Estar mucho tiempo delante de una pantalla trae graves consecuencias si no tomas precauciones. Sigue estos consejos para cuidar tu vista.

Los científicos se han cansado de advertirnos que la exposición constante al brillo de las pantallas afecta de manera negativa nuestra vista, pero como los síntomas no se presentan de un día para otro da la sensación de que se trata de un mito, y rara vez les prestamos atención.

mujer-delante-de-una-pantalla

Pero en definitiva no es un mito, las pantallas pueden causar desde problemas sencillos como la fatiga ocular hasta deficiencias graves de la vista como miopía (problemas de refracción), ametropía (disminución de la agudeza ocular), astinopia (molestia ocular), entre otras, ocasionadas por el uso excesivo -o por el mal uso– de las pantallas frente a las que trabajamos y estudiamos.

Es hora de dejar de subestimar esta situación cotidiana y combatirla, así que aquí te dejo los mejores 5 consejos para cuidar tu vista delante del monitor.

Ubica tu computadora en un ambiente con luz natural

Las pantallas de móviles y de monitores modernos están diseñadas para no reflejar la luz solar, pero la luz artificial sigue causando problemas.

El reflejo creado por la luz artificial al rebotar sobre la superficie del monitor es uno de los motivos por los que la vista se cansa tan rápido.

Siempre que tengas posibilidad de ubicarte junto a una ventana, hazlo, ya que la luz solar es menos agresiva al mezclarla con pantallas.

chico-trabajando-al-lado-de-una-ventana-con-luz-natural

Regula la distancia entre tu cara y el monitor

Las ondas de luz y de color que surgen del monitor son las principales causantes de los daños a la vista, pero a cierta distancia son inofensivas.

La distancia recomendada por todos los médicos y científicos entre tu rostro y el de tu monitor ha de ser mínimo entre 60 y 70 cm, pero si logras colocar tu monitor aún más lejos sin que eso te impida leer con facilidad, entonces mucho mejor.

regular-la-distancia-a-la-pantalla-como-consejos-para-cuidar-tu-vista

También es necesario que el monitor se encuentre inclinado un poco hacia arriba y que tú lo observes desde arriba en un ángulo de aproximadamente 20° o 30°, ya que esto permite que el párpado se mantenga cubriendo mayor parte del ojo durante la exposición constante al monitor.

Para lograr con más eficiencia esta posición elevada lo recomendable es adquirir una silla ergonómica ajustable, como los modelos que mencioné en este artículo.

También puedes optar por uno de estos modelos de soportes ajustables para el monitor.

Configura el brillo y el contraste a una posición humilde

Poner el monitor con todo el brillo y alto contraste es bastante satisfactorio, porque lo que sea que aparezca en la pantalla se ve increíble incluso desde la habitación de enfrente: pero dejemos esta pasión por la “High Quality” para cuando toque usar el ordenador para ver Netflix.

Si estás en momento de trabajar o estudiar, las configuraciones de brillo y contraste de tu monitor deben ser humildes. Sólo garantiza que se vean bien los textos y las imágenes con las que estás trabajando, pues más allá de eso es un desperdicio.

No importa que tengas que configurar el monitor varias veces al día.

configuración-optima-del-brillo-y-contraste-del-monitor

Eso te salvará de graves problemas de la vista asociados con el exceso de brillo y con la exposición a colores con longitud de onda dañinos para el ojo humano, como está explicado en este artículo por los expertos en monitores de la marca Benq: “Ciertos colores en el espectro, como la luz azul, son más dañinos para los ojos porque tienen longitudes de onda más cortas y radiaciones más energéticas”. Así que no subestimes la importancia de calibrar esos colores.

Ajusta el tamaño de la letra a tus necesidades

En todos los documentos, ventanas y páginas web que estés utilizando asegúrate de hacer “zoom in” si te da la sensación de que la letra es muy pequeña.

fuentes-del-ordenador-muy-pequeñas

Forzar la vista para leer letras pequeñas es casi tan perjudicial como leer en penumbra, así que te podrás imaginar la importancia de tomar en cuenta este aspecto.

Casi todos los navegadores incluyen una barrita de configuración para el tamaño en que se muestra su contenido, y así mismo los programas de procesamiento de texto más utilizados como Microsoft Word y Adobe Acrobat. Yo suelo utilizarlos en un 120% en casi todos los casos.

Tomar descansos regulares lejos de la pantalla.

Dejar de mirar la pantalla del monitor para pasar a ver la pantalla del móvil NO es descansar. La vista necesita descansos regulares cada hora de trabajo como mínimo, y esos descansos deben ser de al menos 5 minutos y no deben consistir en el uso de ningún tipo de pantalla.

ojos-cansados-de-mirar-a-la-pantalla

No es nada personal hacia las pantallas. En realidad tampoco sirve leer un libro. Para descansar la vista de manera eficaz por 5 minutos sólo hay 2 buenas opciones:

  • Toma un breve paseo al aire libre y observar el panorama, intentando parpadear seguido para humectar tus globos oculares y reducir el picor y la hinchazón.
  • Medita o ponte audífonos y cierra los ojos mientras le prestas profunda atención a la música o a tus pensamientos.
chica-con-los-ojos-cerrados-y-escuchando-musica

Cualquiera de los 2 métodos sirven tanto para descansar la vista como para recuperar la concentración y la creatividad necesaria para retomar el trabajo.

Una buena opción para cuidar de ellos es usar gafas que bloquean la luz azul.

Sigue estos 5 consejos y cuida mucho tu vista, recuerda que no es una herramienta sustituíble como un cuaderno o una plumilla, y la vas a necesitar toda tu vida!

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy