Soy un amante de la vida al aire libre y me gusta pasar el tiempo con familiares y amigos en contacto con la naturaleza.

Durante estas salidas es habitual que lleve el hornillo de gas portátil que compré recientemente, para preparar alimentos de forma rápida y sencilla sin depender de una conexión eléctrica. En ocasiones también encendemos una pequeña fogata para calentarnos durante la noche y compartimos una bebida mientras charlamos, cantamos con una guitarra y nos contamos historias.

Sin embargo por las restricciones que hay en el país es importante saber en qué lugares y en qué épocas del año está permitido hacer un fuego o cocinar en el campo a cielo abierto.

De acuerdo con Greenpeace, España es uno de los países de la Unión Europea más afectados por los incendios forestales, un problema que amenaza con intensificarse debido a los efectos del cambio climático.

En más del 96% de estos casos el fuego es ocasionado por el ser humano, por lo que es necesario tomar conciencia de sus riesgos y extremar las precauciones.

¿Cuándo no se puede cocinar o prender fuego al aire libre?

Si bien la legislación varía de una comunidad autónoma a otra, en España está prohibido prender fuego o cocinar en terrenos forestales, montes o zonas recreativas durante todo el verano.

Esto se debe a que en esta época del año, al aumentar las temperaturas y bajar la humedad relativa del aire, el riesgo de incendios es mucho mayor.

En la mayoría de los casos las restricciones se extienden desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre. En algunas zonas las prohibiciones incluso son superiores y se prolongan desde mediados de marzo hasta octubre.

prohibido hacer fuego

Durante este período tampoco se pueden quemar residuos o restos de poda y de aprovechamientos forestales, agrícolas o de jardinería sin autorización. Además es ilegal el uso de materiales inflamables y explosivos, lanzar cohetes y fuegos artificiales y el depósito de basura fuera de los contenedores habilitados.

Las multas por incumplimientos oscilan entre los 100 y los 1.000 euros en casos de infracciones leves, entre 1.000 y 100.000 en los graves y entre 100.000 y 1.000.000 en los muy graves.


¿Puedo cocinar en mi jardín, terraza o balcón?

En cuanto a las áreas urbanas, las limitaciones para hacer fuego o prender una barbacoa dependen de la cercanía con los terrenos forestales. Por ejemplo en la comunidad de Madrid, si vives a menos de 50 metros de uno, es necesario informar con un día de antelación a la Dirección General de Emergencias, ya sea por teléfono o vía mail.

Esta medida busca evitar falsas alarmas de incendio que substraen recursos humanos y materiales de otras zonas sensibles.

Fuera de la temporada de primavera y verano puedes cocinar en cualquier terreno forestal que esté habilitado para tal fin. También puedes utilizar tu hornillo de gas portátil en el jardín de tu casa, en el balcón o en la terraza, siempre y cuando no sea una molestia para los vecinos.

Barbacoa en jardín

De acuerdo con la Ley de Propiedad Horizontal de España, a un propietario de un piso o local no le está permitido “desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”.

Por ello si vives en una comunidad asegúrate de que su uso no esté prohibido en el reglamento, coloca tu infiernillo en un espacio que no sea inoportuno para los demás o utiliza para cocinar una de estas barbacoas sin humo.


¿Cómo prevenir los incendios forestales?

Si vas a realizar actividades al aire libre, sigue los siguientes consejos:

1) Respeta las prohibiciones

No hagas fuego en épocas del año o zonas donde está vedado. También evita los días con altas temperaturas o con vientos fuertes, ya que hay más riesgos de que este pierda el control y se propague.

En caso de encender leña o carbón, hazlo de manera adecuada sin utilizar combustibles y no la dejes sin supervisión en ningún momento.

2) No dejes residuos peligrosos

Antes de irte del lugar comprueba que las brasas estén frías y apagadas por completo, junta todos los residuos y tíralos en un lugar seguro.

Recuerda que los objetos de vidrio, los papeles y las botellas de plástico actúan como combustible. Además evita fumar en zonas forestales y no arrojes cerillas, colillas o cigarros al suelo, ya que el viento puede transportarlos y activarlos.

Cigarro en el pasto

3) Actúa con rapidez

Frente a un incendio forestal, la velocidad de reacción es vital para evitar su propagación. Siempre que salgas de excursión lleva un móvil y, en caso de descubrir uno, llama de inmediato al teléfono de emergencias 112.  

A continuación dirígete a una zona clara en donde el fuego no pueda alcanzarte. Para ello muévete por las áreas laterales más desprovistas de vegetación y siempre en sentido contrario a la dirección del viento. Si vas en coche, cierra las ventanillas mientras te alejas del lugar.

Niños escapando de incendio

4) Evita el uso de vehículos y maquinarias de riesgo

En bosques o campos deja tu vehículo estacionado en aparcamientos habilitados o en áreas libres de pasto, ya que el contacto de los matorrales con el tubo de escape puede generar un incendio.

De igual modo, durante las épocas del año de mayor riesgo (primavera y verano), evita el uso de motosierras, desbrozadoras de gasolina, cortasetos, cosechadoras u otras maquinarias que puedan provocar chispas en zonas forestales.


¿Es legal acampar en España?

La acampada libre está prohibida en la mayor parte del país, incluidos los Parques Nacionales, y quienes lo hagan sin autorización se exponen a multas que llegan hasta los 6.000 euros.

Sin embargo hay municipios que ofrecen espacios para una “asentada controlada”, en los que solo es necesario pedir una autorización al ayuntamiento o pagar una pequeña suma simbólica.

También hay zonas en las que está permitido realizar montañismo y pernoctar en tiendas por encima de los 1.500 o 2.000 metros de altura, o hacer vivac, una práctica que consiste en dormir al raso sin instalar ni montar ningún tipo de estructura.

No obstante, en estos lugares es común la prohibición de encender fuego, por lo que te aconsejo comunicarte con cada ayuntamiento para consultar la normativa vigente antes de iniciar cualquier aventura.  


Si al final puedes hacer fuego al aire libre para cocinar en la época y la comunidad en la que te encuentres, podrás disfrutar de una comida solo o en compañía en la naturaleza gracias a las cocinas portátiles y sus imprescindibles accesorios; eso sí, siempre con responsabilidad y cuidado con las llamas.

En caso contrario, otra alternativa son estas fiambreras eléctricas portátiles, que te calienta comida ya preparada en unos minutos y muchos de ellos se conectan al mechero del coche. Es una buena opción también para pasar el día fuera de casa y lejos de la ciudad.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy