Si eres de los que acumulan una gran cantidad de ropa para plancharla toda de una vez, entonces necesitas planchar con un centro de planchado.

Es un aparato que te ayudará a obtener Si eres de los que acumulan una gran cantidad de ropa para plancharla toda de una vez, entonces necesitas planchar con un centro de planchadode planchado y en menos tiempo.

¿No sabes cómo usar un centro de planchado? Entonces estás de suerte, porque en este post te explicaré con lujo de detalles, cómo planchar en uno de estos aparatos. 

1. Preparación

Antes de poner manos a la obra con el planchado de tu ropa tienes que preparar el área de trabajo: abrir la tabla de planchar, tener la ropa a la mano y colocarte en un sitio cercano a un tomacorriente.

preparación-para-planchar-con-un-centro-de-planchado

Con respecto al centro de planchado, el paso previo que debes hacer antes de comenzar es llenar el depósito con agua, de preferencia destilada,  para que pueda producir el vapor.

2. Elige la temperatura y la cantidad de vapor

Al encender el centro de planchado debes elegir la temperatura con la cual trabajarás.

temperatura-y-vapor-en-centro-de-planchado

Esta se escoge en base a la ropa que vayas a planchar: si son telas delicadas (seda, nylon, lana) usa una temperatura baja, mientras que si es una tela fuerte y resistente (jean, algodón pesado) puedes usar una alta.

En cuanto al nivel de vapor, debes elegirlo teniendo en cuenta la temperatura escogida: mientras más alta sea la temperatura más vapor podrás generar.

Por el contrario, si la temperatura es baja y programas un nivel de vapor alto solo mojarás el tejido, cosa que no se desea. 

3. Comienza a planchar

Una vez preparado el centro de planchado para su uso, puedes comenzar a planchar.

comenzar-a-planchar-en-centro-de-planchado

Coloca la prenda sobre la tabla de planchar y pasa la placa metálica sobre la tela, como lo harías con una plancha normal.

Por ejemplo, si vas a planchar una camisa comienza por el cuello de la misma para después pasar a los hombros, puños, parte trasera y delantera, aplicando vapor en cada pasada para eliminar con mayor facilidad las arrugas.

Si vas a planchar una prenda de tela delicada, te recomiendo no plancharla de manera directa sobre la tabla sino hacerlo en vertical.  

Coloca la prenda en una percha y cuélgala en un perchero o puerta, regula el centro de planchado para que genere vapor continuo y pasa la placa por la tela. De esta manera, alisarás las arrugas sin temor a que la tela se dañe.   

4. Al terminar de planchar

Cuando termines con el planchado de tu ropa, apaga el aparato y desenchufarlo de la corriente.

terminar-de-planchar-en-centro-de-planchado

También vacía el depósito de agua y limpia el centro de planchado con regularidad, aumentando su vida útil.

Como puedes ver, planchar con centro de planchado es muy sencillo, así que atrévete a usarlo y reducir el tiempo y esfuerzo que empleas al planchar.


Si aún no tienes un centro de planchado, te invito a que descubras los mejores centros profesionales para planchar: sabrás cómo elegir el más adecuado para ti.

Si tu caso es que ya tienes un centro de planchado pero te falta una buena mesa de planchar, también debes visitar nuestra otra guía comparativa con las mejores tablas de planchar.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy