Por qué la caspa no se me quita elmejor10

Por qué tengo caspa y cómo librarme de ella para siempre

La caspa es uno de los problemas más comunes que afectan al cuero cabelludo tanto de hombres como de mujeres. Si bien no se trata de una dolencia grave ni contagiosa, la misma es molesta y causa vergüenza y ansiedad a quien la padece.

Sus síntomas son similares a los de la dermatitis seborreica e incluyen escamas, picazón, enrojecimiento y restos pequeños de piel seca de color blanco o amarillento en el cabello, las cejas y los hombros.

Estos signos son más frecuentes en las estaciones frías del año y aumentan cuando el paciente está estresado. Por el contrario, en general mejoran durante el verano.

Persona que piensa por qué la caspa no se me quita

En este artículo voy a explicarte cuáles son sus principales causas, quiénes tienen más riesgo de padecerla, los tipos que hay y cómo tratarla para conseguir un pelo libre de caspa.

Factores que generan la caspa

A menudo los que padecen esta afección se preguntan: ¿por qué tengo tanta caspa? ¿por qué la caspa no se me quita? Y lo cierto es que hasta el momento se desconoce la causa exacta que la provoca.

Sin embargo los especialistas creen que es generada por una combinación de factores, entre los que se encuentran:

  • La producción excesiva de grasa por parte de las glándulas sebáceas.
  • La piel seca.
  • Los cambios hormonales.
  • Un hongo de levadura conocido como Malassezia que se encuentra en la piel y se alimenta de los aceites del cuero cabelludo.
  • Una dermatitis generada por la sensibilidad a los productos para el cuidado del pelo.
  • La psoriasis, el eccema y otros problemas en la piel. 

Sin bien cualquier persona de cualquier edad puede padecerla, la caspa es más común:

  • A partir de la adolescencia, cuando las concentraciones hormonales son mayores y se genera más grasa.
  • En hombres que en mujeres.
  • En personas que sufren de estrés, tienen la piel grasosa, consumen mucho alcohol o viven en climas extremos.
  • En pacientes con afecciones neurológicas como la enfermedad de Parkinson o con problemas en el sistema inmune como los que tienen VIH.

Tipos de caspa

Existen 3 grandes tipos de caspa: la seca, la grasa y la generada por la psoriasis.

¿que tipo de caspa tengo?

La caspa seca

También conocida como pitiriasis simple, es la clase más habitual de esta afección. A la vista se presenta como escamas o copos blancos, finos y pequeños que se desprenden de forma sencilla del cuero cabelludo y caen sobre los hombros.

Al generar sequedad su aparición deja el pelo áspero y sin brillo.

La caspa grasa

A este tipo también se lo llama pitiriasis esteatoide o caspa seborreica y, a diferencia del anterior, las escamas son amarillentas y de un mayor tamaño, y están cubiertas de una textura oleosa que hace que se adhieran al cuero cabelludo y al pelo y sean más difíciles de sacar.

Su surgimiento es más común en la zona frontal de la cabeza y en la nuca, donde se produce más grasa, y suele provocar picor e inflamación. En ocasiones incluso genera la pérdida temporal del cabello, para lo cual te recomiendo un champú anti caída como los de esta comparativa

Caspa por psoriasis

En este caso la caspa aparece como consecuencia de esta enfermedad inflamatoria crónica de la piel, que provoca manchas rojas con escamas en el cuero cabelludo, las rodillas, los codos, las uñas y otras partes del cuerpo.

Los copos son plateados y rojizos y generan irritación


¿Cómo evitar la caspa en el cabello?

Si sufres esta afección sigue los siguientes pasos:

1) Utiliza un champú suave

En casos leves, comienza el tratamiento contra la caspa lavándote el pelo todos los días con un champú suave que ayude a reducir la grasa y la acumulación de células muertas en el cuero cabelludo.

Champú suave

2) Suma un champú para la caspa

Si el problema persiste, compra un champú específico para la caspa de venta libre y utilízalo 3 veces por semana. Estos productos contienen ingredientes como:

  • Piritiona cíncica: un agente antimicótico y antibacteriano.
  • Ácido salicílico: un exfolianteque ayuda a eliminar las escamas.
  • Alquitrán de hulla: que reduce la velocidad de descamación del cuero cabelludo. Si tienes el cabello claro, úsalo con precaución ya que esta sustancia puede decolorarlo o volverlo más sensible a la luz solar.
  • Fluocinolona: un corticoide que actúa contra el prurito, la irritación y la descamación.
  • Sulfuro de selenio: otro agente antimicótico. 
  • Ketoconazol: un anti fúngicoque aniquila los hongos que generan la caspa.

El tiempo que hay que dejar actuar al champú depende de cada producto, así que utilízalos según las instrucciones específicas de cada uno. Si la caspa desaparece, reduce su uso de forma gradual.

Mujer lavándose el pelo

Por el contrario, si tras un mes no notas mejoras, prueba con otro que tenga un ingrediente diferente. Para más datos visita esta comparativa que incluye un análisis a fondo de los 10 champús anticaspa que funcionan de verdad.

3) Agrega un champú medicinal

En casos graves un dermatólogo te recetará un champú medicinal que tenga dosis más altas de los ingredientes ya mencionados o una loción con esteroides.

Además hay otros agentes más potentes y agresivos como ciclopirox, sulfacetamida de sodio, tacrolimus o pimecrolimus que se utilizan contra la caspa.  

Loción para el pelo

Por otro lado, la fototerapia, un tratamiento con luz ultravioleta de baja intensidad, también es muy efectivo para mejorar sus síntomas gracias a su acción antiinflamatoria.


Consejos para personas con caspa

Si no paras de preguntarte ¿por qué tengo caspa? cada vez que te peinas, sigue estas recomendaciones para eliminar la caspa definitivamente:

1) Controla el estrés

El estrés, además de aumentar la caspa puede causar ansiedad, dolor de cabeza, cansancio, malestar, insomnio y depresión. Por eso es de vital importancia aprender a controlarlo.

Para ello realiza activad física con frecuencia, dedica más tiempo a tus hobbies, comparte momentos agradables con familiares y amigos, y practica técnicas de relajación como el yoga o la meditación.

Mujer haciendo yoga

2) Sigue una dieta adecuada

De acuerdo con Mayo Clinic, una dieta rica en vitamina B y zinc ayuda a prevenir la caspa.

Estas sustancias se obtienen de las carnes rojas, la yema de huevo, las algas, las nueces, la levadura, el chocolate negro, las semillas de calabaza, las espinacas, el cordero, las ostras, las sardinas, las setas, los aguacates, los champiñones y los granos enteros, entre otros alimentos.

También se recomienda el consumo de ácidos grasos Omega 3 y de probióticos, que ayudan a reducir la inflamación y mejoran la función del sistema inmune.

Dieta saludable

3) Cuida tu cabello

Para prevenir la caspa utiliza productos adecuados y sigue una rutina de cuidados específica para tu tipo de pelo.

  • Si tienes un cabello graso, lávalo todos los días y masajea el cuero cabelludo con suavidad para aflojar las escamas.
  • En cambio si es seco, con que lo hagas 2 o 3 veces por semana será suficiente. En este caso suma acondicionadores hidratantes o realiza un tratamiento de keratina como los de esta guía.
  • Evita los productos para peinar, ya que pueden acumularse en el pelo y volverlo más grasoso.
  • Si sufres de reacciones alérgicas en el cuero cabelludo, prueba un champú sin sulfatos.
  • Si utilizas un champú en seco como los de esta comparativa, elije uno con ingredientes naturales y evita los caseros ya que de lo contrario su uso puede agravar la caspa.
Cuidados para el pelo

Espero que esta información te haya sido útil. Por último, te recomiendo este artículo donde encontrarás más consejos para un cuidado básico del cabello.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy