Los hornos y campanas para ahumar alimentos son ideales para preparar carnes, pescados, embutidos, quesos y vegetales con el sabor único que les da el humo de la madera

Estos equipos tienen la ventaja de que son muy fáciles de usar y se venden a precios accesibles. Sin embargo, debido a los distintos tamaños y opciones disponibles, elegir el más adecuado no es tan simple como parece. 

Para ello hay que tener en cuenta varios factores, como la cantidad de comida que se quiere elaborar, el espacio en la casa para almacenarlo, los materiales de fabricación y el tipo de ahumado que ofrecen.

Para sacarte todas las dudas armé esta guía de compra que además, incluye una sección de preguntas frecuentes.

Qué debes tener en cuenta antes de comprar un ahumador de alimentos

1) El tipo de ahumador

De acuerdo a su forma de funcionamiento hay distintas clases de ahumadores. Entre las principales se encuentran:

Las pistolas ahumadoras

Son las más pequeñas y económicas. Operan con pilas y su tamaño compacto permite transportarlas y guardarlas con facilidad. Ofrecen un ahumado en frío para alimentos ya cocinados y a menudo necesitan una campana para evitar el olor a humo en toda la casa.

Te las recomiendo si buscas algo práctico y barato para ahumar platos en forma esporádica en solo 5 minutos.

elegir un buen ahumador de alimentos o pistola ahumadora

Los ahumadores a carbón

Los hay verticales y horizontales y permiten el ahumado tanto en frío como en caliente. Tienen un coste medio y además sirven como parrilla.

Sin embargo consumen bastante madera y hay que estar pendientes de su uso para controlar la temperatura. Por sus características son ideales para utilizar en exteriores.

Horno ahumador de carbón

Los ahumadores eléctricos y a gas

Son fáciles de usar y tienen la ventaja de que permiten la programación de la temperatura y el tiempo de ahumado, por lo que no hay que estar pendientes de la preparación.

Poseen encendido automático y son aptos para ahumado en frío y en caliente. Además generan mucho humo con poca madera, lo que ayuda a ahorrar en insumos.

En definitiva, son perfectos para usos intensivos en el hogar, aunque como contra requieren de una inversión inicial mayor.

Horno ahumador eléctrico

Las ollas ahumadoras

Son equipos que funcionan con todo tipo de fuegos y sirven para ahumar y cocinar los alimentos al mismo tiempo.

No tienen una gran capacidad pero tienen la ventaja de que ofrecen las 2 funciones en un solo aparato.

Los recipientes espirales

Funcionan como accesorios de hornos y barbacoas y sirven para ahumar piezas pequeñas en frío. Se destacan por ofrecer tiempos de preparación largos por un bajo coste.

Si ya tienes alguno de estos equipos son un buen complemento para ampliar sus funciones.

Rejilla ahumadora

2) Los materiales de fabricación

Si bien hay ahumadores de metal, ladrillo y cerámica de buena calidad, te recomiendo los de acero inoxidable que ofrecen una larga vida útil y no se corroen con el tiempo.

Además este material permite aprovechar el calor de manera homogénea, no altera el gusto de los alimentos y facilita la limpieza.

Ahumador de acero inoxidable

En cuanto a la campana para ahumar, la mayoría están hechas de un vidrio resistente a todo tipo de temperaturas e incluyen una válvula de inyección de silicona que permite la entrada de humo sin tener que levantarlas.

3) Las funciones y accesorios incluidos

En general los ahumadores de alimentos vienen con prestaciones y elementos extra que facilitan su uso. Entre los principales se encuentran:

  • El termómetro para controlar la temperatura.
  • El temporizador para programar el tiempo de ahumado.
  • Ruedas para facilitar su traslado.
  • Accesorios como bandejas para la grasa, cepillos de limpieza, guantes para no quemarse, campanas para que no salga el humo, filtros de recambio, ganchos para colgar la comida, fundas de protección y bolsas de madera, chips o serrín para usar como combustible.
Ganchos para colgar los alimentos

4) La clase de ahumado

Existen 2 tipos de ahumados, el frío y el caliente. Debes conocer el que vas a utilizar para elegir el ahumador adecuado.

Ahumado en caliente

Esta técnica además de ahumar cocina los alimentos, para lo cual alcanza temperaturas de entre 70 y 110º C. Por ello es la más utilizada para preparar carnes. Como ventaja los tiempos de ahumado son menores y el humo se produce en la misma cámara de combustión.

Ahumado en caliente

Ahumado en frío

Se utiliza para darles sabor a los alimentos sin cocinarlos. En este caso la temperatura no supera los 30° C y el fuego se coloca lejos de los comestibles o se produce en una cámara separada.

Este método se utiliza para hacer salmones, bacalao y otros pescados que requieren de tiempos de ahumado más prolongados. Además, si no sabes cómo ahumar el queso, el realizado en frío evita que se derrita.

Ahumado en frío

Algunos equipos son aptos para las 2 funciones mientras que otros solo sirven para una de ellas. Tenlo en cuenta a la hora de elegir.

5) El precio del ahumador de alimentos

Estos aparatos tienen costes muy diversos en función de los factores ya analizados.

Por ejemplo, una pistola ahumadora de alimentos ronda entre los 35 y los 50 euros, mientras que un horno eléctrico o a carbón con esta prestación varía entre los 150 y los 600 euros.

Pistola ahumadora

Si me preguntas dónde comprar un ahumador de alimentos a buen precio te aconsejo mirar en Amazon, ya que ofrece una amplia variedad de modelos y tiene una política de garantía y devolución muy conveniente en caso de no quedes satisfecho con el producto.

Eso sí, no te pierdas esta comparativa de los 9 mejores ahumadores a la venta donde, además de un análisis profundo de cada equipo cuidadosamente seleccionado, incluyo recomendaciones de compra para cada tipo de uso.


Ahora que ya sabes elegir un buen ahumador de alimentos para cocinar en casa, no te pierdas estos consejos y trucos imprescindibles que debes conocer para que puedas darle ese toque ahumado profesional a tus platos.


FAQ (Preguntas frecuentes)

Si aún tienes dudas sobre estos aparatos de ahumado en la cocina, aquí te muestro una recopilación de preguntas frecuentes de usuarios y las respuestas.

¿Qué es y para qué sirve un ahumador de alimentos?

El ahumador de alimentos es un aparato que se utiliza para exponer comestibles, condimentos y bebidas al humo generado por maderas libres de resina. Este proceso mejora su conservación y les da un sabor, color y textura característicos.

¿Cómo se hace el ahumado de los alimentos?

Para ahumar se quema madera, ya sea en trozos, chips o serrín, y se expone a los alimentos al humo que desprenden por un determinado período de tiempo en función del tipo de plato y método de preparación.

¿Qué es el ahumado en caliente?

Es un tipo de ahumado que, además de exponer los alimentos al humo de la madera para darles sabor, los cocina durante el proceso. Por ello alcanza temperaturas de entre 70 y 110º C.

¿Cómo se hace al ahumado en frío?

En este caso la combustión de la madera se realiza en una cámara separada y el humo no supera los 30° C para que los alimentos no se cocinen, sino que solo se busca aromatizarlos o mejorar su preservación. En general requiere de tiempos de ahumado más prolongados, de varias horas e incluso días.

¿Qué accesorios para ahumar la comida son imprescindibles?

Los más necesarios son el termómetro para controlar la temperatura, el temporizador para programar el tiempo de ahumado, las ruedas para su fácil traslado, la bandeja recoge grasa, los cepillos de limpieza, la campana para que no salga el humo, los ganchos para colgar la comida, la funda de protección y las bolsas de madera, chips o serrín para usar como combustible.

¿Qué tipo de maderas son las mejores para ahumar los alimentos?

Para obtener sabores fuertes e intensos las mejores son las de roble, mezquite y nogal. En cambio para aromas más suaves te recomiendo las de manzano, cerezo, ciruelo, aliso, cedro y arce.

Las de haya, pacana y whisky aportan un gusto medio que se adapta bien a toda clase de platos, mientras que el olivo ofrece un sabor mediterráneo. En tanto, las de eucaliptus, ciprés y pino son las menos aconsejadas por su consistencia blanda.

Para encender la madera puedes utilizar sopletes de cocina, que además sirven para asar, fundir, caramelizar, flambear y aromatizar platos, postres y cócteles. También lo considero un imprescindible en toda cocina donde guste preparar buena comida.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy