Hay 2 momentos clave cuando comienza la alimentación complementaria de los bebés: cuando empiezan a comer sólidos con tu ayuda y cuando empiezan a comer sin tu ayuda.

Ambos momentos requieren consideraciones especiales y en este artículo voy a mostrarte qué debes tener para tu bebé para cuando comience a comer.

¿Qué necesita tu bebé para empezar a comer purés y sólidos con ayuda?

Esto es lo que necesita tu bebé para que puedas comenzar a darle purés y sólidos.

1) Tener la edad adecuada

Lo primero que necesita tu bebé para comenzar con los purés y los sólidos es tener 6 meses de edad. Antes de esto, solo debes alimentarlo con leche materna o fórmula.

Es importante la edad porque las funciones neurológicas, renales y gastrointestinales de un bebé se encuentran maduras a partir de los 6 meses y no antes.

mujer alimentando a un bebé sentado en una trona

Además el estómago del bebé ya contará con enzimas digestivas las cuales descomponen los alimentos y garantizan la correcta absorción de sus nutrientes.

Así que tu niño, a partir del 6to mes, será capaz de metabolizar los nutrientes de aquellos alimentos no lácteos y sus riñones serán capaces de filtrar y eliminar los desechos de su organismo.

2) Estar preparado fisiológicamente

Si bien el bebé debería estar preparado para empezar a comer papillas y sólidos a partir de los 6 meses, cada bebé tiene su ritmo y debes estar atento a las siguientes señales:

  • Tu bebé mantiene su espalda erguida y sin ayuda.
  • Controla su cabeza y su cuello.
  • Es capaz de mantenerse sentado sin problema en cualquier silla alta.
  • Al introducir los alimentos en su boca, el peque no los empuja hacia afuera con su lengua. Este es el reflejo de extrusión y desaparece entre los 5 y los 6 meses cuando el bebé está listo para comer sólidos.

La desaparición del reflejo de extrusión es determinante porque esto significa que el peque ya puede tragar trocitos de alimentos sólidos sin atragantarse.

En este artículo alimentación complementaria en niños sanos de 6 a 24 meses podrás ver con mayor detalle los signos fisiológicos que te indican que tu bebé puede comer sólidos. 

3) Querer comer

Sé que puede parecer obvio pero es necesario que tu peque quiera comer para que puedas alimentarlo.

Aclaro esto porque es común acercarle la cucharilla a la boca y, cuando este la rechaza, insistir, entretenerlo con algo o hacerle el juego del avioncito para lograr que coma.

Si no quiere comer o come solo un poco, no debes insistir más ya que debes confiar en la capacidad de auto regulación de su cuerpo. Si no quiere comer es porque su organismo no lo requiere en ese momento.

hombre alimentando a bebé sentado en una trona

¿Te has fijado que cuando el bebé no quiere más leche succiona con desgano o menos fuerza o aparta la cara del pecho? Pues así también sucede con la comida.

Ahora bien, si ves que tu peque no muestra hambre y, además de rechazar los sólidos y las papillas también rechaza la leche, entonces debes consultar al pediatra.

Pero ¿Cómo sabes si quiere comer? Bueno, uno de los indicadores más claros es que tu bebé mirará con insistencia tu plato cuando comes frente a él e incluso puede salivar.

Otro gesto indicador es cuando tu bebé estira su brazo como queriendo alcanzar tu comida o al abrir la boca cuando le acercas el cubierto.

Si, por el contrario, voltea la cara, aprieta los labios o recibe la comida pero de inmediato la deja salir de su boca entonces el peque no quiere comer.

4) Alimentos blandos

Los alimentos sólidos que le des a tu peque deben poder masticarse con las encías y aplastarse con la lengua para que los pueda comer.

bebé comiendo trocitos de alimentos blandos

Estos deben ser blanditos pues, a partir de los 6 meses, comenzará el proceso de dentición de tu peque y tendrá sus encías lastimadas e inflamadas.

Además ten en cuenta que posiblemente no quiera comer porque le moleste masticar durante ese proceso. Así que deberás tenerle paciencia y darle más que todo purés y papillas.

Aparte es necesario que, aquellos alimentos grumosos como pollo, carnes, vegetales, frutas, etc. aplastados previamente con un tenedor o procesados con un Babycook se los des a tu bebé antes de su primer año para evitar que desarrolle más adelante problemas de deglución.


¿Qué necesita el bebé que empieza a comer solo?

Tu bebé ya pasó la etapa de comer con tu ayuda pero llegó el momento en que ha empezado a interesarse en comer solo.

Así que mi primera recomendación es que le des libertad de hacerlo. Además los primeros días serán desastrosos porque ensuciarán todo: te hará falta mucha paciencia y un buen babero! En esta comparativa puedes ver mi selección de baberos de bebé para cada etapa además de baberos de silicona para bebé que están tan de moda ahora.

bebé comiendo

Ahora bien, para que tu bebé coma por sí solo sin problema necesita algunas cosas y cumplir con algunos de estos parámetros.

1) Tener la edad correcta

A partir de los 12 meses tu bebé tendrá la intención de comer por si solo tomando los alimentos con sus propias manos. Así que no esperes que lo haga antes de esta edad aunque algunos bebés ya lo pueden hacer.

Aunque, si tu peque a esa edad todavía no lo hace, no debes preocuparte pues cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente.

Puedes estimularlo poniéndole pedacitos de alimentos en sus manos y ver si se interesa en llevárselos a la boca. Pero, si no lo hace, no intentes forzarlo, lo hará cuando esté preparado.

2) Señales fisiológicas

Hay rasgos físicos que te indican que el bebé ya está preparado para comer sin tu ayuda. Estas son algunas de las más importantes:

bebé comiendo pollo con sus manos
  • Tienen desarrollada la coordinación mano-ojo-boca. Es decir, miran el alimento que quieren comer, estiran la mano para agarrarlo y lo llevan a su boca sin mayor problema.
  • Tiene interés en agarrar los alimentos aunque no los coma. Los toma en sus manos, los amasa, los huele y juega con estos.
  • Si se le caen los alimentos, tiene capacidad de recogerlos de su mesita y puede pasárselos de una mano a otra.
  • Hará el intento de sostener una taza aunque lo más seguro es que se le caiga.
  • Podrá sostener con firmeza los alimentos. De hecho, puede que te cueste abrirle su manita para quitarle la comida que ha agarrado.

3) Un espacio tranquilo

Los bebés están descubriendo el mundo y se distraen con cualquier cosa a su alrededor.

Por ello, si tu bebé va a comer por sí solo, debes ubicarlo en un espacio sin estímulos ni distractores que desvíen su atención de la comida.

El espacio debe tener una buena iluminación, un clima adecuado y un nivel de ruido leve.

Además debe sentirse cómodo por lo que es vital que tenga su espacio propio para comer con sus platos, vasos y cubiertos.

bebé siendo alimentado

Por ello, te recomiendo que le compres una buena y adecuada trona para bebés porque estas mantienen la espalda de los bebés en una postura adecuada para que puedan comer sin riesgo de atragantarse y se volverá un espacio familiar para el bebé y esto lo hará sentirse seguro.

En cuanto a los utensilios que va a utilizar, estos son los que te recomiendo según mi experiencia:

Platos y cuencos para bebé

Sin duda, debes hacerte con platos de material resistente e irrompible porque seguramente los intente coger y tirar al suelo. Lo mejor es que sean con ventosa para que el bebé no los pueda levantar ni mover, aunque no es fácil encontrar unos cuencos o platos cuya ventosa no se despegue al 100%.

Este lote de 3 cuencos Badabulle Funcolors está muy bien porque, además del precio, incluye una ventosa que más o menos se adapta bien a las superficies. Los colores son llamativos y lo mejor es que cada cuenco tiene su tapa para poder guardar las sobras para otra comida de manera cómoda y rápida.

Badabulle Funcolors Bowls Lote de 3 cuencos

Si prefieres algo más elegante y bonito, este otro cuenco de bambú para bebé de Koko kids es de mis preferidos, también con ventosa para que no se mueva del sitio y con forma de cabeza de ovejita.

Koko Kids® Cuenco de bambú de cordero

Y si buscas algo de silicona, te recomiendo este modelo de ezpz, con una base que se adhiere muy bien a cualquier superficie. Además, los tienes en diferentes colores para elegir el que más te guste.

ezpz Tiny Bowl

Para empezar te recomendaría hacerte con un cuenco, ya que te va a valer tanto para sólidos como para purés, triturados y papillas.

Cuando el bebé ya tenga más experiencia en comer, entonces hazte con un plato. Tanto si está dividido en secciones como si no, te recomiendo también los de la marca ezpz, de silicona y con una base amplia adherente bastante funcional como este ezpz Happy Mat.

ezpz Happy Mat

Por último, si prefieres un set completo de cuenco y plato, este set vajilla de BABBU KIDS de silicona es una buena opción. Además viene con su cucharita a juego.

BABBU KIDS Set vajilla de Silicona bebés

Cucharas y vasos para bebé

Si miras en Amazon verás infinitos tipos y marcas de vasos así como cucharas de bebé. ¿Cuál es el mejor? Puedes acabar con varios o muchos productos en tu casa antes de dar con el que más te satisface para tu bebé.

Iré al grano y las opiniones también me dan la razón: en cucharas nada mejor que las precucharas de aprendizaje NumNum. Sobretodo al principio. El bebé cogerá esta cuchara sin problema y la morderá, la chupará, con todo lo que venga con ella.

NumNum PreCucharas de Aprendizaje para Bebés

Espero que el proceso de enseñar a comer a tu bebé sea algo que te conecte más a él y que disfrutes esta época mágica en la crianza de tu peque.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy