Cuando empecé a portear a mi bebé escuché todo tipo de consejos y al final quedaba tan confundida como al principio.

“Llevarlo mirando hacia adelante lo ayuda a desarrollar su visión”, “no se puede portear si está recién nacido”, “portear acostumbra a los bebés a estar siempre en los brazos de los padres y los hace dependientes”.  

Esas creencias (erradas por cierto) son parte de una larga lista. Por eso, me fui por lo seguro, consulté cada duda con mi pediatra e investigué a fondo como se debe portear al bebé de forma correcta.

Y como sé que hay muchos padres primerizos con las mismas dudas acerca del porteo, decidí compartir contigo este artículo que contiene toda la información que he recogido.

¿Cuáles son los principales productos de porteo mejor valorados?

Hay muchos productos para portear a tu bebé; algunos tienen raíces culturales y otros han sido desarrollados por pediatras.

Lo cierto es que no existe uno mejor que otro porque cada persona se adaptará mejor según sus necesidades, condición física, estilo de vida, etc.

Por ello, voy a describirte las mejores opciones que tienes para portear a tu bebé, así elegirás la que más se adapte a ti.

Fular

Es un portabebés versátil ya que te permite llevar a tu bebé en la espalda, a horcajadas de cara a tu pecho y de lado cuando quieras amamantarlo.

persona porteando un bebé en un fular

Además no tiene limitación de peso (siempre que sea semi elástico) por lo que le servirá a tu niño desde que está recién nacido y durante todo su proceso de crecimiento.

La única desventaja es que debes aprender la técnica de los nudos, además es posible que necesites ayuda para ponértelo y meter a tu bebé los primeros días.

En este video de YouTube sobre porteo ergonómico puedes ver, a partir del minuto 23, la técnica básica de los nudos del fular y así tu bebé quedará bien seguro.

Mei Tai

Está hecho de un tejido plano, tiene tiras a ambos lados que funcionan como un cinturón y otras que funcionan como tirantes.

Así que el peso del bebé recae tanto en tu espalda como en tu cadera, no se concentra en un solo punto.

hombre porteando a un bebé en un mei tai

Permite que lleves a tu bebé en tu pecho a horcajadas, en tu espalda y a nivel de tu cadera. Además son prácticos para ponérselos y quitárselos.

Sin embargo, se recomienda empezar a usarlo cuando tu bebé ya pueda sentarse por sí solo.

También es recomendable elegir uno con panel adaptable para ponerlo más ancho de acuerdo al crecimiento y la anchura de la espalda del bebé. Si no es de panel adaptable difícilmente le servirá durante su crecimiento.

Mochila ergonómica

Esta viene con un fino acolchado que abarca los tirantes para evitar molestias en tus hombros.

Puedes llevar a tu bebé en tu pecho, en tu espalda y, dependiendo del modelo, a nivel de la cadera.

mujer tomándose un selfie con su bebé porteado en una mochila

Y está recomendada para niños que ya puedan sentarse solos y también para los más inquietos ya que se puede meter y sacar al peque con más facilidad.

Ahora bien, aunque hay algunos modelos con reductores para que puedas llevar a tu niño apenas nazca, no es conveniente llevarlos allí por muchas horas pues el reductor aumenta el calor y hace que el peque se sienta muy encerrado.

En este vídeo con consejos para elegir una mochila portabebés verás a un pediatra explicar más de sus beneficios.

Mochilas Toddler

Están hechas para niños grandes cuyas necesidades físicas o emocionales los lleven a buscar con frecuencia los brazos de los padres.

Tu peque debe pesar como mínimo 11kg para poder usarlas y, dado su nivel de altura y anchura, puedes llevar con comodidad a tu bebé de entre 2 y 5 años.

mujer porteando a una niña grande en una mochila Toddler

Pero no son recomendables para niños pequeños porque, por su tamaño, sería peligroso que un bebé pequeñito vaya dentro.

De toddas formas, hay modelos evolutivos que también permiten un buen rango de edades. Si quieres conocer más sobre estos modelos, échale un vistazo a esta completa guía sobre el mejor porteo toddler.

Bandolera

Están hechas de tela de tejido plano y suelen tener ambos extremos unidos con una anilla.

hombre porteando a un bebé con una bandolera

Permiten llevar a tu bebé tumbado adelante, a la cadera o a horcajadas de cara a tu pecho y puedes usarla desde que tu bebé nazca.

Además son las más cómodas para amamantar porque puedes posicionar al bebé de lado sin mucho esfuerzo y aparte mantienen la intimidad pues no dejan muy expuesto el pecho.

La pega principal es que llevarás todo el peso de tu peque en un solo hombro y que debes tener mayor precaución al momento de acostar a tu bebé, sobre todo, si este es muy pequeño.


¿Es recomendable portear al bebé recién nacido o ya con unos meses?

Sí, es recomendable portear a tu bebé desde que está recién nacido pues no supone ningún riesgo. Además propicia la cercanía entre padres e hijos.

Sin embargo, el porta bebés de un recién nacido debe ser, aparte de ergonómico, evolutivo para que pueda irse adaptando a su cuerpo a medida que se desarrolle.

hombre porteando a un bebé

Estos portabebés evolutivos no vienen preformados. Por ello, están hechos para adaptarse al bebé y no que el bebé deba adaptarse a ellos.

Además no tienen rigidez en el respaldo para irse adaptando a la forma de la espalda del bebé mientras crece y sujetan el cuello del peque para evitar que su cabeza se mueva.

Eso sí, en caso de que tu bebé sea prematuro, lo mejor será postergar el porteo hasta que el pediatra lo indique.

Si quieres ver modelos para portear recién nacidos no te pierdas esta comparativa donde he seleccionado los mejores.


¿Se puede portear al bebé mirando hacia delante o no?

No es recomendable portear al bebé mirando hacia adelante por varias razones.

Sensación de seguridad

Primero porque el bebé puede sentirse desprotegido mirando a su alrededor y sintiendo sus piernas y brazos sin un punto de apoyo.

Por ello, es mejor llevarlo con la cara hacia tu pecho. Así sus piernitas y brazos se apoyarán en tu pecho y en tu abdomen y su cuerpo tendrá más estabilidad.

mujer porteando a un bebé

Además, si observas tu postura instintiva de protección, esta consiste en cargar a tu bebé de cara a tu pecho mientras sostienes su espalda con una mano y su cabeza con la otra.

Entonces el fular, la mochila, el toddler, o cualquier otro método que uses para el porteo debe darle a tu peque ese apoyo similar al de tus brazos para que se sienta protegido.

Respeto a la postura natural

La segunda razón es que, cuando el bebé estaba en tu vientre su postura era recogida.

Por ello, al acunarlo o llevarlo cargado en brazos, este tiende a recoger sus piernas y, si lo llevas mirando hacia adelante, no podrá hacerlo.

Así que estarás forzándolo a ir en una postura no natural en sus primeros meses pues su espalda permanecerá recta cuando debe ir en forma de C.

Además sus piernas irán colgando en vez de adoptar la postura de “ranita” y su cadera quedaría mal posicionada aumentando la posibilidad de padecer displasia.

Se propicia la hiper estimulación

No es conveniente exponer a tu bebé a una excesiva cantidad de estímulos en sus primeros meses, algo que pasa si lo llevas de frente.

Al ver tantos colores, luces, movimientos y formas, tu peque puede sentirse abrumado.

Ten en cuenta que viene de la tranquilidad de tu vientre y que la exposición a los estímulos debe hacerse poco a poco para evitarle estrés.


¿Es mejor una mochila con base o sin ella?

Es mejor una mochila con base ancha ya que esta le servirá de apoyo a las nalgas del bebé y favorecerá la apertura de las piernas.

Las piernas de tu bebé quedarán alrededor de tu abdomen y esta postura favorece la correcta posición del hueso de la cadera del peque.


¿Es buena idea el portabebé de asiento de cadera?

Son convenientes pero no para bebés menores de 6 meses y para aquellos que aún no puedan mantenerse sentados por si solos.

Y es que estos asientos no propician la postura correcta que debe mantener el peque en sus primeros meses de vida.

Tampoco le ofrecen soporte en su espalda y cuello pues el cinturón de seguridad que incluyen solo rodea su cadera.

Así que te recomiendo usarlo después de que tu niño cumpla los 6 meses y pueda mantenerse erguido sin ayuda ya que en ese momento tendrá sus vértebras y su columna más desarrollada.

bebé aprendiendo a sentarse

Este portabebés gusta mucho a los padres porque distribuye con uniformidad el peso del bebé en el asiento y no ejerce presión ni peso en la espalda de quien lo lleva.

Pero ten en cuenta que todo el peso de tu niño recaerá en tu cadera y área lumbar. Así que no te recomiendo este portabebés si sufres de lumbago.

Y también considera que, a diferencia de otros portabebés, no te permite llevar las manos libres al 100%.

Aquí tienes un ejemplo de este tipo de asientos para bebés.


¿Es mejor un fular elástico o uno no elástico?

El fular elástico es recomendable hasta que tu bebé alcance los 10 – 12kg de peso.

¿Por qué? pues porque cuando vayas caminando, el peso del bebé generará un rebote que impactará en su columna y en la tuya.

Así que, pasado este límite de peso, lo mejor será que uses un fular semi elástico porque sostiene mejor el peso y evita este efecto rebote.

Puedes comprobar que el fular es elástico pues la tela estira en ambas direcciones. Mientras que el semi elástico estira en una sola dirección.


¿Es malo tener al bebé porteado muchas horas?

Si tu bebé va porteado con la postura correcta no es malo llevarlo por muchas horas porque no va en una posición que le haga daño alguno.

No obstante, siempre conviene que observes si tu bebé se encuentra fatigado o incómodo para saber si ya es hora de acostarlo en su cuna o simplemente sacarlo del portabebés.

Así que la indicación es: portear a tu bebé hasta que este quiera, es decir, hasta que muestre signos de fatiga o inquietud.


¿Hasta qué edad puedo portear al bebé?

No existe una edad límite para portear a tu bebé así que puedes hacerlo hasta que tú y tu pequeño se sientan cómodos.

mujer porteando a una niña pequeña

Sin embargo, la regla general para cuidar tu columna es nunca cargar más del 50% equivalente al peso de tu propio cuerpo. 

Por ello, el pediatra de mi niño me recomendó calcular si mi bebé pesa el 50% del total de mi peso y suspender el porteo cuando su peso alcance este límite.


¿Es conveniente portear al bebé en la espalda?

Sí, es conveniente sobre todo cuando tu bebé es bastante grande ya que este puede impedir tu visión del suelo aumentando el riesgo de tropiezos.

También es ideal al momento de los quehaceres diarios como cocinar, por ejemplo, ya que el peque estará en tu espalda y no estará expuesto a las temperaturas de la cocina.

portear a tu bebé en la espalda

Sin embargo, debes calcular mejor los espacios al ir caminando, por ejemplo, al pasar por una puerta estrecha recuerda que tu peque va detrás y puede golpearse.

También hay el riesgo de que agarre cualquier objeto, las hojas de un árbol o cualquier otra cosa y se la lleve a la boca mientras tú estás distraída.

Así que portear en la espalda requiere que tu atención hacia tu bebé se multiplique y que nunca pierdas la noción de que el peso que llevas en la espalda no es una mochila, sino tu bebé.


Espero haberte aclarado todas las dudas que tenías acerca del porteo. Pero, si has quedado con alguna puedes consultar este PDF sobre porteo ergonómico o dejármela en los comentarios y con gusto te responderé.

Ahora que ya sabes más sobre portear al bebé, encuentra el tipo de portabebés más adecuado para ti en este artículo y disfruta de esta experiencia única con tu bebé.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy