Una de las áreas de la casa más difíciles de limpiar es la parte exterior de las ventanas. En especial cuando vives en un edificio alto y tienes modelos fijos o correderos.

Sin embargo que estos cristales estén sin suciedad es vital para garantizar la entrada de luz y mejorar la visibilidad. Esto no solo ayuda ahorrar energía, sino que también genera una mayor sensación de amplitud en el ambiente.

Hombre colgado limpiando ventana

En este artículo voy a darte algunos consejos para dejar tus ventanas relucientes tanto por dentro como por fuera.

¿Cómo limpiar el exterior de cada tipo de ventana?

Limpiar los cristales de ventanas oscilobatientes

Al abrirse hacia adentro estas ventanas permiten el acceso a la cara exterior desde la propia casa. Por ello su limpieza es muy sencilla y sin riesgos.

Para su fregado utiliza productos específicos para cristales, vinagre blanco o agua con amoníaco con uno de estos paños de microfibra. Si se trata de modelos de gran tamaño emplea una escalera o una rasqueta de goma telescópica para llegar a las partes más altas.

Mujer limpiando ventana

Además otra opción de higienización muy práctica son vaporetas de mano como las que puedes ver en esta guía de compra.

Limpiar los cristales de ventanas correderas

Estas ventanas tienen la ventaja de que ayudan a ahorrar espacio y no invaden la parte interior de la casa cuando se abren. Sin embargo su limpieza da más trabajo, ya que en muchos casos no es posible alcanzar la parte exterior de forma completa con la mano.

Una solución es desmontarlas y sacarlas de su carril, lo que supone un trabajo adicional que también tiene sus riesgos cuando son muy pesadas. Para hacerlo desencaja primero la parte de abajo y quítala con la ayuda de otra persona para evitar caídas.

Tras limpiarlas con los productos ya mencionados, coloca primero el carril superior y a continuación el inferior para volver a instalarlas.

Limpieza de ventana

Limpiar cristales de ventanas fijas

Estos modelos que no se abren se utilizan para permitir la entrada de luz en ambientes climatizados que no necesitan ventilación. Si no consigues alcanzarlas con una escalera o un fregador de mango telescópico de manera segura, lo mejor es utilizar robots que limpian las ventanas por ti.

Otra opción es contratar un servicio de limpieza profesional que trabaje en espacios elevados para evitar posibles accidentes.

Limpiador profesional de ventanas

¿Cómo limpiar los cristales de la ventana paso a paso?

Para limpiar una ventana sigue estos pasos:

  1. Espera el atardecer o un día nublado para hacer el trabajo. Cuando hay mucho sol o viento los productos de limpieza se secan con rapidez y dejan rayas.
  2. Si vas a realizar la limpieza desde el exterior, asegúrate de que la ventana esté bien cerrada para que no se formen charcos o entre agua a la casa.
  3. Comienza la tarea por los marcos. Utiliza una esponja o paño de microfibra para pasar el producto elegido y escúrrelo para que no chorree.
  4. Mueve la mano siempre en la misma dirección para evitar manchas y reflejos.
  5. Sigue por los cristales, de arriba hacia abajo, para que las gotas no salpiquen la parte que ya limpiaste.
  6. Retira el líquido con un secador de goma.
  7. Utiliza una rasuradora para raspar manchas arenosas y depósitos de minerales.
  8. Termina de secar con un paño de microfibra.
Hombre limpiando ventana

¿Cómo se usa un robot para la limpieza de las ventanas por fuera?

Como ya vimos, limpiar los cristales de las ventanas por fuera que no se abren o que están a gran altura puede ser un problema.

Para estos casos lo mejor es utilizar un robot limpiacristales, que además de realizar el trabajo de forma segura nos ayuda a ahorrar tiempo y nos evita el esfuerzo físico.

Estos equipos cuentan con una bomba de succión que les permite adherirse a los cristales sin caerse e incorporan rodillos y paños de microfibra para una limpieza más profunda.

¿Cuáles son las ventajas de usar un robot?

  • Trabajan de forma autónoma, tanto en vertical como en horizontal.
  • Cuentan con diferentes programas de limpieza y son aptos para todo tipo de superficies de vidrio, mármol o madera como mesas, puertas, techos y mamparas.
  • También sirven para paredes y azulejos y son una excelente opción para limpiar los cristales de los escaparates como bien explico en este artículo.
  • Protegen los materiales y optimizan el uso de los productos, lo que ayuda a ahorrar tiempo y dinero.
  • Utilizan una ruta de limpieza inteligente para mejores resultados.
  • Algunos modelos se controlan desde un mando a distancia o app móvil.
limpiar los cristales de las ventanas por fuera con robot limpiacristales

¿Qué pasos debo seguir para limpiar una ventana con un robot?

Para limpiar una ventana exterior con un robot limpiacristales sigue los siguientes pasos:

  1. Comprueba que el robot tiene batería suficiente si no funciona enchufado a la corriente eléctrica. En caso de que necesite enchufe, revisa que el cable sea lo suficientemente largo para abarcar la limpieza de toda tu ventana.
  2. Carga el tanque con el producto de limpieza adecuado, coloca la almohadilla de microfibra y sujeta el robot con su cordón de seguridad.
  3. Coloca el equipo frente al cristal y enciéndelo. Este activará su bomba de succión para pegarse a él. Antes de soltarlo asegúrate de que esté bien adherido a la superficie.
  4. Con tu mando a distancia o app móvil selecciona el programa de trabajo más adecuado. 
  5. El robot comenzará a limpiar de forma autónoma y se detendrá de manera automática cuando haya terminado.
  6. Retira el equipo de la ventana y apágalo.

Espero que este artículo te haya sido útil. Y si quieres saber cuál es el mejor aparato para limpiar cristales exteriores te recomiendo que no te pierdas esta comparativa de los 10 robot limpiacristales más valorados del 2022, que incluye recomendaciones de compra para que encuentres el modelo ideal según tu necesidad de uso. 

Escribe un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy