxido de zinc y el aceite esencial. Mezcla hasta que se hayan integrado todos los ingredientes.
  • Vierte en un recipiente con tapa y déjalo reposar por 1 hora antes de usar.

Como te habrás podido dar cuenta, todas las recetas llevan óxido de zinc y cera de abejas.

  • El primero es el ingrediente que le dará el valor del FPS (Factor de Protección Solar) al protector casero: cada cucharada de óxido de zinc equivale a un FPS de 10. Por ejemplo; si quieres preparar un protector de un FPS 50 solo debes agregar 5 cucharadas a la receta.   
  • Por otro lado, la cera de abejas le aporta al protector la resistencia al agua, algo muy útil ya que te permitirá usarlo mientras nadas.

Ambos ingredientes los puedes conseguir en farmacias, tiendas naturistas y tiendas online como Amazon.

chica-mirando-productos-online

Si te interesa cuidar y proteger tu piel al máximo del sol, no te pierdas estos artículos:

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy