Cómo puedo dormir con dolor de cervicales elmejor10

¿Cómo puedo dormir con dolor de cervicales?

En este artículo compartiré contigo una serie de pautas que me han ayudado a dormir mejor a pesar de mis dolores en la cervical.

Y es que soportar molestias en los hombros, dolor y rigidez en el cuello y migrañas buena parte del día ya era suficiente como para tener que soportar también problemas para dormir.

Así que después de consultar varios especialistas he aplicado durante varios meses los consejos que te mostraré. Me han funcionado bastante bien y espero que a ti también.

¿Debo utilizar una almohada para dormir si tengo dolor en la cervical?

¿Te has fijado que los bebés no necesitan una almohada para dormir de maravilla? Pues los adultos normalmente tampoco la necesitamos para dormir bien.

Pero cuando tienes dolor en la cervical, rigidez en los hombros, tu cabeza se adelanta a su posición natural, entre otras molestias propias del paso del tiempo, si es necesario que duermas con una almohada que sirva de soporte.

Mujer que necesita dormir con dolor de cervicales

De hecho, dormir con una buena almohada es la clave para aliviar las molestias nocturnas.

Y también para evitar que las lesiones que tengas se puedan agravar y que se puedan generar nuevas contracturas que empeoren tus molestias cervicales.

Entonces mi primer consejo es que no intentes dormir sin almohada porque puede resultar peor.


¿Cuál es el mejor tipo de almohada para dormir con dolor en la  cervical?

El mejor tipo de almohada o cojín para cervicales no existe porque el cuerpo de cada persona es diferente.

Así que desconfía de cualquier almohada para el dolor cervical que se venda como la solución a este problema sin considerar tu fisonomía y postura al dormir.

Elegir el mejor tipo de almohada para ti es un proceso de ensayo y error porque no hay reglas que sirvan para todos. No existe evidencia científica que sobreponga un tipo de almohada para contractura cervical por encimas de los demás.

mujer sentada en la cama con dolor cervical

Debes ir probando varias almohadas hasta dar con aquella con la que puedas descansar mejor.

Pero como no puedes gastar tanto dinero comprando y tirando almohadas que no te sirvan te recomiendo 2 trucos:

  • Comprar una almohada de módulos a la que podrás extraerle o integrarle módulos hasta que la sientas cómoda al 100%.
  • Seguir los principios de elección indicados por los especialistas que te describiré a continuación.

2 principios para elegir una almohada adecuada para las cervicales

Esto es lo que debes considerar al momento de elegir entre todas las almohadas para aliviar dolor cervical y garantizar una buena alineación de tu columna.

1) La contextura de tu cuerpo

El tamaño de la almohada debe estar acorde a la constitución de tus hombros y espalda, así que revisar sus dimensiones es importante.

mujer de espaldas tocándose el cuello

Si tu espalda y hombros son estrechos, las almohadas de 50,80 x 66 cm a 50,8 x 76,2 cm te vendrán bien. Pero si tu espalda es ancha lo recomendable son almohadas de unos 50,8 x 91 cm.

Así podrás apoyar todo el peso de tu cabeza, cuello y hombros sin que la almohada se quede corta.

2) Tu postura al dormir

La postura para dormir con dolor de cervicales es boca arriba pero si te cuesta conciliar el sueño con esta posición también puedes dormir de lado.

La única postura que no se recomienda en estos casos es boca abajo porque genera una desalineación de la columna difícil de corregir hasta con una almohada con soporte cervical.

hombre durmiendo de lado

Pero si llevas toda la vida durmiendo en esta posición sé que será difícil cambiarla de un día para otro. En este caso, los especialistas recomiendan usar una almohada de escasa consistencia y con un grosor no mayor a los 10 cm.

Almohada para dormir boca arriba

Para dormir boca arriba la almohada no debe ser demasiado baja porque esto aumentaría la tensión en la cervical y favorecería la aparición de la hiperlordosis.

Tampoco puede ser muy alta porque generaría un exceso de flexión del cuello en dirección al pecho y también aumentaría la tensión.

Es decir, que la almohada debe ser baja pero lo suficiente para levantar tu cabeza sin sobrepasar la línea de tu pecho. Con ello la alineación de tu columna se mantendrá.

Almohada para dormir de lado

Si vas a dormir de lado la almohada debe ser un poco más alta que la que usarías para dormir boca arriba.

Esto garantizará la alineación de tu cabeza, cuello y hombros junto con el resto de tu cuerpo.

Ahora bien ¿qué pasa si eres de las personas que cambia de postura constantemente mientras duermes? En este caso, te sugiero comprar una almohada cervical mixta.

Estas son más bajas en la zona central mientras que en los extremos son un poco más elevadas. Así podrás usar la misma almohada para dormir boca arriba o de lado.

Almohada para dormir sentado

Si tu dolor de cuello y hombros es muy severo, dormir sentado puede hacerte sentir más aliviado.

hombre durmiendo sentado

Para ello necesitarás una almohada cervical en forma de C ya que estas proporcionan un soporte ergonómico al área y mantienen tu columna alineada  y tu cabeza en una posición correcta sin adelantarla.

Muchas personas me han preguntado ¿Sirven las almohadas cervicales? y siempre le respondo que sí pues mantienen la cabeza y el cuello bien alineados.

Pero les advierto que solo deben usarse al dormir sentado en casa, en el coche, en el avión, etc. no son adecuadas para dormir acostado.


Otros consejos para que duermas mejor pese al dolor en la cervical

Ahora que ya sabes cuáles son las almohadas para el dolor de cuello que te convienen según tu contextura física y tu postura al dormir, también te recomiendo seguir estos consejos:

1) Atención a las rodillas

Usa una almohada para las rodillas al dormir de lado para evitar que el área de tu cadera quede desalineada.

2) Adapta la almohada

Selecciona almohadas viscoelásticas porque este material asegurará que la almohada se adapte a tu cabeza y a tu cuello y no al revés. Además no pierden su forma con el pasar del tiempo y no son calurosas. También existen las almohadas viscoelásticas de carbono, que además retienen olores y controlan la humedad.

3) Cuida tu postura

Acostúmbrate al uso del corrector de espalda dado que este te ayudará a mantener tu columna alineada y gracias a esto se disminuirá el riesgo de desarrollar más molestias en la zona.

4) El calor ayuda

Aplica un poco de calor en la zona cervical antes de dormir. Puedes hacerlo con una compresa de agua tibia.

5) Masajea la zona

Hazte con un masajeador cervical. Estos aparatos son eficaces a la hora de eliminar tensiones y contracturas en esta área del cuerpo.


dormir bien sin dolor de cervicales

Espero que con estas pautas puedas dormir mejor a partir de ahora y te invito a que si tienes algún consejo que te haya funcionado para dormir bien a pesar de las molestias en la cervical, lo escribas en los comentarios.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy