Cada vez son más los corredores, ciclistas y usuarios en general que optan por auriculares craneales con diseño open-ear, en lugar de los modelos tradicionales.

Estos audífonos que no van en los oídos funcionan por conducción ósea y emiten vibraciones que viajan a través de los huesos de la cabeza, sin pasar por los tímpanos.

Se trata de una alternativa que ofrece muchas ventajas y puede ser utilizada tanto por personas sanas como por aquellas que sufren algún tipo de dificultad para percibir los sonidos.

Pero, ¿qué es la audición ósea y cómo funciona esta tecnología?

En este artículo voy a responder a estas preguntas y explicarte cuáles son los pros y contras de los auriculares por vibraciones en los huesos y quiénes deberían comprarlos.

¿Qué es la conducción ósea del oído y cómo funcionan estos auriculares?

De acuerdo con MedlinePlus, el servicio informativo elaborado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la audición se produce cuando las ondas sonoras estimulan los nervios de la cóclea, una parte del oído interno que los transforma en mensajes y los envía al cerebro.

Estas ondas pueden viajar a través del canal auditivo externo, lo que se conoce como conducción aérea, o pasar por los huesos del cráneo y la mandíbula, la denominada conducción ósea.

cómo funcionan los auriculares de conducción ósea

Los auriculares intracraneales están diseñados para emplear esta capacidad natural del cuerpo. Para ello cuentan con un procesador que convierte el sonido en vibraciones, las cuales se transmiten por esta vía de forma directa a la cóclea.

Al no necesitar pasar por el tímpano son auriculares que no van en la oreja, sino que descansan sobre la parte posterior de los pómulos, lo que para la mayoría de los usuarios es más cómodo.

Casi todos los modelos son inalámbricos, ofrecen entre 5 y 8 horas de autonomía y se cargan a través de un cable USB.


Beneficios del uso de auriculares de conducción ósea

Muchas personas se preguntan si es recomendable llevar los auriculares por fuera del oído. Y la respuesta es que sí, en especial en el caso de los runners o ciclistas, ya que de esta manera pueden entrenar con música sin dejar de percibir los sonidos del entorno, lo que los hace más seguros.  

Otra de las dudas habituales es si los auriculares de transmisión ósea cuidan o dañan los oídos. Al no colocarse dentro de la oreja hay menos posibilidades de que generen una lesión en los tímpanos, incluso cuando se utilizan a un volumen elevado. A su vez, esto también hace que sean más higiénicos que los auriculares intraurales y ayuda a disminuir las infecciones y los tapones de cera.

El hecho de que no dependan del canal externo del oído también facilita el empleo en pacientes con discapacidades auditivas.

Además estos modelos se destacan por su fácil emparejamiento con el teléfono móvil y buen nivel de impermeabilidad, que los protege del sudor y las lluvias. Algunos incluso son aptos para actividades acuáticas.

Dentro de sus beneficios también podemos nombrar que tienen un diseño ergonómico y son auriculares que no se caen, en contrapartida de los tradicionales que con el movimiento suelen salirse de su lugar.

Mujer con auriculares de conducción ósea

Ahora, ¿cuáles son las desventajas de los auriculares por conducción ósea?

La principal es que vibran mucho cuando se colocan a un volumen elevado, lo que puede ser un poco incómodo hasta que te acostumbras. Debido a ello en algunas personas su uso frecuente genera dolor de cabeza, vértigo y mareos.

Por otro lado, estos aparatos tienen un coste mayor y una calidad de sonido inferior. Por eso algunos usuarios señalan que son auriculares que se escuchan como debajo del agua. Sin embargo en el último tiempo su fidelidad ha mejorado mucho.


¿Para quiénes son convenientes los auriculares por conducción ósea?

En función de sus características, estos auriculares que no van en los oídos son ideales para:

  • Corredores, ciclistas, senderistas, nadadores y deportistas que se ejercitan al aire libre y precisan estar atentos al ruido exterior para evitar posibles accidentes.
  • Pacientes con otitis frecuentes, hipoacusia de conducción, dificultades genéticas y otros problemas auditivos.
  • Usuarios que sienten dolor en los oídos con el auricular puesto o tienen la piel sensible al roce en esta zona del cuerpo.
  • Conductores y motociclistas que además utilizan intercomunicadores para moto.  
  • Padres con hijos pequeños que quieren escuchar sus podcast favoritos mientras estos duermen sin molestarlos y a la vez oír si se despiertan de improviso o lloran.
  • Personas que utilizan audífonos.
  • Trabajadores que usan auriculares y también necesitan estar pendientes de sus colegas y lo que se dice a su alrededor.
  • Dueños de mascotas que quieren pasear en la calle con música sin perder de vista el entorno.
Mujer paseando perro

En definitiva, ¿vale la pena comprar unos auriculares de conducción ósea?

Yo creo que son una opción muy conveniente para el público mencionado, ya que ofrecen una mayor seguridad durante el uso y, a las personas con pérdida auditiva, les mejora la calidad de vida.

Ahora que ya sabes cómo funcionan los auriculares de conducción ósea y te interesa adquirir uno, visita esta comparativa que ofrece un análisis a fondo de los 6 modelos más destacados a la venta en Amazon.

Para más datos te aconsejo leer también este artículo sobre cómo elegir los mejores auriculares de conducción ósea, que incluye los factores de compra más importantes a tener en cuenta antes de decidirte por uno.

Para el resto de los usuarios puede que la adquisición de estos audífonos por huesos no tenga mucho sentido. En el caso de que busques mayores prestaciones, son más recomendables los auriculares manos libres con Bluetooth o casos gaming inalámbricos como los que aparecen en estas guías.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy