¿Debo hacerme una limpieza de cutis de manera constante?

Un rostro sano e hidratado requiere del cuidado de ciertos hábitos diarios. Desmaquillarse, exfoliarse, lavarse el rostro y aplicar cremas hidratantes son las claves de una piel sana.

La Academia Española de Dermatología y Venereología indica en su web que, para que la piel se encuentre saludable y sana por más tiempo, la hidratación y los cuidados diarios son fundamentales.

limpieza-de-cutis-con-hidratación-y-piel-sana

Sin embargo, una limpieza profunda también resulta necesaria para lucir una cara impecable. Por más que se practiquen hábitos de limpieza diarios, la piel acumula suciedad en su capa más profunda.

Es por eso que los especialistas también recomiendan realizar una limpieza de cutis para eliminar cualquier rastro de grasas e impurezas presentes en la piel.

Al realizar una limpieza de cutis la piel se somete a un proceso que no resulta abrasivo ni agresivo, pero logra eliminar las células muertas de la piel que no se pueden eliminar del todo con una exfoliación casera.

Tanto la acumulación de sebo, comedones, puntos negros y barros son tratados en la limpieza, haciendo que los poros reduzcan su tamaño y el rostro adquiera una apariencia más sana.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de hacerte una limpieza de cutis?

Es un tratamiento que resulta rápido, pero que debe hacerse por un especialista en dermatología o, en su defecto, en el área de la cosmetología.

La razón de esto es que cada piel resulta diferente y puede requerir de cuidados especiales de acuerdo a los niveles hormonales, los niveles de sequedad o sensibilidad. Además, en la limpieza de cutis se deben aplicar ciertos productos que no se recomiendan aplicar en casa.

limpieza-de-cutis-realizado-por-un-especialista
  • Lo primero que se hace en una limpieza de cutis es preparar a la piel para la limpieza, aplicando cremas hidratantes.
  • Luego se procede a exfoliar el rostro para prepararlo para la renovación celular.
  • El peeling se encarga de eliminar las impurezas de la piel a través de un proceso químico que debe ser supervisado por el especialista, pues de esa forma la piel no corre el riesgo de sufrir daños al descamarse.

Este es un proceso que también puede hacerse de forma mecánica, utilizando un dispositivo con 2 cabezales que estimulan la producción de colágeno. Estos cabezales giran a alta velocidad permitiendo que se produzca la eliminación de las células muertas, sin dañar la piel y favoreciendo la elasticidad.

mujer-haciendo-limpieza-de-cutis

Si bien se pueden realizar peelings caseros, al hacer uso de los químicos utilizados sin la supervisión de un dermatólogo, la piel puede sufrir de efectos colaterales que resulta mejor prevenir.

Después de realizar el peeling, el especialista procede a realizar la extracción de las impurezas presentes en los poros. Allí elimina la acumulación de sebo de la piel, vacía los barros y puntos negros, así como trata el problema de acné. Es un procedimiento en el que se debe tener mucho cuidado para no dañar la capa más sensible de la piel.

Una vez terminada la extracción, se procede a descongestionar la zona mediante una mascarilla hidratante que se deja actuar durante 20 minutos.

mascarilla-para-descongestionar-después-de-la-limpieza-de-cutis

Al finalizar, el especialista realiza las recomendaciones adecuadas para el cuidado posterior de la piel y puede mantener tapados los granos para evitar posibles infecciones.

Este es un tratamiento que puede demorarse 50 minutos o más de 1 hora, de acuerdo al tipo de piel y las condiciones en las que esta se encuentre.

¿Cada cuánto tiempo debes hacerte una limpieza de cutis?

Lo más recomendado por los especialistas es realizar al menos 1 limpieza de cutis al año, pero la cantidad máxima de limpiezas varían de acuerdo al tipo de piel.

Aquí te explicaré a detalle cuál es la frecuencia con la que debes realizarte una limpieza, de acuerdo al tipo de piel que tengas.

Limpieza de cutis de acuerdo al tipo de piel

  • Piel seca: es la que acumula una menor cantidad de impurezas, por lo que requiere de menos limpiezas al año. Pueden realizarse cada 4 ó 6 meses.
limpieza-de-cutis-en-piel-seca
  • Pìel normal: si bien acumula pocas impurezas, requiere mayores cuidados que la piel seca, por lo que lo recomendable es hacer limpiezas cada 2 ó 3 meses.
  • Piel grasa: esta piel suele tener los poros abiertos y con una textura gruesa. Además, tiende a acumular una mayor cantidad de grasa, por lo que requiere de limpiezas cada 6 semanas, e incluso menos.
limpieza-de-cutis-en-piel-grasa
  • Piel mixta: tiende a acumular mayores impurezas en la zona de la frente, nariz y barbilla. Puede realizarse limpiezas cada 2 meses.

Las pieles maduras también requieren de un cuidado frecuente, en especial cuando comienzan a aparecer puntos negros o los poros se vuelven más amplios. Lo recomendable en cualquiera de los casos es consultar siempre al especialista y realizar exfoliaciones e hidrataciones de forma semanal en casa.

limpieza-de-cutis-según-el-tipo-de-piel

Para exfoliar la piel, puedes utilizar esponjas, cremas o cepillos faciales que facilitan bastante la limpieza y eliminación de las células muertas.

No te pierdas estos consejos para elegir el mejor cepillo facial para ti y conoce cuáles son los mejores modelos a la venta en la actualidad.

Recuerda que exfoliar tu rostro es fundamental para mantener la acumulación de impurezas al mínimo, obtener una mayor hidratación al aplicar las mascarillas y cremas humectantes, así como mantener la piel suave y saludable.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy