Los irrigadores dentales son capaces de arrasar con los restos de comida, placa bacteriana, sarro, y cualquier residuo que haya en tu dentadura.

Y lo mejor es que lo hacen solo con un potente chorro de agua. No necesitas colutorios, químicos, ni nada que pueda sensibilizar tu boca y agravar cualquier condición que tengas.

¡Pero usarlos tiene su técnica! El agua sale a presión y se dirige a tus dientes y a la base de tus encías y el impacto puede causarte molestias o no limpiar bien si lo usas de forma incorrecta.

Así que voy a dejarte unas sugerencias para que te hagas la limpieza interdental con agua de forma correcta y aproveches todos los beneficios de tu irrigador.

Pasos para usar el irrigador dental

Antes de usar este limpiador de dientes con agua debes haberte lavado los dientes con tu cepillo de siempre.

El irrigador no sustituye la limpieza con el cepillo porque es el cepillado quien retira la placa de las grandes superficies. El irrigador se encarga más bien de las zonas que no ha podido alcanzar el cepillo.

El proceso es el siguiente:

Paso 1: Preparar el irrigador bucal

Llena el depósito del irrigador con agua o con enjuague bucal. Si tus encías tienden a sangrar o tienes sensibilidad dental, debes llenar el depósito con agua templada.

Paso 2: Configurarlo según tus necesidades

Selecciona el nivel de potencia. Si vas a usar el irrigador dental con ortodoncia, debes elegir un nivel alto de potencia (pero nunca el nivel máximo) porque la retirada de la placa de los aparatos requiere más presión. Y si tienes sensibilidad o sangrado de encías, selecciona el nivel más bajo de presión.

Paso 3: Movimientos con el irrigador

Ubica la boquilla del irrigador en el interior de tu boca, justo en la zona donde quieres comenzar a limpiar. El ángulo debe ser de 90º de acuerdo a la encía, esto evitará que el chorro de agua se dirija hacia tu garganta.

Presiona el botón para activar el chorro de agua y desplázalo por toda la zona a limpiar. Lo ideal es que comiences desde los molares.

como usar el irrigador dental

Desde la primera limpieza sentirás tu boca más limpia y, aunque al inicio puede causarte cosquillas, verás que en poco tiempo te acostumbrarás a la sensación.


Quiénes no deben usar el irrigador dental y en qué casos es imprescindible

Su uso no está contraindicado en ningún caso. Puedes tener gingivitis, periodontitis, encías sensibles y aun así beneficiarte del irrigador; en estos casos,  solo debes tener la precaución de programarlo en un nivel de presión mínimo y listo.

De hecho, tanto adultos como niños pueden usarlo. Claro, los peques deben usarlo siempre con supervisión y se les debe procurar un modelo pequeño para que puedan sostenerlo y manipularlo sin problema.

mujer y niña lavándose las manos en el lavabo

En esta comparativa de los mejores irrigadores dentales del mercado puedes ver algunos modelos mini, que son para llevar de viaje pero que también sirven para el uso infantil.

Así que es bueno usar irrigador el dental siempre que quieras mejorar tu salud bucal en todos los sentidos. Y hay unos casos en los que los odontólogos consideran indispensable este cepillo de agua a presión.

Por ejemplo, en personas con ortodoncia pues alrededor de los brackets se forma una espesa capa de placa dental, difícil de retirar con otros elementos. Esto puede generar caries en la superficie de los dientes que permanecen ocultas hasta que se retiran los brackets.

En quienes tienen implantes dentales pues conserva mejor el implante y ayuda a reducir la inflamación y el dolor. Esto se debe a que evita que la placa se acumule en las encías próximas al implante y con ello evita la inflamación del tejido.

Y también es ideal para la dentadura de las personas diabéticas. De hecho, el irrigador es la alternativa al hilo dental pues este último suele irritar las encías y ocasionar úlceras y llagas en quienes tienen diabetes.


Errores en el uso del irrigador bucal

Hay algunos errores frecuentes que todos hemos cometido al usar el irrigador por primera vez, por ejemplo:

Dejar el depósito lleno de agua por muchos días

Si vas a usar el irrigador varias veces por semana puedes dejar su depósito lleno pero, si lo usarás esporádicamente, debes mantener vacío su contenedor para evitar que se acumulen bacterias en el agua.

Encenderlo antes de ubicar la boquilla

Si activas el chorro de agua antes de ubicar la boquilla en tus encías terminarás mojando todo alrededor. Primero ubica la boquilla en tu boca y después enciéndelo.

tecnologia microburbujas limpieza bucal

Usar el nivel máximo de presión para la ortodoncia

Más de uno ha botado algún bracket por irrigarse con exceso presión. La ortodoncia debes limpiarla en un nivel potente pero nunca al máximo de la capacidad del aparato.

Además te recomiendo ayudarte con un espejo para que dirijas el chorro directamente entre tus dientes y no encima de los brackets.

Usarlo más de 5 minutos

El tiempo máximo de irrigación va de 3 a 5 minutos como máximo. De hecho, la mayoría de irrigadores tiene apagado automático cuando alcanza este tiempo. De lo contrario, puedes causar heridas y lesiones en tus encías.


Preguntas frecuentes (FAQ)

Si te has quedado con alguna duda, no te preocupes, seguro encuentras la respuesta en la siguiente lista de preguntas frecuentes.

¿Cuáles son los beneficios de usar el irrigador dental?

Estos son algunos de los beneficios que puede proporcionarte un irrigador dental:

  • Tus dientes estarán libres de placa bacteriana y, por ello, serán menos propensos desarrollar caries. Y tus encías serán menos propensas a presentar gingivitis y enfermedad periodontal.
  • Se reducirá la cantidad de bacterias que haya en tu boca por lo que acabará con el mal aliento.
  • Disminuye las molestias y el sangrado en las encías ya que el chorro de agua proporciona una adecuada estimulación de estas.
  • Ayuda a la conservación de los implantes dentales al mantenerlos limpios, libres de bacterias, placa y sarro.
  • Limpia la ortodoncia desprendiendo cualquier residuo de comida presente y eliminando la placa dental que se acumula en los brackets y alrededor de estos.
  • Es un método seguro para limpiar los dientes y encías de personas con diabetes ya que, a diferencia del hilo dental, no suele causar heridas.

 ¿Con qué frecuencia puedo usar el irrigador dental al día?

La mayoría de odontólogos coinciden en que usar el irrigador una vez al día es suficiente para obtener sus beneficios. También recomiendan que sea en las noches, después del cepillado antes de dormir.

¿El irrigador se usa antes o después del cepillado?

Se usa siempre después del cepillado para retirar aquellos residuos que el cepillo no pudo alcanzar.

¿Se puede utilizar el irrigador con enjuague bucal?

Sí, puedes usarlo con enjuague bucal o con una mezcla de enjuague bucal con agua.

¿Es recomendable usar el irrigador bucal con ortodoncia?

Sí, de hecho es la opción ideal para la limpieza de los brackets porque limpia más y mejor los residuos de comida y la placa bacteriana.

¿Hay que limpiar el irrigador dental?

Sí, es conveniente que una vez por semana desmontes su depósito y lo laves con agua tibia y jabón suave. También puedes usar agua mezclada con vinagre.

Además debes limpiar la boquilla. Para ello, retírala del irrigador y ponla a remojar en una mezcla de vinagre blanco y agua por espacio de 10 minutos. Después enjuágala con agua tibia y sécala con un trapo sin pelusas.

Y, para evitar que la cal forme sedimentos y obstruya la boquilla, debes llenar su depósito con una mezcla de agua y vinagre. Después pon en marcha el irrigador en el lavabo para que toda el agua salga por la boquilla y limpie los tubos.

Cuando el depósito se haya vaciado, vuelve a llenarlo con agua limpia y pon en marcha de nuevo el irrigador para eliminar los restos de vinagre.


Si crees que es hora de comprar un irrigador dental, te recomiendo que antes te pases por este artículo sobre cómo elegir el mejor irrigador dental según tus necesidades, ya que allí te explico en las características más importantes en que debes fijarte para encontrar el mejor.

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy