He pasado noches muy frías a pesar de contar con calefacción en mi hogar, ya que al momento de dormir mi cama se encuentra helada. Unido a eso, mi edad ya me afecta en estas épocas de invierno, porque las bajas temperaturas me generan mucho dolor en mis articulaciones.

Durante un par de días me pregunté qué sería lo mejor para solucionar ambos problemas al mismo tiempo, e investigando conseguí la respuesta que tanto buscaba: usar mantas eléctricas, es decir, unas mantas especiales con un calefactor eléctrico integrado.

Así que si sufres de frío o tienes molestias crónicas como dolor lumbar, esta es la opción ideal para ti también.

Para evitar que tú debas investigar tanto como yo, decidí realizar esta guía comparativa que incluye las características principales, las ventajas y las desventajas de los modelos de mantas eléctricas más vendidas en Amazon, basándome en los comentarios, opiniones y puntuaciones de los usuarios que ya las hayan comprado anteriormente.

Requisitos para usar una manta eléctrica

Las mantas eléctricas son muy prácticas y útiles, y a pesar de dar calor en los momentos más fríos y aliviar dolores crónicos muy desagradables, no todas las personas pueden usarlas, entre ellas:

  • Personas que no puedan sentir dolor o reaccionar al mismo, o aquellas insensibles al calor, ya que pueden quemarse gravemente sin darse cuenta.
  • Personas con discapacidad física que no puedan moverse o manejar los controles de la colcha eléctrica de manera adecuada.
  • Personas con diabetes.
  • Personas con marcapasos.
  • Bebés y niños de muy corta edad, en especial sin supervisión, ya que no puede entender las instrucciones ni el funcionamiento de la manta o esterilla eléctrica.
  • Mujeres embarazadas.
  • Ancianos con problemas graves de salud.

¿Qué tienes que tener en cuenta antes de comprar?

Si cumples con los requisitos anteriormente mencionados, una manta o almohada eléctrica no puede faltar en tu hogar.

almohada cervical electrica

Sin embargo, hay ciertos factores y características que debes tomar en cuenta al momento de elegir, como lo son potencia, temperatura, mando de control, precio, calidad y seguridad.

Sólo así podrás escoger el modelo perfecto para ti, que más se adapte a tus gustos, necesidades y presupuesto.

Potencia

La potencia es un factor clave en cuanto al funcionamiento de la resistencia eléctrica de la manta, ya que esta es la que encargada de generar el calor sobre toda la zona de la frazada, estableciendo la capacidad de la misma.

La potencia generalmente va de 60W a 100W, y el consumo manta eléctrica varía de acuerdo a su tamaño y su tipo de superficie. Mientras mayor sea su potencia, mayor calor producirá y su consumo de energía será más alto.

Temperatura

La potencia, como mencioné anteriormente, se encarga de generar el calor de la manta. Lo normal es que una manta vaya de los 20ºC a los 40ºC, y si es una manta moderna y completa, tendrá un control de temperaturas para que selecciones la temperatura indicada de acuerdo a lo que necesites.

Mando de control

Las mantas antiguas sólo traían un botón de encendido y apagado. Hoy en día, las mantas eléctricas más modernas cuentan con un mando de control muy completo: botones de encendido y apagado, selector de temperaturas, temporizador para apagado automático, entre otros.

mando de control almohadilla electrica

Todos estos son muy prácticos para que el usuario pueda elegir su temperatura ideal y el tiempo de uso que quiere darle a su manta en función de lo que necesite, por lo que creo que es un punto extra si viene incluido con la manta que quieras comprar.

Precio

Los precios de una manta eléctrica pueden variar entre los 20 y 60 euros, pero hay modelos importados que pueden llegar a costar hasta 600 euros, un poco exagerado para mi gusto.

Más caro no es sinónimo de mejor producto, por lo que te recomiendo estudiar bien la relación precio- calidad de las opciones a escoger y considerar si lo que pagarás valdrá la pena en comparación con lo que obtienes.

Calidad

En cuanto a calidad, puedo hablar de muchos aspectos. El tamaño, el tipo de tela y el diseño juegan un papel importante.

  • Si quieres una manta que te sirva para calentarte en las noches frías, deberás comprar una sábana eléctrica grande, mientras que si la deseas para aliviar una zona específica de tu cuerpo, como la espalda, una manta mediana o pequeña es más que suficiente. Pero ten en cuenta que mientras más grande sea, más potencia necesitará.
  • El tipo de tela también es un factor a considerar, ya que su grosor puede atrapar más o menos calor, mientras que su tejido la permite adaptarse o no a la forma de tu cuerpo.
  • Y hablando de adaptación, hay mantas cuyos diseños son muy innovadores y se acoplan, a través de velcros,  sistemas o accesorios similares de forma muy sencilla a zonas específicas de tu cuerpo, como tu espalda. Esto te da más comodidad y no es limitante, ya que un mismo producto puede servirte como una simple esterilla clásica extendida en tu cama o sofá, pero también puede funcionar como un recurso muy útil para tus dolores locales más intensos o difíciles de aliviar.
colcha electrica para dar calor en invierno

Seguridad

Finalmente llegué al punto más importante de mi comparativa. Hace ya varios años, las mantas eléctricas eran una de las principales preocupaciones para los funcionarios de seguridad contra incendios, debido a su material inflamable, su producción de calor y el uso constante de la electricidad. Pero esos días de riesgos y quemaduras quedaron atrás.

Hoy en día, la mayoría de los modelos de mantas eléctricas cuentan con dispositivos de seguridad especialmente diseñado para que se apague automáticamente cuando tenga ya mucho tiempo encendida o supere la temperatura máxima. Si esta opción no está disponible en la manta que deseas comprar, descártala, ya que tu seguridad siempre está de primero.

Además a ese dispositivo de apagado automático, es bueno que la resistencia de la manta esté protegida como se debe, es decir, con una capa exterior de buena calidad. Ésta es la que entra en contacto con la piel y con las sábanas, encargándose de distribuir bien el calor. Si la capa no es buena, el contacto directo con la resistencia puede quemar tu piel y ocasionar un incendio.

¿Cómo se usa una manta eléctrica?

Ahora bien, ya que sabes qué aspectos tener en cuenta antes de comprar una manta eléctrica, es momento de explicar cómo se usa y darte algunos consejos con respecto a su uso y cuidado:

Pasos para usar una manta eléctrica

  • Extiende tu manta eléctrica, sobre tu cama o sofá. También puedes colocarla directamente en tu piel o sobre tu ropa de cama o tus sábanas y conecta.
  • Dependiendo del modelo, gira la perilla o presiona el botón que indica el nivel de temperatura que deseas. Recuerda siempre que, de acuerdo a su tamaño, hay mantas eléctricas que generan más calor en la zona inferior, justo donde irían tus pies, para evitarte esa incómoda sensación hasta en los días más fríos.
  • Espera de 10 a 15 minutos o hasta que la manta se caliente antes de usarla. Es momento de configurar el temporizador si crees que puedes quedarte dormido mientras estás usando tu manta eléctrica, y si no es así, apágala simplemente presionando el botón de encendido o girando la perilla nuevamente.
cubrecama cubresofa electrico

Consejos de uso

  • Estudia a fondo las instrucciones de uso y las advertencias del fabricante. Si bien todas estas se parecen, puede que haya una que otra diferencia importante.
  • Desconecta tu manta del la toma de corriente cuando no la estés usando.
  • No claves agujas o alfileres en la manta
  • Compra una marca que indique que cumple con los más reciente estándares de seguridad de España.
  • Compra una manta eléctrica nueva, nunca usada o de segunda mano.
  • No uses tu manta eléctrica plegada o doblada, ya que pueden dañarse los mecanismos y circuitos internos de la misma.
  • Si tu manta comienza a presentar decoloraciones o marcas de quemaduras, o si la tela se ha desgastado o los cables están expuestos, no la uses más y deséchala. Las mantas no duran más de 10 años. Debes verificar regularmente si se presentan huellas de desgaste o desperfectos.
  • Si tu manta no posee el sistema automático de apagado, por tu seguridad no te quedes dormido con ella encendida. Esto podría ocasionar diferentes males, como alterar tu ciclo de sueño u ocasionarte quemaduras en tu piel.
  • Antes de doblar y guardar tu manta, déjala enfriar.
  • Si tu manta está recién lavada y sigue húmeda, no puedes usarla. Al igual que no puedes colocarla sobre un colchón de agua o combinarla con cremas a base de agua o bolsas de agua caliente.
  • Jamás planches tu manta, ya que podría dañar el revestimiento de sus cables.

¿Pueden usarse durante toda la noche?

frazada electrica para combatir el frio

Existen varios modelos de mantas eléctricas que son especialmente diseñadas para dejarlas encendidas durante toda la noche, por lo que son ideales si buscas calor prolongado.

Hay otras, en cambio, que no pueden permanecer encendidas más de su límite de horas. Ambos modelos, pueden o no contar con un dispositivo o temporizador que apague la manta justo a la hora que tú desees o cuando supere el tiempo o temperatura máxima.

Entonces, la respuesta es sí. Puedes usar una frazada eléctrica durante toda la noche, pero sólo si el modelo que escogiste lo soporta o si puedes configurarla de esa forma. Para saberlo, sólo debes leer sus indicaciones o las instrucciones del fabricante indicadas en la caja.

Beneficios de usar una manta eléctrica

Los beneficios de usar productos términos flexibles como mantas, esterillas, frazadas o almohadillas son incalculables, pero los más importantes son que aporta calor al cuerpo y alivia las dolencias.

Dile adiós al frío con un calentador de cama eléctrico

Uno de los usos más frecuentes que se le da es el de calienta cama eléctrico, ya que ayuda a mantener la temperatura de la misma en los días fríos.

En el invierno, aunque se tengan encendida la calefacción, la cama se mantiene helada y hasta da la sensación de estar húmeda.

Esto se soluciona simplemente encendiendo tu manta eléctrica y colocándola bajo las sábanas unos 15 minutos antes de meterte en ella, y listo, a disfrutar de noches calentitas.

Alivia todas tus dolencias

Te recomiendo las mantas eléctricas si sufres de dolores musculares o articulares, sobre todo la espalda, en la cervical o en la zona lumbar por pasar tanto tiempo sentado en el coche (o si tienes problemas de salud más graves como la artritis, lumbalgias y contracciones). Te alivian las molestias y las tensiones de forma sencilla y rápida.

dolor lumbar cervical espalda

Comprar una manta eléctrica es una gran inversión, porque las terapias de calor se convertirían en un tratamiento muy accesible que tú mismo puedes aplicarla en la comodidad de tu casa.

La almohada cervical eléctrica actúa directamente sobre la fuente de dolor y estimulan los receptores sensoriales, ayudando con la flexibilidad, descargando la presión de la zona afectada, relajando los músculos y reduciendo las contracciones.

Puedes usarla con tu mascota

Aunque suene muy extraño, las mantas eléctricas también son para perros, gatos, y otros animales domésticos. Tienen los mismos usos que una manta para humanos: dar calor y aliviar dolores, ayudando a que descansen abrigados, manteniendo estable su temperatura corporal.

Es perfecto para mascotas pequeñas como cachorros recién nacidos que pierden el calor muy fácilmente, pero también es ideal para esos perros y gatos ya ancianos o convalecientes que sufren de dolores articulares o tienen movilidad reducida.

Las mantas eléctricas para animales suelen ser resistentes a golpes, arañazos y mordeduras, y tienen un rango de temperatura más bajo, entre 20ºC y 30ºC, y dar calor hasta 10 horas seguidas. Además, pueden mojarse, lavarse y desinfectarse sin problema alguno y es un producto recomendado y seguro para tu mascota.

manta electrica para mascotas perros y gato

Las mejores mantas eléctricas

No te pierdas esta lista que hice sobre la mejor manta eléctrica que puedes encontrar de todas las que hay en el mercado, con una gran variedad de tipos y funciones para que compres la que más se adapte a ti según tu necesidad y presupuesto.

IMETEC Relaxy IntelliSense TH-02

La más moderna

IMETEC Relaxy IntelliSense TH-02
  • Cuenta con un mando que ajusta hasta 6 temperaturas, una potencia de 150 W y un sensor automático de temperatura que la mantiene siempre constante para mayor confort mientras duermes con la tecnología Intellisense.
  • Uno de sus defectos es que no se calienta toda, los extremos quedan poco atendidos y si son varias personas no quedarán muy abrigados del frío.
  • Una ventaja ofrece es que se puede lavar a mano o con máquina y está fabricada en un tejido bastante amigable y suave de microfibra en dos colores.
  • Pesa aproximadamente unos 2 kilos y está disponible en varios tamaños dependiendo de las necesidades.
  • No hay que preocuparse por quedarse dormido ya que dispone de un sistema de protección patentado Electro Block®, y se apaga automáticamente luego de 3 horas de funcionamiento.

Ver este producto en Amazon.es


AEG WZD 5648

La que tiene más variedad de temperaturas

AEG WZD 5648
  • Pocas son las mantas eléctricas que tienen más de 3 niveles para graduar la temperatura, esta cuenta con 10 niveles y mostrados en una elegante y sofisticada pantalla LED para que elijas el que más te convenga.
  • Como es habitual, cuenta con un temporizador para que te despreocupes y se apague automáticamente según tu gusto entre 1 y 9 horas. Además, regula la temperatura de manera constante para evitar molestias.
  • Se recomienda no usarla constantemente, ni dejarla encendida por más de las 9 horas para evitar que se dañe.
  • Pesa casi 2 kilogramos y se puede lavar tranquilamente en una lavadora con ropa delicada a unos 40ºC.
  • Es bastante amplia y cubre toda la cama sin dejar zonas desprotegidas para máximo confort en las noches de frío.

Ver este producto en Amazon.es


TriStar BW-4752

La más liviana

TriStar BW-4752
  • Esta formidable manta mide cerca de 1 metro y medio. Está hecha de poliéster en su totalidad y caben tranquilamente dos personas.
  • Pesa tan sólo 900 gramos y viene disponible en color blanco.
  • No cuenta con un temporizador como la mayoría, pero su peso lo vale. Simplemente hay que estar un poco más pendiente y apagarla a tiempo.
  • Aunque se puede compartir, como dijimos antes, con una pareja, el máximo confort y abrigo se obtiene en solitario, es bastante suave y te permite dormir caliente durante toda la noche.
  • El regulador se puede quitar al momento de lavar la manta en una lavadora y consta de 4 posiciones dependiendo de la cantidad de frío que haga.

Ver este producto en Amazon.es


XSQUO AH-510

La más elegante

XSQUO AH-510
  • El invierno ya no será un problema con esta manta. Su tejido es suave y permite la transpiración.
  • Además, se puede colocar en donde quieras y se puede apagar por sí sola luego de pasadas 3 horas en funcionamiento protegiendo que se sobrecaliente.
  • Su elegante diseño disponible en dos colores juntos, chocolate y marfil, dan una sensación de confort con solo verla.
  • Su costo a lo mejor no está justificado para lo que hace, ya que no calienta mucho más que otras y si la usan varias personas pierde su efecto.
  • Lo bueno es que se puede lavar y el conector se quita para tal fin. Así como también tiene una bolsa para guardarla y transportarla fácilmente.
  • Cuenta con un indicador LED y su consumo es de 120W, lo cual la convierte en una de las mantas más ecológicas.

Ver este producto en Amazon.es


Mundigangas

La más barata

Mundigangas
  • Puede que sea una manta con un tiempo de vida menos a otras con un uso constante, pero de algo no hay duda su precio no tiene comparación, ya que es uno de los más baratos del mercado.
  • Como la mayoría de las mantas de este estilo, viene con su protección automática para que no se recaliente.
  • Se puede ajustar la temperatura con dos niveles y, aunque no es muy potente, sirve perfectamente para dejar la cama calentita durante toda la noche.

Ver este producto en Amazon.es


Topcom BW-4770

La más completa

Topcom BW-4770
  • Lo bastante grande para abrigar del frío a dos personas, esta manta está hecha con lana de coral.
  • El típico protector para que no se sobrecaliente. Cuenta con un mando de control se puede desconectar, un  pequeño indicador LED con 5 niveles de calor y un temporizador para hacer más cómodo su uso.
  • Es completamente amigable para lavar en una lavadora.
  • Hay que tener cuidado con la lana ya que podría ocasionar electricidad estática.
  • Dependiendo de las necesidades, podría parecer que no calienta lo suficiente sin embargo es muy potente.
  • Como accesorio adicional viene con una práctica bolsa para guardarla.

Ver este producto en Amazon.es


Ufesa AL5524

La más ecológica

Ufesa AL5524
  • No es una manta como tal. Se trata de una almohadilla especial para terapias lumbares.
  • Bastante amplia y con tres niveles de temperatura. Posee una funda de algodón que la recubre completamente y se puede lavar tranquilamente en la lavadora.
  • Su programación inteligente la hace apagarse sin tener que ajustarla a los 90 minutos de uso.
  • Es bastante ecológica ya que funciona con 60W, pesa menos de un kilo, está disponible en diferentes colores, pero a diferencia de otros modelos ni su mando de control ni su cable son separables.
  • Un punto importante es que no es aconsejable para personas robustas o gruesas ya que se perderían sus funciones terapéuticas.

Ver este producto en Amazon.es


Topcom BW-4754

La más sencilla

Topcom BW-4754
  • Un sueño cálido es la meta de esta manta eléctrica. Pensada para dos personas con todas las funciones de cualquier otra manta.
  • Está hecha de lana sintética y lavable con su mando desmontable para evitar accidentes y cuenta con su obligatoria protección para que no se sobrecaliente.
  • Dispone de solo 2 niveles para ajustar la temperatura pero serán suficientes.
  • Una gran ventaja sobre las otras mantas es su peso. Es una de las más ligeras del mercado y es bastante potente.

Ver este producto en Amazon.es


ONOGAL

La más amplia

ONOGAL
  • Una manta increíblemente grande y poco pesada.
  • Súper potente y con todas las virtudes de cualquier otra: varios niveles de temperatura y apagado automático luego de 90 min.
  • Una funda externa que es compatible con la lavadora y está hecha de algodón.
  • Para el tamaño que tiene es bastante ligera. Su potencia es de unos 60 W.
  • El cable de conexión no se separa y mide aproximadamente unos 250 centímetros.

Ver este producto en Amazon.es


CEXPRESS

La que más calienta

CEXPRESS
  • Una de las pocas en su clase que distribuye con uniformidad el calor en toda la manta llegando a un máximo comprobado de 50° C.
  • Completamente fabricada en poliéster con una potencia de 120 W.
  • Viene con un manual de uso para sacar el mayor de los provechos y alargar su vida útil.
  • Hay que tener mucho cuidado, porque a diferencia de la mayoría de las mantas, ésta se tiene que lavar a mano.
  • Como las otras, incluye la función de autoapagado luego de 3 horas de actividad.

Ver este producto en Amazon.es


Medisana HDW

La más cómoda

Medisana HDW
  • Podría decirse que esta manta es “la tecnología pensada para el confort«. Su control LED permite ajustar hasta 4 niveles de temperatura y, por si fuera poco, viene con su reglamentaria protección que no deja que la manta se sobrecaliente.
  • No es una de las más potentes del mercado, pero cumple su función para los menos exigentes.
  • Es increíblemente suave y fabricada con Oeko – Tex, la cual la hace ser transpirable para evitar malos olores. Sí se puede lavar a máquina pero a una temperatura no mayor a los 30° C.

Ver este producto en Amazon.es


Y así finalizo este análisis comparativo. Espero que te sea muy útil al momento de escoger la manta eléctrica ideal.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy