Cómo tostar el pan de manera adecuada elmejor10

Cómo tostar el pan sin quemarlo y en su punto

Tostar el pan puede parecer un proceso muy sencillo hasta que se te quema en el centro y los bordes quedan blanditos, tanto como si no lo hubieses tostado.

Esto me pasó muchas veces pero con el tiempo fui cogiendo el truco y ahora hago unas tostadas dignas de chef.

Y para que no desperdicies pan ni obligues a tu familia a comer unas tostadas horribles voy a compartirte los trucos que me han servido al tostar el pan con mi tostadora.

1) Asegúrate de que el pan es adecuado a tu tostadora

Lo primero que debes ver es que el grosor de las rebanadas de pan se adapten a las ranuras de tu tostadora.

Lo común es que cada rebanada de pan tenga un grosor de media pulgada y mida 10 x 10 cm.

Sin embargo, esta medida es propia de los panes de molde de grandes marcas como Bimbo, por ejemplo, y va bien para la mayoría de marcas de tostadoras.

tostando pan de molde en la tostadora

Pero si has comprado una barra de pan de molde artesanal o de otras marcas cuyas rebanadas son más gruesas y más grandes te recomiendo 2 trucos:

  • Aplanarlas con tus manos para adelgazarlas un poco antes de meterlas a la tostadora.
  • Cortar las orillas para evitar que estas choquen con las bobinas de calor y se quemen.

La idea es que compres panes cuyas rebanadas se adapten a las ranuras de tu tostadora para que no tengas el trabajo de estarlas cortando y aplanando.

Pero si ya tienes el pan con rebanadas más grandes en casa o te gusta más el sabor de determinadas marcas puedes aplicar ambos trucos para que no haya problemas en el tostado.

Ahora si tienes una tostadora con ranuras profundas y anchas que te permitan tostar rebanadas gruesas no habrá problema.

En el mercado puedes hallar modelos con ranuras de hasta 3.2 cm de ancho por 26 cm de largo.

En estas entran rebanadas de pan de medidas estándar y te puedes dar el lujo de tostar rebanadas que hayas cortado tú mismo en casa.

Mi tostadora tiene justo estas medidas y suelo tostar rebanadas de pan de pueblo que corto yo misma, así que quedan con el grosor que me gusta.

2) No descuides la tostadora

Me pasaba muchas veces que tostaba 2 panes, los sacaba de la tostadora, metía 2 más a tostar y estos se me quemaban.

mujer poniendo un pan tostado en un plato

Esto sucede porque la mayoría de las tostadoras funcionan con una pieza calefactora.

Las primeras 2 tostadas tardan un poco más en tostarse mientras se calienta el elemento pero cuando metes de inmediato 2 rebanadas más, la pieza calefactora ya está caliente y esto acelera el tostado.

Y aunque los panes “salten” del tostador al finalizar el tiempo programado,  recuerda que la mitad queda todavía dentro del aparato y esta es la parte que se quema.

Así que si vas a tostar varias rebanadas de forma seguida te sugiero no descuidar la tostadora, ya que el tostado será más rápido que el primero debido al calor residual.

3) Ajusta la temperatura según el tipo de pan y la consistencia deseada

No todos los panes se tuestan al mismo nivel de temperatura, por ello, es necesario que la ajustes según el tipo de pan.

Hay tostadoras que vienen con escalas del 1 al 6 o del 1 al 8, todo depende de la marca.

Esta escala indica un orden ascendente de temperatura, por lo que el número 1 sería el nivel menos tostado y el número 8 sería el nivel más intenso de tueste.

pan dentro de una tostadora

El pan negro se tuesta con más rapidez si lo comparamos con el pan blanco, por ejemplo. Y ni hablar del pan de pueblo que por su consistencia y tipo de miga más densa requiere un tostado en niveles altos de potencia. Así que según el tipo de pan que vayas a tostar, debes tener en cuenta un nivel de tostado diferente.

No puedo darte datos exactos acerca de los niveles de temperatura que corresponden a cada nivel porque cada marca tiene configuraciones distintas.

Pero te cuento que mi tostadora con 6 niveles funciona así:

  • Nivel 1 y 2: Deja el pan con un tostado dorado claro y la consistencia permanece esponjosa y suave. Por ello, lo uso para tostar el pan negro, blanco, el pan nube y el pan integral; sobre todo este último, ya que al tener más fibra los niveles más altos de tostado lo dejan muy áspero y reseco.
  • Nivel 2 y 3: El pan queda con un tono dorado intenso y con consistencia crujiente, así que lo uso para aquellas rebanadas más gruesas o para panes como el Brioche.
  •  Nivel 4 y 6: Deja el pan bastante oscuro “casi quemado” y con una consistencia mucho más crujiente que el anterior. Por ello, lo uso para los panes más gruesos y más densos de miga.

Mi recomendación es que revises el manual de usuario de tu tostadora, ya que allí el fabricante debe haber especificado los niveles de potencia recomendados para cada pan.


Espero haberte ayudado a aclarar algunas dudas acerca del tostado del pan y que de ahora en adelante tus tostadas queden tan deliciosas como quedan las mías. Eso sí, si no tienes una buena tostadora de pan, es hora ya que te hagas con una para empezar ya a disfrutar de tus desayunos y meriendas.

¿Tienes alguna recomendación para tostar el pan que desees compartir? Coméntamela en los comentarios. 

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy