A la hora de comprar una barra de audio para televisores hay que tener en cuenta una serie de factores importantes como el número de altavoces, la potencia y calidad de sonido, la capacidad de conexión y de procesar tecnologías y el tamaño.  

También hay que prestar especial atención a su facilidad de instalación y manejo, si tiene o no un subwoofer independiente para generar los graves y claro, su precio, en función del presupuesto con el que dispongas para su adquisición.  

En este artículo voy a analizar al detalle cada parámetro por separado para que puedas elegir las mejores barras de sonido TV para tu hogar.

Qué puntos debes tener en cuenta al comprar una barra de sonido

Al buscar una buena barra de sonido, debes prestar especial atención a estos 7 factores que te describo a continuación.

1) El número de altavoces

Las barras de sonido para TV indican a través de un número compuesto la cantidad de canales incluidos. El primer dígito indica el total de altavoces y el segundo si está equipada o no con un subwoofer por separado para reproducir las frecuencias graves.

Por ejemplo los modelos más básicos son 2.0, es decir, que tienen 2 altavoces, 1 izquierdo y otro derecho, sin subwoofer aparte. En tanto, uno de calidad media es 3.1, lo que indica que posee 3 altavoces (izquierdo, derecho y central), más 1 subwoofer externo para una mejor experiencia auditiva.

Barra con subwoofer externo

Por otro lado, las barras de gama alta incluyen un tercer dígito para los altavoces aéreos, certificados por los estándares Dolby Atmos o DTS:X, que permiten obtener una experiencia de sonido envolvente tridimensional (3D). De esta manera, un modelo 5.1.2 cuenta con 5 altavoces (derecho, izquierdo, central y 2 traseros), un subwoofer externo y 2 canales Dolby Atmos dirigidos hacia el techo.

Para usos básicos, como ver televisión y escuchar música, una barra 2.1 será suficiente, mientras que para jugar videojuegos y ver series y películas con mayor calidad, te recomiendo una 3.1 o 5.1. En tanto, para una experiencia envolvente similar a la de una sala de cine, busca una de 5.1.2 en adelante.

2) La potencia del sonido

El alcance y el volumen de la barra dependerán de su potencia, que en general varía entre los 60 y los 450 W. Elige en función del tamaño del lugar de instalación.

Para habitaciones pequeñas y medianas, de entre 20 y 30 m2, una de 80 W será suficiente. En cambio para una mayor te aconsejo las de 150 W en adelante.

Potencia de barra de sonido

La barra de sonido más potente del mercado supera los 500 W. Una buena opción para evitarte problemas con los vecinos es colocar en el salón espuma acústica como las de esta comparativa, que además de mitigar el ruido hacia el exterior enriquecen la calidad del sonido al minimizar los ecos y la reverberación.  

3) Las posibilidades de conexión

Las barras de sonido pueden conectarse a diferentes dispositivos como TVs, consolas, reproductores de Blu-Ray y teléfonos móviles por vía alámbrica e inalámbrica.

Vía alámbrica

En general ofrecen una calidad de audio mayor. La opción más recomendada es HDMI, cuyos protocolos más habituales son ARC (canal de retorno de sonido) y eARC (canal de retorno de sonido mejorado).

  • ARC: es la versión convencional que permite entregar y recibir canales de audio junto con el video a través de un único cable, sin necesidad de tener una conexión por separado. Una de las ventajas de esta bidireccionalidad es que se puede usar un único control remoto para manejar hasta 15 dispositivos, siempre que sean compatibles con este estándar. Para ello el mando debe incluir esta función específica, cuyo nombre cambia de un fabricante a otro, como por ejemplo Control HDMI, HDMI CEC, EasyLink y BRAVIA Sync.
Cable HDMI
  • eARC: es una versión mejorada que soporta un mayor ancho de banda, lo que permite transmitir formatos multicanal más complejos y de mayor calidad sin necesidad de comprimirlos, como los sonidos 3D Dolby Atmos y DTS: X. Sin embargo para poder utilizarlo tanto la TV como la barra de sonido deben ser compatibles con HDMI 2.1, así que tenlo en cuenta a la hora de elegir.

Otras alternativas de conexión alámbrica son el cable óptico, RCA y el jack de 3,5 mm (el de los auriculares).

Además algunos modelos se conectan a internet mediante un puerto Ethernet. Esto permite acceder de forma directa a servicios de música en streaming, como YouTube, Spotify, Apple Music o Amazon Music.

Vía inalámbrica

Su calidad de sonido es inferior a la de una conexión por HDMI pero evita los cables y ofrece una mayor compatibilidad con distintos dispositivos móviles e incluso con asistentes virtuales como Alexa, Siri y Google Home, lo que facilita su control a distancia.

La más habitual es vía Bluetooth y algunas barras también cuentan con NFC (Near Field Communication) y WiFi. Esta última es la que en general ofrece el mayor alcance y además tiene la ventaja de que permite conectar varias soundbar dentro de la misma red para ampliar su capacidad.

Si tienes problemas para emparejar tus dispositivos, visita este artículo sobre códecs de audio que explica qué son y cuáles son los más utilizados y los que tienen la mejor calidad de sonido. 

Por otro lado hay modelos que incluyen entradas USB, lo que facilita la conexión de dispositivos externos para reproducir audio desde allí y, en algunos casos, también actualizar el software del equipo al descargar en él la última actualización para evitar errores.

Entradas de barra de sonido

Para un uso básico asegúrate que la barra incluya conexión HDMI ARC y Bluetooth. Si además posee WiFi integrado y HDMI eARC sin encarecer mucho el precio, mejor.

4) Los formatos de sonido procesados

Otro factor importante a tener en cuenta es la capacidad de la barra de procesar distintas tecnologías. La mayoría de los modelos son compatibles con Dolby Digital y DTS para un audio más realista, mientras que los más modernos también admiten los nuevos estándares Dolby Atmos y DTS:X.

Dolby

Si bien esto varía de una marca a otra, en general las soundbar de 2019 en adelante y las TVs posteriores a 2020 son compatibles con esta tecnología para una experiencia envolvente 3D.

Por otro lado, si vas a utilizar el equipo para escuchar música, es clave que pueda reproducir MP3, OGG, WMA, AIF, AAC y formatos de alta resolución como FLAC, WAV, AIFF y ALAC, que son los más empleados en internet para compartir y almacenar canciones sin perder calidad sonora.

Además la barra debe ser compatible con 4K, para garantizar su sincronización con todo tipo de televisores como los modelos de 40 pulgadas que aparecen en esta comparativa, que son la mejor opción para disfrutar de películas, series y juegos en habitaciones medias y pequeñas como dormitorios, cuartos de huéspedes, salas de estar o cocinas.

5) La facilidad de instalación y manejo

Para no tener problemas asegúrate de que la barra de sonido tenga un montaje sencillo. La mayoría se pueden instalar tanto sobre muebles, mesas u otras superficies como colgadas de la pared. En tanto, si poseen un subwoofer por separado, este se coloca en el lateral de la sala.

Barra de sonido en mesa

En cuanto al manejo, hay equipos que incluyen mando a distancia mientras que los más tecnológicos se controlan desde una app móvil o por voz a través de asistentes virtuales como Alexa, Siri y Google Home. Cuantas más opciones tengas, mejor.

6) Las funciones extra para mejorar el sonido

Muchas barras incluyen funciones extra que permiten mejorar el sonido.

Te destaco las más útiles para que cuando las veas en las especificaciones de las barras de sonido tengas una idea de su función:

  • El “modo Diálogo” o “Clear Voice”, que reduce los ruidos de fondo para una mejor identificación de las voces en contraste.
  • El “modo noche”, que reduce la intensidad de los sonidos fuertes y aumenta la de los suaves para que las conversaciones se escuchen de forma clara incluso a volumen bajo.
  • La “función Bass”, que intensifica la reproducción de los graves.
  • El “efecto de sonido envolvente” para simular una experiencia 3D.
  • La “tecnología Trueplay”, que optimiza el sonido de acuerdo con la acústica específica de la habitación, al medir la manera en que este rebota en las paredes y los muebles del lugar.
Barra con sonido envolvente
  • El “adaptador de frecuencias”, que optimiza los niveles de forma automática y las distribuye de manera adecuada entre los distintos altavoces.
  • Los ecualizadores regulables.

7) El precio de las barras de sonido

Estos equipos poseen un rango de precios muy amplio que va desde los 90 hasta los 1.000 euros en función de los factores ya analizados.

Si estás con el presupuesto acotado, dentro de las mejores barras de sonido por menos de 200 euros encontrarás opciones muy interesantes que no ocupan mucho espacio y ofrecen entre 70 y 120 W de potencia y altavoces 2.1 e incluso superior.

Si quieres comprar una, te recomiendo esta comparativa donde incluyo un análisis a fondo de las mejores barras de sonido baratas pero de calidad a la venta, junto con otros modelos de gama media y alta para que puedas escoger la más adecuada según tus necesidades.

hay que elegir una buena barra de sonido para TV

Estos dispositivos son la solución ideal para mejorar el sonido del televisor como bien explico en este artículo y llevar la experiencia de ver películas, jugar videojuegos o escuchar música en casa a otro nivel.


Preguntas frecuentes (FAQ)

Ahora que ya sabes cómo elegir una buena barra de sonido para TV, si aún te queda alguna duda, en esta recopilación de preguntas te las respondo.

¿Qué es una barra de sonido para TV?

La barra de sonido para TV es un dispositivo acústico, en general de forma compacta y alargada, que tiene la función de mejorar la calidad de audio de los televisores por medio de altavoces externos.

Se destaca por su fácil conexión y manejo y por tener un coste más accesible que el Home Cinema.

¿Qué formatos de sonido procesa una barra de sonido?

Eso depende de cada modelo. La mayoría de las barras actuales son compatibles con sistemas como Dolby Digital y DTS, mientras que las más modernas también admiten los nuevos estándares Dolby Atmos y DTS:X para una experiencia envolvente 3D como en el cine.

Por otro lado, si vas a utilizar el equipo de sonido para tv para escuchar música, es clave que pueda reproducir MP3, OGG, WMA, AIF, AAC y formatos de alta resolución como FLAC, WAV, AIFF y ALAC.

¿Por qué necesitas una barra de sonido inalámbrica?

La barra de sonido inalámbrica tiene la ventaja de que evita los cables, lo que facilita la instalación, ocupa menos espacio y deja la sala más limpia y ordenada desde un punto de vista estético.

Además al contar con conexión Bluetooth, NFC y/o WiFi ofrece una mayor compatibilidad con distintos dispositivos móviles e incluso con asistentes virtuales como Alexa y Google Home.

Si incluye WiFi esto también permite el acceso de forma directa a servicios de música en streaming, como YouTube, Spotify, Apple Music o Amazon Music.

¿Qué significa una barra de sonido 2.1 para tv?

El primer número indica el total de canales incluidos y el segundo si está equipada o no con un subwoofer por separado para reproducir las frecuencias graves.

De esta manera, una barra de sonido 2.1 indica que tiene 2 altavoces (uno izquierdo y otro derecho), más 1 subwoofer externo para una mejor experiencia auditiva.

¿Es mejor una barra de sonido con o sin subwoofer?

Es mejor una barra con subwoofer para los graves, ya que le da una mayor potencia y permite reproducir sonidos que están en esta frecuencia sin distorsión, lo que otros altavoces comunes no consiguen.

Esto es de vital importancia durante la reproducción de películas, series o videojuegos, al ofrecer por ejemplo ruidos de explosiones, disparos y sonidos de relámpagos, truenos y motores más realistas y vibrantes, con un gran nivel de matices.

¿Es mejor una barra de sonido con subwoofer integrado o con subwoofer externo?

En general los externos ofrecen mejores niveles de sonido y potencia. Por ello son la opción más recomendada para los que realizan un uso intensivo de las barras, tanto para ver películas y series en streaming como para escuchar música.

Estos se conectan a través de un cable y también hay modelos inalámbricos que se sincronizan vía Bluetooth. Sin embargo es importante ubicarlos a una distancia no muy alejada de la TV para que no haya un desfasaje en el sonido.

Por el contrario, si no tienes lugar en la habitación o solo lo utilizas para asistir televisión convencional, es mejor elegir un subwoofer integrado. Estos tienen la ventaja de que son más económicos y ocupan menos espacio.

¿Qué es una barra de sonido 3D?

Es una barra que ofrece sonido envolvente, para lo cual además de los canales tradicionales incluye altavoces aéreos dirigidos hacia el techo u otras tecnologías para obtener una experiencia de audio tridimensional como en el cine.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy